Debate

Los expertos coinciden: la crisis por falta de agua en San Juan es la peor en un siglo

Expertos en el área hablaron con Tiempo de San Juan al respecto. Un poco de “la historia del agua” en la provincia y un pantallazo de la grave situación. Las causas y las soluciones.
martes, 23 de febrero de 2021 · 15:40

“Es la situación más complicada que nos tocó vivir”, fue lo primero que dijo Hugo Fernández del Instituto de Investigación Hídrica de la UNSJ en comunicación con Tiempo de San Juan y en el marco de la crisis hídrica que atraviesa la provincia. Según Maximiliano Battistella del INTA, "la escasez del recurso es estructural, por un lado, vivimos en un desierto y habitamos en menos del 3% de la superficie provincial. La única fuente de agua para las cuencas de los ríos San Juan y Jáchal son las precipitaciones en cordillera, y por efecto del cambio climático, estas son cada vez más escasas según los registros históricos. Otro indicador es la retracción de los glaciares". Por otro lado, aumenta la demanda por incremento de la población y actividades socio productivas diferentes a la agricultura. Según los expertos, será muy difícil salir de esta, pero las posibles soluciones son claras:  un cambio en el paradigma de distribución del agua desde la oferta a una distribución de acuerdo a la demanda, riegos tecnificados, estrategias de riego y manejo de los cultivos que incrementen la productividad del agua y la energía.

La última gran sequía fue a fines de los 60, principios de los 70, y aun así, los caudales en aquel entonces tenían, por momentos, el doble de magnitud que ahora. El registro más bajo de aquella época era de aproximadamente 13, 14 m3/s.​​​​​​. Esa gran sequía disparó la construcción del dique de Ullum, y hoy, tenemos Ullum, Punta Negra, Caracoles, el Tambolar en construcción y aún así el panorama no es bueno, explicó Fernández. 

Hoy, el caudal es de aproximadamente 15 m3/s. La agricultura es la actividad que más recurso hídrico consume. En años normales, un 90% del caudal total de agua es destinado para esto. Ahora, se le está destinando un 70% de éste caudal. Si bien hay diques y napas subterráneas, el único origen del agua en San Juan proviene del deshielo cordillerano. Battistella, quien es director de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA, aseguró que de toda el agua designada a la agricultura (la mayoría del caudal) hay una ineficiencia de más del 50%. Es decir, menos de la mitad es consumida por las plantas mediante el riego gravitacional. La otra mitad va a las napas freáticas (subterráneas), perdiendo su calidad original.  Si bien es posible suplementar la oferta de agua recurriendo al acuífero con perforaciones, esto implica un alto costo de inversión y operativo.

La agricultura es la actividad que más recurso hídrico consume. En años normales, un 90% del caudal total de agua es destinado para esto. Ahora, se le está destinando un 70% de éste caudal.

Battistella advirtió que “hay que hacer una explotación sustentable del acuífero”. Por eso, haciendo más eficiente el uso del agua superficial en su conjunto con tecnologías de gestión y de riego, podría ser una solución. “En un riego tradicional difícilmente se pueda superar el 60% de eficiencia, en un riego presurizado podés superar un 95%”, indicó. Esto no solo hace más sustentable el agua superficial, sino, por lógica, también la del acuífero. “La solución sin duda es por ahí, pero los resultados serán a mediano plazo”, dijo el director de la EEA.

Fernández también destacó la importancia de los costos de funcionamiento. “A la bomba hay que prenderla”, dijo. “Para el productor es mucho más caro el hecho de tener agua subterránea, así como usar el riego presurizado”, dijo el investigador. En el mismo plano, Battistella dijo que cuando se quitaron los subsidios de energía, muchos productores abandonaron el presurizado, quitándole eficiencia al riego. Por eso, la energía solar también podría ser otra solución para el sector. Más eficiencia energética: más eficiencia en el riego, más infraestructura. Mejor administración del agua.

Por otro lado, aparecen otros demandantes. La industria, el turismo, la población humana. Hace 100 años a ahora la provincia de San Juan creció. Sin embargo, la industria y consumo humano este año no supera el 20%.

"En vez de actuar con el ciclo hidrológico, nos movemos con un círculo hidroilógico"

Ambos expertos coincidieron en algo: las soluciones tienen que ser de tipo estructural: “Hay mucho interés en el tema del recurso hídrico. Como siempre he dicho: en vez de actuar con el ciclo hidrológico, nos movemos con un círculo hidroilógico. Reaccionamos cuando hay problemas, pero tendría que haber una planificación previa que no nos sorprenda. Cuando pasen crisis como esta tenemos que estar mejor preparados. El estado viene trabajando en medidas o en el estudio de medidas más de tipo estructural que coyuntural. Evidentemente hace falta tomar medidas estructurales de forma tal de que si se vuelvan a producir estos eventos estemos mejor preparados”, finalizó Fernández.

Comentarios