martes 20 de febrero 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Coaching

Síndrome de diciembre: mes de oleaje emocional

El 'síndrome de diciembre' tiene que ver con un aumento en los niveles de estrés en este tramo del año. Se da en esta época porque se suele hacer un balance o recapitulación de lo acontecido en todas las áreas de nuestra vida que moviliza muchas emociones tanto positivas como negativas que aceleran nuestra vida, unido a un cumulo de reuniones sociales que trae el cierre del año.

Por Carlos Fernández

Debido a la llegada de la Navidad y Fin de Año, el mes de Diciembre se caracteriza por ser muy emotivo y estresante, llegando a generar emociones encontradas. Mientras que para algunos resulta un momento de alegría y diversión para disfrutar junto a familiares y amigos, otras personas detestan este mes y lo viven con angustia, hasta en algunos casos, llegan a deprimirse porque afloran diferentes emociones como la angustia y la nostalgia, ya que toman conciencia de la ausencia de los seres queridos, de planes frustrados, decepciones u objetivos no alcanzados.

El estrés navideño

El problema de este último mes del año es que los distintos tipos de estrés se incrementan y se unen en estos 31 días de cierre de ciclo. Se sufre en exceso estrés emocional, que unido al estrés social, provocado por la proliferación de fiestas y eventos detona en picos de crisis, irritabilidad, ataques de ira, poca tolerancia a todo, etc. Son frecuentes los episodios de ansiedad y depresión, con muchos miedos y posibles sabotajes emocionales, generando un estado en el que la tristeza, la insatisfacción y la presión por sentirse feliz aumentan, llegando a detonar en ataques de pánico en muchas ocasiones producto de no poder manejar las emociones.

Con todo este cóctel se llega a despedir el año de manera “extraña”, producto del cansancio de todos los meses dejados atrás, más lo acumulado en nuestro interior. Y de repente , sin apenas darnos cuenta , se produce esa aceleración del calendario que no deja margen a nada, donde todo tiene que cerrar y a todos hay que agradar, y eso es prácticamente imposible por lo que habrá que aprender a decir NO antes de quebrarnos, porque Diciembre arranca con muchas fechas claves en el calendario, donde pasada la segunda mitad del mes, aumenta el estrés, también por la organización de las Fiestas tradicionales de Navidad y Noche vieja, unido a que hay que cerrar el año laboral. Si tienes hijos acudir al cierre escolar y lidiar con las calificaciones sino fueron buenas, programar vacaciones o colonia de verano, comprar los regalos, programar el menú de las fiestas, decidir dónde y con quién pasarlo……

Este mes se presenta como una montaña rusa emocional, pareciera como que el mundo se fuera a terminar el 31 de diciembre.

Por eso es fundamental que entendamos que si lográramos visualizar que la vida sigue igual el 2 de enero y que se pueden terminar cosas más allá de esa fecha, descomprimiríamos mucho la situación, pero nos recargamos con idea de planificar todo, y créeme, no es necesario, lo más importante en estas fechas es intentar de no caer en el estrés y explotar, y para ello lo fundamental es poder verlo y saber parar a tiempo, identificando que nos está pasando.

Tipos de estrés que nos atacan en Diciembre

• Estrés laboral

El síndrome de burnout, o quemado, es cada vez más frecuente. Las exigencias laborales hacen que lleguemos a fines de año con un gran nivel de cansancio que nos provoca un desequilibrio emocional tremendo y una angustia que nos lleva directo a picos de estrés.

• Estrés emocional.

No podemos evitar hacer balances en esta época del año. Los logros, lo que no se alcanzaron, las frustraciones o decepciones personales, y las ausencias inclinan la balanza hacia uno u otro lado.

• Estrés familiar

Cada vez los miembros de la familia tienen más actividades que tienen un cierre de ciclo formal al que los demás integrantes tienen que asistir provocándose conversaciones incomodas, reproches o rencores del pasado, deseos encontrados, roces con la familia política, etc. que se tornan como puñales generando incomodidad y bronca interna que desencadena en estrés.

• Estrés social

Diciembre es temporada alta de eventos sociales, fiestas, asados o simples encuentros. Lo padecen sobre todo quienes cumplen años en estas fechas, que casi nunca pueden festejarlo de la manera que les gustaría ya que se superponen actividades. ¡La gran cantidad de eventos descarga la batería social de las personas queriendo acudir a todos lados y provocado un estrés al no saber en muchas ocasiones decir NO!!

• Estrés económico

Las fiestas generan un incremento en los gastos que resulta significativo para las familias y que hace que el destino del aguinaldo se convierta zona de litigio. Queremos complacer a todos y en todo pero el dinero no estira y los precios cada vez, más altos generan angustia, enojo y a la ves frustración ingredientes que desemboca en discusiones y en no poder disfrutar lo mucho que se tiene estando más pendiente de lo que nos falta.

• Estrés ambiental

El calor estresa. Cuando la temperatura se sostiene por encima de los 27 grados varios días seguidos, la percepción del presente se ve afectada, generando estrés en la población. Si a eso le añadirnos cortes de agua, el ruido de los aires acondicionados o ventiladores, los mosquitos, y el deseo no realizado de querer escapar de nuestro lugar de residencia a descansar el resultado es estrés ambiental.

• Estrés electoral

Está demostrado que el hecho de vivir un año de elecciones continuadas incrementa el estrés en la sociedad y este año fue tremendo, jamás se votó tantas veces en este país y con tanto nivel de crispación y grieta. Ha sido conmigo o contra mí, en ambos bandos.

• Estrés post electoral

Tras las últimas elecciones se abre un panorama de incertidumbre en Argentina que está generando mucho estrés ante la toma de medidas que se avecinan y como se va a desarrollar el futuro escenario del país, con avisos de revueltas sociales, de ajustes económicos, escasas de alimentos, etc.

TIPS Para descomprimir y aprender a manejar el estrés.

Tras haberte explicado todo lo que provoca ese caos emocional en tu persona, te comentare que el estrés es un estado de defensa que nuestro organismo activa como reacción a determinados estímulos para adaptarnos a los eventos que suceden en nuestra vida física y emocional.

Cuando esta tensión es desmedida o dejamos de controlarla, nos puede afectar tanto mental como físicamente, por eso, te brindamos una serie de recomendaciones que pueden ser de utilidad para cumplir con tus responsabilidades personales y laborales, pero sobre todo para que puedas manejar el estrés que trae estas fechas tan especiales:

1. Identifica lo que más te estresa: A todos nos estresan distintas tareas, actitudes, comentarios o actividades. Reconocerlas te ayudará a generar estrategias para lidiar con ellas o saber cómo manejarlas.

Aprende a poner límites y lo que genere estrés intenta evitarlo sin pensar en que pensaran los demás.

Piensa en Ti y colócate en primera persona

2. Deja espacio para disfrutar: Date un tiempo para ti en el día, aunque sea solo de 30 minutos, ya sea para leer un libro o compartir con amigos, hacer deporte, escuchar música, …..Estas pueden ser buenas maneras de relajarte y regular el estrés. Tu tiempo es sagrado, otórgatelo como si fuera una obligación más de las muchas que tienes, pero esta vez será tu regalo.

3. Prioriza: Distingue lo importante, de lo urgente y aquello que puede esperar. Es una buena estrategia para aliviar un poco el estrés y evitar la sobrecarga emocional. Lo que puedas postergar para el año que viene hazlo, si hay gastos innecesarios eliminados de tu economía, si puedes entregar los informes del trabajo en tiempo y forma perfecto, lo que pueda esperar posponlo para más adelante.

4. Ten expectativas realistas: Reconoce tus verdaderas necesidades, deseos, y haz un análisis de qué posibilidad hay para que pasen aquellas cosas que deseas en diciembre.

5. No dejes las cosas para última hora: Comprar los regalos de Navidad el mismo 24, por ejemplo, puede causar una sobrecarga innecesaria a tu cuerpo, por eso es importante planificar y organizarte con tiempo. Haz una lista real de lo que deseas comprar búscalo con tiempo y veras que hasta encontraras mejores precios y variedad.

6. Pedir ayuda con tareas difíciles: Cuando el nivel de estrés es muy alto, es difícil poner un freno y reorganizarse. Por eso, es fundamental pedir ayuda.

Algunas tareas comunes de vacaciones pueden ser desencadenantes de estrés. Decorar el árbol de Navidad por primera vez después de la pérdida de un ser querido, hacer las maletas de todos los integrantes de la casa para irse de vacaciones, ir solo/a al supermercado a hacer las compras de las fechas señaladas, comprar los regalos, etc.

Habla con los miembros de tu familia y reparte tareas donde cada uno asuma su responsabilidad, crea un grupo de WhatsApp donde cada uno vaya dando cuenta de lo realizado, así será todo más fácil y entretenido.

7. Tomar un descanso de las redes sociales: Las fotos de amigos, llenas de perfección y alegría festiva realmente pueden afectar a quien no se siente exactamente bien en la temporada. Alejarse del teléfono, o mejor aún, eliminar temporalmente las aplicaciones puede ser de gran ayuda.

Además el uso excesivo de las redes sociales puede afectar el sueño, la autoestima y las relaciones personales. Esta iniciativa se presenta como oportunidad para retomar el control de nuestra relación con las redes sociales.

Cuando estás estresado o ansioso, ir a Instagram, Facebook o Tik Toc, puede generarnos una distorsión de la realidad que afectara nuestro ánimo dinamitando nuestras emociones para entrar en un bucle de angustia, frustración y dolor que no acentuara nuestro estrés y nos hará sentir mal.

8. Reconocer los sentimientos y ser realistas: No puedes forzarte a estar feliz solo porque se trata de esta época del año.

Si has sufrido la pérdida de alguien cercano recientemente, has roto tu relación sentimental, no puedes estar con tus seres queridos por alguna situación, o sencillamente estas pasando por un mal momento, entiende que es normal sentir dolor y tristeza.

Está bien que te des un tiempo para llorar y para expresar tus sentimientos. No puedes forzarte a estar feliz solo porque se trata de esta época del año.

9. Ayuda a otras personas: Otro factor que incide al malestar en esta época es tener que confrontarse con la soledad. Las fiestas son sinónimo de encuentro con otros y es en esta época donde quizás algunas personas registran su distanciamiento con los otros. Es importante preguntarse qué les llevo a esta situación y cómo se sienten respecto a esto.

La soledad elegida, no es igual a la soledad impuesta, por eso te proponemos que en esta época si te sientes solo busca hacer cosas por los demás, ayudando a otros te ayudaras a ti mismo y no te sentirás solo. Se empático y solidario, veras como la magia de la Navidad te recompensará.

10. No abandones los hábitos saludables: No permitas que las fiestas se conviertan en un caos. Los excesos solo intensifican el estrés y la culpa.

Salir, aunque sea por un rato, para una dosis saludable de aire fresco puede hacer maravillas. En lugar de simplemente aguantar hasta que termine el año para hacer algo saludable, considera las alternativas que puedan ayudarte a pasar el momento difícil de estas circunstancias temporales.

No es cuestión de ir al gimnasio, te propongo salir a pasear y caminar con ropa deportiva, hacer trekking y conectarte con la naturaleza, pensar en un menú saludable y alternativo a los excesos de grasas, alcohol y azucares.

También como hábitos saludables esta dormir bien y descansar. Si sabes meditar te ayudará a equilibrar el estrés y si no sabes, es el momento de aprender, no te parece una idea apetecible?

Despide el año de la mejor manera, porque de eso dependerá la entra del 2024. Nuestro deseo es que no te estreses y para ello te recomendamos que te priorices y pienses en Ti, veras como así todo ira mejor.

Escrito por: Carlos Fernández

Coach y Psicólogo.

Redes sociales: Facebook e Instagram. Búscanos como Europa Coaching.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
cuantos estudiantes de la unsj se quedarian sin beca progresar si milei la levanta

Las Más Leídas

La presentación la hizo José Díaz, del SEP. 
Ariel Omar Pérez el único detenido por el femicidio en Angaco.
Un hincha cordobés calificó al sanjuanino
Fabricio Castro era una apasionado de las motos. video
El Guascazo. Ariel Omar Pérez ahora se encuentra detenido por el femicidio cometido contra Yanina Pérez.

Te Puede Interesar