sucursales cerradas

Una bomba de tiempo: tras los cierres de Garbarino en el país, ¿qué pasará en San Juan?

Son 52 sanjuaninos los empleados que dependen del comercio, al igual que sus familias, y desde el Sindicato Empleados de Comercio admiten que nada está garantizado en esta situación.
martes, 11 de mayo de 2021 · 15:57

Después de los cierres de varias sucursales de Garbarino en el país, consecuencia de la crisis económica que desató la pandemia, la incertidumbre para los empleados sanjuaninos de los dos locales que hay en la provincia es tal, que la situación resulta una bomba de tiempo para las familias que dependen de esos puestos de trabajo.

Según informó la titular del Sindicato Empleados de Comercio, Mirna Moral, aunque hubo un acuerdo entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios y la gerencia, con intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación -todo a nivel nacional-, las consignas no se están respetando pues no se están pagando los ítems adeudados. Esto desató medidas de fuerza en las sucursales que terminaron cerrando. 

En San Juan hay dos sucursales: una está ubicada en la peatonal del centro sanjuanino y la otra está en un paseo de compras de Capital. Son 52 empleados los que están vinculados con el comercio dedicado a la venta de electrodomésticos y ahora peligra su fuente laboral. "Por el momento no sufrirían los cierres, pero nada está garantizado. Y de la noche a la mañana todo puede cambiar", sostuvo la sindicalista. 

Desde el SEC, indicó, que se acompaña a los trabajadores y sigue de cerca las negociaciones que hasta ahora no han tenido demasiado éxito. Por su parte, los empleados sanjuaninos han decidido no tomar ninguna medida de fuerza y esperar que el contexto mejore, aún sin tener los aumentos que les corresponde. 

Durante el fin de semana, se cerraron cuatro sucursales en Rosario y ello despertó la preocupación por estas latitudes. "En el caso de los cierres, se les recomienda a los trabajadores que envíen una carta documento para darse como despedidos e iniciar las acciones legales", manifestó. 

Se sabe que la firma arrastra deudas desde el año pasado, pero como fue comprada junto con Compumundo, además de otros comercios, se especula con que el grupo que ahora la maneja pueda encontrar accionistas que mejore su actividad comercial. 

El dato que se muestra alentador para los empleados de Garbarino sanjuaninos es que trascendió que solicitó un REPRO (ayuda del Gobierno para pagar sueldos). "Todavía no se sabe qué pasó con eso, también tienen que cumplir ciertos requisitos para poder recibir esa ayuda. Habrá que esperar", agregó.  

Sobre Ribeiro y Compumundo

Moral señaló que de los 26 trabajadores que dependían de Ribeiro, 12 de ellos enviaron la carta documento para darse como despedidos y el resto sigue expectante, luego de que la sucursal sanjuanina cerrara sus puertas. Una vez que la carta es recibida por el Ministerio de Trabajo, los afectados comienzan la batalla legal por juicio laboral.  

Los empleados de Compumundo que se vieron afectados por el cierre, en total 6 personas, viven una situación similar.  Aunque recibieron una propuesta de indemnización, todavía no hay nada resuelto y desde el SEC intervienen para llegar a un acuerdo.  

 

 

Comentarios