De La Ostia

El blues y el rock siguen latentes en la sangre de Pappo

En una noche de extensos, improvisados y alabados solos de guitarra, San Juan recuerda a Norberto “Pappo” Napolitano con las interpretaciones que presentó su hijo, Luciano, en De La Ostia restobar.
sábado, 12 de septiembre de 2015 · 20:30

Con un repaso de la carrera de su padre, el líder de Lovorne interpretó una lista simple de temas, a la que agregó varios pedidos del público. Con Nicolás Córdoba en bajo y Leonardo Naranjo en batería, músicos sanjuaninos que sostenían el ritmo de las canciones, Luciano y Antonio Asencio (sanjuanino en guitarra) improvisaban extensos solos a la mitad de las canciones. En una ocasión, invitaron al escenario a Alejandro Pozzo, baterista de Huaykil, quien no se resistió a subir, aún con su mano derecha quebrada.

De La Ostia es un lugar que ofrece un ambiente de restaurante y discoteca, cómodo y con atención a los detalles, atributos que Luciano hizo ignorar cuando invitó al público que, en su mayoría sentado, se acercara al escenario para disfrutar sus eternos y gloriosos solos de guitarra.

Luciano envió un gentil y respetuoso saludo a Eduardo Patinella, dueño del restobar De La Ostia, diciendo: -"Y un agradecimiento a Eduardo, que le muestra a sus hijos como es la vida en realidad”-

Entre temas Luciano conversaba con su público, con anécdotas de su padre y chistes de por medio, y en una oportunidad bajó a saludar a sus espectadores. Luego del show, De La Ostia abrió sus puertas a los bolicheros y el protagonista de la noche accedió a responder algunas preguntas para Tiempo de San Juan. Napolitano afirmó que desde muy chico comenzó a tocar la guitarra, y su principal influencia, y la más importante, fue su padre. Ante la pregunta de si seguía los pasos de Pappo, respondió "Yo voy armando mi camino, no sé qué palo tengo”.

 

Como cantante y líder de Lovorne, Luciano anticipó a este medio que la banda se presentará en Mendoza y San Juan, el 12 y 13 de noviembre respectivamente junto a la banda local Huaykil, dando a conocer su nuevo disco. Según la página oficial de Lovorne, este disco de diez canciones se grabó con los equipos que usaba Pappo en Riff y Pappos Blues, "esto más la energía de la vida me dieron un sonido impresionantemente rockero”.

 

 

 Texto: Mateo Martínez en colaboración para Tiempo de San Juan

Fotos: Atahualpa Acosta


Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias