Fútbol

Giro inesperado en el pase de Marcos Rojo: ¿lo quiere River?

El Xeneize aparece como el club que más chances tiene para incorporarlo, pero Estudiantes y Los Ángeles Galaxy también jugaron sus fichas. Y River surgió como alternativa a partir de la estrategia de seducción de su entrenador
lunes, 25 de enero de 2021 · 17:54

Marcos Rojo se convirtió en uno de los focos del mercado de pases. El defensor, de 30 años, negocia su salida como agente libre del Manchester United, club con el que lo une un contrato hasta el 30 de junio. Sin embargo, todo indica que el 31 de enero estará en condiciones de negociar con cualquier institución. Hasta el momento, Boca es el que parece más cerca de sumarlo. La gestión de seducción estuvo a cargo de Juan Román Riquelme –ya había querido incorporarlo a principios de 2020–, quien le ofreció un vínculo por tres temporadas (dos años con la opción a una más).

En el medio, Estudiantes de La Plata, el club que lo formó, en el que vivió dos etapas (la última, corta, de apenas seis meses), le propuso regresar y Juan Sebastián Verón, presidente y ex compañero del zaguero-lateral, se mostró dispuesto a igualar la oferta del Xeneize. Además, en las últimas horas, Los Ángeles Galaxy, la popular franquicia de la MLS, le hizo llegar un ofrecimiento.

Pero hubo otro suceso rutilante alrededor del dos veces mundialista con la selección argentina: recibió un llamado tentador. Según informó el periodista Nicolás Bozza, Marcelo Gallardo, director técnico de River, hizo sonar su teléfono. Y mantuvo una conversación con el futbolista para comunicarle que lo quiere sumar a su proyecto al frente del Millonario, que ya lleva seis años y medio. El jugador habría quedado “encantado” con la charla. Y habría sumado incertidumbre a su decisión final.

Si bien no hizo declaraciones públicas, los caminos de Rojo parecían rumbear hacia Boca. Con guiños o actitudes, fue alimentando los rumores. El futbolista compartió el nuevo tatuaje que se hizo en el gemelo derecho: con una icónica y popular imagen de Diego Armando Maradona en su palco de la Bombonera, con la camiseta de Boca, fumando un habano y luciendo una gorra verde con estrella roja característica del Che Guevara y la revolución cubana.

En su momento, recién declarada la pandemia mundial del coronavirus, Rojo fue tendencia en las redes sociales por haberse reunido con amigos a jugar un picado con una camiseta que Riquelme había usado en Boca. A los pocos días, comentó en una entrevista: “Quiero seguir en Estudiantes pero pasó todo esto de Boca. Me llamaron del club para ver qué quería hacer, qué tenía pensado, si seguir en Estudiantes o volver a Inglaterra. Yo dije: ‘¡Uy, mirá esto!’. Él (Riquelme) me llamó, yo re emocionado porque me iba a llamar Román. Yo soy del 90, mi viejo es fanático de Boca. Las campañas de Bianchi las mirábamos todas. Riquelme, un ídolo. Me llamó, hablamos, me preguntó qué iba a hacer...”. En la misma nota Rojo reveló que la camiseta de Román se la había regalado su hermano mucho antes del llamado para tentarlo a firmar en Boca.

Al mismo tiempo, existe un lazo infantil de Rojo con River, que salió a la luz en 2018. Horas después de su gol a Nigeria en el Mundial de Rusia, Quique, uno de sus primeros entrenadores, y José Pino Pietrosimone abrieron las puertas del club Malvinas, de la Liga de La Plata, donde pateó sus primeras pelotas, le brindaron una entrevista a TN.

Allí, exhibieron varios recortes periodísticos y fotos de la época en la que el zaguero se formó. Y, en uno de ellos, surgieron los datos desconocidos. En una de las notas, el pequeño Rojo se define como hincha de… River. Y su ídolo era Enzo Francescoli, el actual manager de la Banda.

¿Qué tendrá mayor peso en su determinación? ¿La oferta de Boca y el empuje de Riquelme? ¿La vida compartida con Estudiantes? ¿Los dólares de Los Ángeles Galaxy? ¿O la voz en el teléfono de Gallardo y los sueños infantiles ligados a River?

Fuente: Infobae

Más de

Comentarios