Destrozado: el llanto de Emiliano en Bake Off Argentina tras su primer fracaso

Tras una torta “cebra” fallida, el participante del delantal estrella tuvo su primer quiebre al aire. El muchacho de la sonrisa ayer, lloró.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 10:08

Bake Off Argentina dio lugar durante la jornada de este martes al desafío más difícil de la semana, el desafío técnico. Para esta oportunidad, los participantes tuvieron que replicar una torta cebra, y se trató de un reto muy complicado, ya que ninguno de los competidores había preparado una recta de esta complejidad en toda su vida y los detalles que observó el jurado fueron muy específicos.

Solo tuvieron dos horas para resolver el pedido y a los pocos minutos comenzaron a verse los primeros inconvenientes en plena locura en la cocina. Así fue que todos los ojos se pusieron sobre Emiliano, quien tuvo problemas con la mezcla de cacao y no llegó a tiempo para que solidificara la preparación.

 "No me gelificó y no puedo desmoldar", se lamentó y no pudo contener las lágrimas de cocodrilo. Para agregarle tristeza prefirió no hacer el baño espejo para que no se le desarmara más de lo que ya estaba, pero sabía que la torta no iba a estar a la altura de la competencia por lo que la frustración lo invadió por completo.

"Cuando desmoldo veo que el cremoso se empieza a caer para los costados y ya no lo puedo manipular", comentó. "Lo tengo que presentar así, sin baño. Me angustia muchísimo", agregó. 

"Estoy absolutamente desilusionado con lo que presento, pero sigo el consejo de Paula y presento, aunque sea el cremoso. No está fea de sabor, pero no está lograda", dijo Dolli al probarla. "¿Pero por qué no llegó al baño?", se preguntó Betular. "En general se ven bien", se sorprendió Pamela Villar, al momento de encontrarse con el resultado final. 

Tras deliberar por un breve momento, los tres jueces decidieron que la peor torta fue la de Emiliano. Esto lo puso en una situación muy delicada, ya que se trata del pastelero estrella de la semana, que con el delantal celeste todo manchado demostró que en el mundo de la pastelería un día estás arriba y otro, en el fondo del horno.

¡Fuerzas Emi! 

Comentarios