Del 1 al 7 de agosto

Semana de la lactancia materna: lo que tenés que saber

”Amamantar y trabajar, logremos que sea posible”, es el lema de la semana.
martes, 04 de agosto de 2015 · 10:56
”Amamantar y trabajar, logremos que sea posible” es el lema mundial de la semana de la lactancia materna, que se conmemora desde el  01 al 07 de agosto, y hace  alusión a la posibilidad de mantener y sostener la lactancia más allá de los 6 meses de vida que se da en forma exclusiva, y hasta los dos años  como sugiere la OMS, ya que la vuelta al trabajo de toda madre repercute en la continuidad  y frecuencia de las comidas del bebé.
 
Para no responsabilizar  únicamente a la madre, es que resulta preciso que la sociedad colabore con ella, brindando apoyo, a través de  información, conocimientos y educación a las mismas  y a sus familias, creando espacios donde la madre pueda extraerse leche en forma cómoda, íntima y segura. Facilitando la proximidad, entre madre e hijo, con la instalación de guarderías cercanas al lugar de trabajo y legislando sobre el tiempo que una madre debería estar cerca de su hijo, con una  licencia  post-parto de 6 meses.

En nuestra provincia, en el año 2010, teníamos un 25% de niños que eran amamantados en forma exclusiva hasta los 6 meses de edad. Dos años después (2012) este porcentaje ascendió a un 39,53%, y en el año 2014, la última encuesta provincial de prevalencia indica que tenemos un 57,28% de lactancia materna exclusiva.

Muchas mujeres se preguntan cómo seguir con la lactancia cuando se reanuda la actividad laboral y tienen que separarse del bebé tantas horas. Pues, aunque parezca imposible, no lo es.

Lo más importante no es que el bebé tome leche materna cuando su madre está fuera, sino que pueda seguir mamando a demanda cuando estén los dos juntos.
 
Derechos laborales

Durante los nueve meses que siguen al nacimiento del bebé:

La madre puede reducir su jornada en media hora (entrar media hora después o salir media hora antes), o disponer de una hora dentro de la jornada habitual, con la posibilidad de dividirla en dos fracciones de media hora.

Una buena idea es que un familiar o alguien de confianza acerquen al niño al trabajo de su madre para que esta pueda darle de mamar en ese tiempo.

¿Cuándo empezar a extraerse la leche?

Hay expertos que aconsejan hacerlo ya en las primeras semanas e ircongelándola; pero otros opinan que es mejor olvidarse y empezar aguardar leche solo unos días antes de volver al trabajo. Lo importantees que la extracción no genere ningún tipo de angustia o estrés.

¿Cómo extraer la leche materna?

Puede hacerse a mano o con ayuda de un sacaleche.

Antes de empezar hay que tratar de relajarse y estimular bien las mamas. Si están muy hinchadas conviene aplicarles agua caliente con la ducha para que la leche salga sin esfuerzo. También ayuda darse un masaje circular con las yemas de los dedos sobre la base del pecho.

Muchas mujeres encuentran que sacarse la leche a mano, sin sacaleche, es más cómodo, aunque requiere aprender la técnica. Para lograrlo, conviene ponerse en contacto con un grupo de lactancia.

La extracción artificial requiere menos técnica. Existen varios tipos desacaleches eléctricos o manuales (de émbolo o palanca). El antiguo modelo de perilla o bocina está desaconsejado porque puede hacer daño al pezón.

¿Sacarse la leche antes, o después de la toma?

Es indiferente. La madre debe extraerse la leche cuando le sea más cómodo. 

No conviene angustiarse con la cantidad que el sacaleche es capaz de recoger en cada extracción, ya que pueden mezclarse varias tomas en un mismo recipiente, siempre que ninguna de ellas tenga más de 24 horas.

¿Cuánto tiempo puede conservarse la leche?

La leche se puede mantener 12 horas a temperatura ambiente (hasta 26º).

En la heladera (no en la puerta) se conserva sin problema durante tres días, en un recipiente de vidrio o de plástico que cierre bien. No es necesario esterilizar, pero sí lavar y secar bien el envase.

Lo mejor es utilizar cada día la leche de la jornada anterior y tener una reserva congelada para emergencias, por si algún día no es posible sacarse.

¿Cómo congelar, descongelar y calentar?

La leche se puede conservar tres  meses en un congelador y seis meses en freezer.

Puede congelarse en tarros de plástico que cierren bien o en bolsas de congelación. Conviene utilizar recipientes pequeños con una sola toma.

Hay que poner la fecha y hora de extracción, tanto en las bolsas como en los envases, para poder usar las reservas en orden cronológico, empezando por las más antiguas.

La leche se puede descongelar lentamente, dejándola en la heladera unas horas antes. Para templarla, lo más adecuado es sumergir el recipiente o la bolsa en agua caliente. No es conveniente usar el microondas.
 
(Prensa ministerio de Salud)

Comentarios