miércoles 18 de mayo 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
fue viral

Se quedó sin casa y fue víctima del bullying: qué fue de la vida de la mujer 'del colero''

Una frase que lanzó en televisión nacional en medio de su drama fue el motivo para que propios y ajenos se burlaran de ella por su forma de hablar. Por suerte, tuvo su revancha.

Por Redacción Tiempo de San Juan 16 de enero de 2022 - 12:35

Que las redes sociales son despiadadas y animan a los cobardes a decir verdades que nunca se atreverían a hacerlo en persona no es una novedad. Sin embargo, aún llama la atención cuando toman de punto a alguien indefenso que acaba de sufrir la peor tragedia de su vida, tan sólo por su forma de expresar. Eso fue lo que le pasó a Virginia Aguilera, una sanjuanina que no sólo fue víctima de los destrozos que provocó el terremoto en Media Agua sino también del bullying. 

Por una frase que lanzó en medio de una entrevista que brindaba a TN, "me saltó el colero", muchos aprovecharon el momento para burlarse de ella. Esta situación, sumado a que su hogar se desmoronó por completo y perdió gran parte de sus pertenencias, fue trágico para ella pero también para sus hijos. Las bromas se volvieron más habituales de lo que pensaba y también se replicaron en la escuela y en el barrio, por lo que para Virginia y los suyos no fue fácil salir adelante.

Sin embargo, la buena racha llegó y lo hizo con una nueva casa, la que el Municipio y el Gobierno le entregó apenas 3 meses después de la catástrofe. Hoy su realidad es una versión mejorada, aunque las necesidades luego de un 2021 tan complicado siguen presentes. 

Tiempo de San Juan llegó hasta el lugar donde se encontraba la precaria vivienda de Virginia, que se desplomó por completo durante el terremoto, y descubrió que nada de esos escombros quedaba. Hoy, en su lugar, hay una vivienda de material, resistente a sismos y lluvias, dónde ella y sus hijos viven dignamente. 

Por el dolor que la causaron las burlas y dada su mala experiencia, la protagonista de la frase que fue viral decidió no exponerse ante los medios y por ello no ofreció declaraciones a los cronistas que hasta allí llegaron. Es que el temor a decir algo que la deje mal parada sigue latente.

Destrucción total, así había quedado la casa de Virginia

Aún así, abrió las puertas de su casa, y -orgullosa- la mostró. En off, se dijo estar agradecida por la solidaridad de la gente que le dio una mano cuando más lo necesitaba y con las autoridades que hicieron posible el sueño de tener una casa "cómo Dios manda". 

Lamentablemente, cuando ocurrió el sismo, tanto la cocina como la heladera que hacía poco había comprado quedaron sepultadas en la destrucción de su casa junto con otros muebles y objetos de valor que tenía. Fue por eso que cada artefacto que recibió de donaciones, como una cocina usada y un juego de comedor, fueron ideales al momento de rearmar su casa. 

Con paredes de bloques de cemento y no de barro, su nuevo hogar reluce al igual que sus integrantes que no esconden la felicidad al mostrar la vivienda de dos habitaciones, un baño y la cocina comedor. Humilde y con un calor que agobia, aunque extremadamente cuidada y bien decorada, la casita de Virginia se puro amor y las manos que escriben esta nota no exageran puesto que esa es la esencia que se palpaba al ingresar al lugar. 

"Lo que tengo, no se si lo hubiese tenido si no se me caía la casa, pero lo agradezco todos los días", confesó -palabras más, palabras menos-.la mujer que por un insólito viral hoy prefiere quedar en el anonimato por miedo a hablar en cámara otra vez y ser ridiculizada como lo fue. 

Sus hijas más chicas, sobre todo las adolescentes, disfrutan de la casa e incluso comenzaron a invitar a sus amigos a quedarse a dormir, algo que antes no hacían quizás por vergüenza. Lo cierto es que todos los integrantes de ese domicilio en el Barrio Santa Teresita aseguran que sus vida les cambió por completo.

Tanto llanto, tanta lagrima, convivir en la casa de sus suegros y tanto esfuerzo en la espera valieron la pena para la madre de 5 niños que hoy afronta otros desafíos. La pasó mal, dice, pero sobrevivió y advierte que saldrá adelante cueste lo que cueste, ya que una buena le tocó y va por más.

 

 

 

 

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
La casa de Emar Acosta tiene valor patrimonial en San Juan. 

Las Más Leídas

La embajadora del Sol chimbera que incendió la redes con su última campaña de lencería
Gomitas, joyas y Carolina Herrera: los estafadores de lujo que arrasaron con un shopping sanjuanino video
El Presunto padre abusador ante el juez Diego Manuel Sanz.
Enojo en Desamparados
El catequista acusado de abuso y luego sobreseído está con tratamiento psicológico y no piensa en volver a dar clases video

Te Puede Interesar