VACUNA CONTRA EL COVID

El motor de la esperanza: estos son los hombres y mujeres que sostienen la campaña de vacunación en San Juan

Son quienes están detrás de cada sanjuanino que va a vacunarse. Los acompañan y hacen las veces de médicos, psicólogos y apoyo para atravesar un momento de tensión para algunos y de mucha emoción para otros.
domingo, 20 de junio de 2021 · 12:07

Ojos vidriosos, selfies, abrazos y mucha emoción, es lo primero que a uno lo impacta al entrar a uno de los centros de vacunación más impotantes que tiene hoy San Juan y que se montó en el Estadio Cerrado Aldo Cantoni.

Muchas veces hablamos de la campaña de vacunación contra el coronavirus en la provincia y en todo el mundo. Pero ¿Quiénes son esas personas que, detrás del barbijo y el ambo, llevan adelante la hazaña de tener que vacunar, en lo peor de la pandemia, a  más de 700 mil sanjuaninos? 

El Cantoni, fundado en el año 1967, albergó finales del mundo, sorteos de casas del IPV y recitales, pero hoy es el lugar en donde se han llegado a inocular hasta 1400 sanjuaninos en un solo día de campaña. 

En el estadio hay psicólogos, odontólogos, trabajadores sociales, nutricionistas, médicos y enfermeros que le ponen el pecho a la jornada todos los días y que pasan por situaciones gratificantes, muchas veces, y violentas algunas otras.

“Acá tuvimos hasta una mujer que le pegó una piña en el pecho a uno de los chicos que estaba en el triage, le decía que la iban a vacunar sí o sí”, explica Fabio Muñoz.

Fabio es licenciado en Enfermería y coordinador del centro de vacunación del Cantoni pero además lo acompañan la psicóloga Adriana Elías y el licenciado en enfermería, Oscar Álvarez.

Fabio Muñoz y Oscar Álvarez. 

Otras cuarenta personas entre administrativos y personal de Salud se encargan de ubicar a la gente, de tranquilizarlos, de vacunarlos y muchas veces hasta de hacer chistes para que puedan relajarse.

La actitud de los adultos mayores nunca es la misma que la de los jóvenes. “Los pacientes de más de 60 tienen más ansiedad, están hasta desesperados por vacunarse porque llevan un año y medio sin ver a su familia, entonces lloran”, asegura Fabio.

Con las temperaturas cada vez más frías, el equipo de Salud hace enormes esfuerzos para que la gente no esté mucho tiempo afuera haciendo cola. De hecho, la fila se mueve rápido y no hay más de seis personas esperando unos minutos sobre calle Urquiza, hasta que por fin pueden ingresar.

“En general, cuando vienen personas que no tienen turno y se les explica que no se las puede vacunar, la mayoría entiende y hay unos pocos que no”, afirma el enfermero coordinador.

Oscar Álvarez, es el que tiene la función de ser una especie de “sargento”. “Es el que nos tiene cortitos a todos con la sanitización y la asepsia de las vacunas, controla todo y es el único que se encarga de distribuir las vacunas de burbuja en burbuja”, relata, entre risas, Fabio.

Para contenerlos, está Adriana con su equipo de psicólogas que comenta que muchas veces la que terminó llorando fue ella al ver la emoción de los abuelitos.

“Vienen muy alegres, agradecidos. Me impactó mucho la historia de una señora que me contó que había esperado mucho la vacuna porque su marido había muerto por covid”

Adriana es psicóloga pero cuando se lo piden, también le saca fotos a los vacunados. 

PASO A PASO

El Triage: Una vez adentro del estadio, los trabajadores administrativos son los encargados se recibir a la gente, antes de poder ingresar a la cancha donde se ubican las burbujas de vacunación. En el triage la persona que se va a vacunar tiene que presentar el turno que sacó por Internet, su DNI y, en caso de padecer alguna comorbilidad, la indicación médica que certifica su condición.

El pre vacunal: la gente que no tiene problemas de movilidad, se ubica en los asientos del estadio a la espera de que lo llamen y para los adultos mayores, hay dispuestas sillas abajo porque muchos de ellos no pueden subir las grades. Hay inclusive, un equipo de vacunadores que sale hasta afuera y coloca las dosis en los autos de quienes llegan y que, muchas veces, son personas que ni siquiera pueden caminar e ingresar al estadio.

El pre vacunal. 

Las burbujas de vacunación: en el Aldo Cantoni los pacientes se separan en 8 burbujas, con distanciamiento y, una vez que la persona se ubicó en su lugar, no puede moverse. El vacunador va silla por silla colocando la medicación. En cada burbuja entran hasta 5 personas.

Burbuja de vacunación. 

El post vacunal: Luego de haber recibido la primera o segunda dosis, los pacientes son derivados a un postvacunal, dispuesto adentro de la misma cancha. Allí deben esperar unos minutos para ver cómo se sienten. En caso de descompensarse hay médicos para atenderlos y hasta un shock room para casos muy particulares. 

En el post vacunal también hay acompañamiento psicológico para contener cualquier tipo de angustia, miedo o ansiedad. 

Además de contener y vacunar, los agentes de salud se ven obligados, muchas veces,  a responder preguntas insólitas. Éstas oscilan desde algún viral falso en las redes sociales que dice que el brazo se vuelve magnético después de la vacunación o una pareja de abuelitos preguntando si se pueden tener relaciones después de colocarse la dosis. Las historias son miles pero los miedos y dudas en la gente son casi siempre los mismos. 

Muchas veces estamos cansados, pero seguimos, siempre pensando en qué podemos mejorar pero hay mucha gente que simplemente no lo ve.

"Da bronca a veces, con todo el trabajo que hacemos, que haya personas que se ocupan de desinformar y de meter miedo a la población", concluye Fabio. 

El horario de vacunación en el Cantoni va de las 8 a las 13 y de las 13 a las 19. Ahora, inclusive, se comenzó a vacunar hasta los fines de semana. 

LA CAMPAÑA EN NÚMEROS 

  • 40 son la cantidad de profesionales de la Salud que están afectados al Aldo Cantoni. 
  • 1400 es la mayor cantidad de sanjuaninos que han llegado a vacunar en una sola jornada. 
  • 8 son las burbujas de vacunación y cada una tiene capacidad para 5 pacientes 
  • 60 minutos es el tiempo máximo que tarda una persona en vacunarse
  •  215.553 son los sanjuaninos que ya recibieron la primera dosis de la vacuna. 
  • 64.134 son los sanjuaninos que ya recibieron la segunda dosis de la vacuna. 

 

 

Comentarios