Historias

La familia fierrera

Carolina Tadini es una de las dos choferes de colectivo mujeres de San Juan y está en pareja con Domingo Dávila, dueño de uno de los talleres más conocidos de la Provincia. Por Miriam Walter.
viernes, 31 de julio de 2015 · 07:53
Por Miriam Walter

El rugir de los motores es un sonido que en la casa de los Tadini-Dávila es como música. "Yo amo manejar”, dice Carolina Tadini, por eso es chofer de micros desde hace 13 años. Está en pareja con  Domingo Dávila que es dueño de Freninter, un taller especializado en frenos de los más importantes de San Juan. "Nosotros estamos todo el día entre los fierros trabajamos muchísimo y estamos muy bien posicionados, entonces ella maneja por gusto, por pasión a lo que hace”, analiza él.

Carolina es una de las dos mujeres que manejan colectivos de transporte público en San Juan, pero la otra chica es nueva comparada con Tadini, quien entró a trabajar de colectivera hace más de una década, cuando la empresa 20 de Junio decidió contratar mujeres. "Yo me presenté y me tomaron una prueba, no tenía carnet profesional, lo más grande que había manejado era una camioneta. Cuando me dieron el colectivo para probarme me agarraron los nervios pero traté de tomármelo como nada de otro mundo. Me hicieron sacar el carnet y en 14 días entré. Entraron como 100 personas y 10 éramos mujeres. Cuando empezamos había una línea, la 26 que éramos todas mujeres, había 5 coches y después empezaron a renunciar o las echaron”, recuerda Carolina.   

Cuando la contrataron ella estaba trabajando en el kiosco de su papá en la Avenida Rawson. "Yo quería salir a la calle, mi cuñada escuchó que estaban tomando gente y me insistió porque yo manejo desde los 12 años”, cuenta.
Carolina recuerda que cuando empezó la presencia femenina en el transporte público era algo novedoso, tanto así que a las mujeres les pagaban menos que a los hombres. Pasó por las líneas 28, 26B y 26ª y cuando la 20 de Junio cerró sus puertas le ofrecieron irse a El Triunfo y allí lleva 11 años llevando a la gente por las calles de Capital y Rivadavia en el 6B.

Dice que la mayor parte de los viajeros ya se acostumbró a verla frente al volante. "A mí un día me mandaron a lavar los platos, un hombre que iba en su auto, de machista nomas. Ahora me conoce todo el mundo pero hay gente que se sigue sorprendiendo, el otro da subió un hombre con la mujer y dijo que iba muy confiado, me lo dicen permanente que soy más precavida, me lo dicen mucho, y yo confío en mí misma”.

Carolina remarca que le encanta manejar. Con Mingo tienen un hijo de 4 años. "A él le gusta lo que hace su mamá. A veces lo retiro de la guardería en el colectivo y se va conmigo hasta que termino de trabajar”. 

Mingo está orgulloso de su señora y comparten el amor por los fierros, porque la empresa Freninter sponsorea algunos pilotos en diferentes carreras. "Manejar es lo que a ella le gusta y me parece perfecto. Si cada uno hiciera lo que le gusta…”, dice él. Confiesa que en parte se siente atraído por Caro por su profesión. "Mi hijo de mi primer matrimonio trabaja en El Triunfo, son todos tuerca en la casa. A mí no me gusta manejar. Yo cuando viajamos le doy el volante a ella, me reclino y me duermo todo. Así hemos viajado por toda la Argentina”, asegura Domingo. La colectivera cuenta que salen seguido en un Megane que le resulta por momentos raro porque ella está acostumbrada a los grandes chasis.

"En el colectivo he tenido algunos accidentes, uno con un Rastrojero conducido por una mujer,  nunca quedé herida. Pero lo más feo que me pasó es que se me atravesó un chico en la Libertador y Tucumán que iba con los auriculares puestos y lo agarré. Yo me lo llevé al hospital en el micro, con los pasajeros y todo, el que se quería bajar se bajaba porque cuando pasa algo así no importa el recorrido sino la salud del accidentado”, rememora ella. Y las cosas positivas también las tiene muy presentes: "Lo más lindo que me pasó es que una nena se había quedado admirada al verme, le dijo a su mamá que estaba feliz de que una mujer maneje y lo tomó como un ejemplo de vida”. 

Galería de fotos

Comentarios