Falso viral

Un médico explicó 'la mentira del trasplante' del Wey Zapata

En diálogo con Tiempo de San Juan, la hermana del piloto sanjuanino negó que se hayan donado sus órganos. La explicación médica de por qué Alberto Zapata Bacur no podría haberse convertido en donante después del accidente.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 12:46

Tras la trágica muerte Alberto "Wey" Zapata Bacur, tanto portales locales como nacionales se hicieron eco de un viral que confirmaba que el joven piloto sanjuanino había donado uno de sus pulmones y con el había salvado la vida de un joven mendocino de 23 años, que desde hace más de diez años esperaba por un tranplante. 

Dicha noticia fue desmentida por la hermana de "Wey", Yara Zapata Bacur, quien ante la consulta de Tiempo de San Juan aseguró que "todo es mentira" y que "no se donó ningún órgano". 

Al respecto, el médico cirujano Javier Tomás Luque explixó, en diálogo con CrossPrensa, los motivos por los que la donación del "Wey" Zapata fue "una completa mentira". 

Mirá la explicación:

El Wey: La mentira del trasplante 

“Para dejar más en claro los procedimientos de trasplantes y ablación de órganos. Tiene que reunir ciertas condiciones, pero básicamente ese tipo de procedimientos se hace en sitios de cierta complejidad porque de acuerdo al órgano ablacionado se los coloca en diferentes soluciones especiales”, explicó Luque.

A lo que agregó: “Segundo, no tienen que haber muerte de la persona, sino que tiene que tener muerte cerebral. Y todo eso está regido por distintas normas que las maneja un instituto que se llama INCUCAI. Se diagnostica la muerte cerebral pero no se para nunca el corazón ni los pulmones, aunque sea mantenido en forma artificial con el respirador o drogas que se utilizan como soporte en esas situaciones especiales. Cuando un paciente entra en estado de coma por trauma, accidente, etc. Y ya partiendo de ahí es imposible la ablación de órganos”

“La otra cuestión, es que un destinatario nunca sabe de quién procede dicho órgano por lo que sería imposible seguir el rastro de quien viene y a quién va. Por otro lado, siempre hace falta la autorización de la familia. Eso, además, se hace en instituciones de alta complejidad, que no dispone por ejemplo San Agustín o alguna otra institución del interior de Córdoba. Si en Villa María, Río IV, San Francisco o Córdoba. Por otros detalles de acuerdo a notas que hemos escuchado, hablan de la imposibilidad de hacer una ablación desde el cuerpo de Alberto Zapata Bacur para ser donante”, finalizó.

Comentarios