lunes 26 de febrero 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Coaching

Mi trabajo me cansó, pero tengo miedo a cambiar

Más de la mitad de los trabajadores en el mundo arrancaron con la idea de cambiar de trabajo en 2022, principalmente, para disponer de un mayor equilibrio entre su vida profesional y laboral (34%), un mejor salario (33%), y nuevas oportunidades laborales (25%). A mitad del año son menos del 19% los que lo han hecho, el principal motivo para no dar el salto fue: EL MIEDO.

Por Carlos Fernández

A los seres humanos nos gusta la estabilidad, lo familiar y conocido. Tomar una decisión que cambie nuestro estilo de vida y nos enfrente a lo novedoso, siempre nos genera estrés, angustia y nos hace sentir que debemos volver a ponernos a salvo. El trabajo que sabemos hacer bien, se convierte en nuestra zona de confort, por eso nos cuesta tanto decidirnos a cambiar de trabajo, generándonos miedo al cambio.

El deseo de arriesgar, de emprender algo nuevo, de buscar nuevos desafíos puede invadirnos durante muchas ocasiones de nuestra vida sino estamos a gusto con lo que hacemos, pero si no hay un motor que alimente ese impulso, poco a poco se va desvaneciendo y volvemos a la rutina sin darnos cuenta.

No todas las situaciones son iguales.

No es lo mismo cambiar un trabajo cuando tenemos otro, decidiéndolo nosotros de manera controlada, que dejar nuestro trabajo actual sin una alternativa y empezar a buscar otro empleo. Cada circunstancia es distinta y a la vez compleja, ya que lo más habitual es que tengamos que lidiar con emociones encontradas.

De repente aparecerán emociones positivas como la ilusión por iniciar algo nuevo y la esperanza de alcanzar logros profesionales satisfactorios. Pero, también pueden aparecer emociones negativas como el miedo a no dar la talla en el nuevo puesto, o pensar que no tenemos la edad adecuada para ese nuevo desafío.

Sea como sea, en primer lugar es indispensable comenzar a cambiar la percepción de las cosas que tenemos. Esto quiere decir que debemos entender que no hay nada en la vida que pueda durarnos para siempre. Todo tiene un principio, un desarrollo y un final. Los trabajos no son la excepción a esta regla.

Este proceso de cambio de percepción no resulta sencillo, debido a que nos enfrenta con una realidad que para nosotros es desagradable y preferimos evitarla a toda costa. Sin embargo, cuando logramos superar la barrera de la negación, las cosas se hacen más llevaderas y naturales. Comenzamos a ver nuevas posibilidades en la vida.

Lo ideal es mantener el foco en el presente, en el aquí y ahora. Para esto, es recomendable ocuparnos de los aspectos que podemos controlar.

En la vida existen cosas que se escapan a nuestro control. No hay quien esté por encima de esa realidad. Lo que debemos hacer es trabajar en los aspectos o situaciones que sí podemos controlar y aceptar aquellas cosas que no dependen de nosotros.

Si quieres atreverte a dar el paso, te sugerimos estas prácticas que pueden servirte de ayuda:

  • 1. RECONOCER QUE EL MIEDO ES NORMAL

Normaliza la situación, sentir un poco de “vértigo” o miedo antes de dar el paso es de lo más común. Como los nervios durante el primer día de trabajo. No dejes que eso te controle verbalízalo y hasta acéptalo, el miedo te hace estar vivo, pero que no se convierta en pánico, eso te bloquea.

  • PENSAR EN POSITIVO

Confía en la situación. Seguramente el nuevo puesto supondrá nuevos retos y aprendizajes, conocerás a gente nueva y a lo mejor un nuevo YO que desconocías aparecerá. No te centres en lo que dejas sino en lo que ganas.

  • CONFIAR EN TI

Puedes hacerlo y seguro que todo va a ir bien. Intenta auto-valorarte con tus pensamientos, a veces la charla motivacional se la tiene que dar uno mismo. Confía en todo lo que has conseguido en tu vida, y veras que esto será solo un paso más, desdramatiza la situación, seguro has pasado por situaciones mucho más angustiantes antes.

  • IMAGINAR EL PEOR DE LOS CASOS

Pregúntate qué es lo peor que podría pasar. Ponerte en el peor de los escenarios puede ayudar a relativizar la situación y a entender que no es el fin de nada y si en principio de muchas cosas.

  • TRABAJAR LA AUTOESTIMA

En ocasiones, las preocupaciones por la ejecución de las tareas de un trabajo son excesivas e irreales debido a la falta de seguridad en uno mismo o en una misma. En este caso, trabajar para tener un autoimagen, un autoconcepto y una autoestima más realistas y sanos puede ser muy beneficioso.

Consejos para afrontar el miedo a cambiar de trabajo

Para hacer la incorporación al nuevo puesto más llevadera, Elena Alameda recomienda aplicar en el día a día los siguientes consejos:

  • SER PACIENTE.

Darse tiempo para ir aprendiendo poco a poco es fundamental, sobre-exigirse es malo y generarse presión también. Estas en un ambiente nuevo , observa, aprende y ve dando los pasos de a poco, no tienes que demostrar nada a nadie, solo se tú mismo-a.

  • LLEVAR UNA RUTINA SALUDABLE.

Mantener una rutina fija es fundamental para no tener más estrés. Así que, es importante despertarse y acostarse siempre a la misma hora, respetar los horarios de las comidas y las cenas, quedar con familiares y amigos y reservar tiempo para descansar.

  • ALIMENTAR LA CURIOSIDAD.

Cuando uno arranca un nuevo trabajo debe familiarizarse lo antes posible con su entorno, con su tarea, con los conceptos y terminología con la que trabaja, de ahí la importancia de ser una persona curiosa y apostar por aprender lo antes posible todo aquello que rodea el nuevo desafío.

  • ESCUCHAR AL CUERPO.

Las emociones siempre revolotean internamente, así que, prestarlas atención para regularlas, este será otro pase vital que te ayudará a rebajar esa angustia o ese miedo. No te desbordes o te frustres castigándote, mima tu cuerpo con deporte, algún masaje, haciendo un break o dándote un mimo.

  • APÓYATE EN TUS SERES QUERIDOS.

Expresar lo que sientes es fundamental para desahogarte. Con solo ser escuchado, serás capaz de calmarte. Para ello, cuenta con tus familiares o amigos con los que tengas confianza. La comunicación con los demás puede dar respuestas a tus problemas a través de consejos, o experiencias vividas, a la vez que empiezas a ver con más claridad que no estás solo-a.

Si sientes que tu tiempo en un trabajo finalizo, no lo dudes prepárate para dar el salto, ponte una fecha, busca alternativas laborales, y desafíate sin miedo al que pasara. Cualquier cambio es un aprendizaje que te llevara de un lugar a otro. Y si ese nuevo lugar al que vayas no es tu lugar, te habrá valido para salir de donde no querías estar, y ahora a no castigarse, sino a seguir buscando tu camino y tu lugar en el mundo laboral.

Escrito por: Carlos Fernández

Coach de Empresas y psicólogo

Redes sociales: Facebook e Instagram. Búscanos como Europa Coaching.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Desde 2006 se realizan implantes cocleares en el Hospital Rawson.

Las Más Leídas

Mirtha se metió en la pelea entre Lali y Milei: a quién defendió
¿Lunes tormentoso en San Juan? Mirá como será el arranque de semana
La historia de amor sanjuanina de los novios que estafaron el día de su boda
La chica que fue asesinada de un balazo accidental en mano de su hermano en Rawson
¿Ingresó una denuncia al CAVIG de la víctima del femicidio en Angaco?

Te Puede Interesar