domingo 19 de mayo 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Un abordaje especial en San Juan

"Se buscan familiares", qué se hace con los pacientes que se quedan solos en el hospital

Los casos de gente que no tiene quién la cuide son comunes en los hospitales de la provincia. En estas circunstancias, son las asistentes sociales las que intentan recuperar los vínculos perdidos. Los hombres, protagonistas de los abandonos. La experiencia en el Hospital Rawson, contada en primera persona.

Por Miriam Walter

Al hospital a veces ingresan solos, a veces los deja una persona y se va, a veces los encuentra la Policía y los lleva. Son diferentes maneras de que se den casos de pacientes que terminan internados en completa soledad. Entonces se activa un mecanismo para buscar familiares que se hagan cargo de ellos, que les den contención, que aseguren el tratamiento al salir de la habitación hospitalaria. Es una compleja tarea que hacen trabajadores y trabajadoras sociales, la de recomponer vínculos, a veces rotos de toda una vida.

En el sistema de salud pública el lugar por excelencia es el Hospital Rawson, en el que es común ver situaciones de este tipo, de personas que a la tristeza de estar enfermas le suman lo trágico de no tener quién les dé la mano. A veces aparecen en los medios de comunicación pedidos para dar con familiares, pero ese es el último recurso de una gran cadena de acciones para procurarle acompañamiento. Muchas veces son cuestiones de vida o muerte.

"Nosotros garantizamos que el paciente se encuentre con, una vez de alta, la contención familiar y el acompañamiento para que pueda cumplir con el tratamiento indicado", cuenta a Tiempo de San Juan, Noelia Cano, del staff de Servicio Social del Hospital Rawson.

image.png
En el Hospital Rawson, el más importante de San Juan, el Servicio Social actúa en al menos 5 casos al mes de personas que se quedan solas cuando están internadas.

En el Hospital Rawson, el más importante de San Juan, el Servicio Social actúa en al menos 5 casos al mes de personas que se quedan solas cuando están internadas.

A grandes rasgos, el protocolo en estas circunstancias se da así: el paciente ingresa por el Servicio de Urgencias. El médico que está de guardia emite una interconsulta de Servicio Social y ahí comienza el abordaje especial.

El operativo consiste básicamente en buscar información, lo que convierte a las asistentes sociales en una suerte de investigadoras. Así, acuden por ejemplo al sistema informático de Salud Pública, ven si hubo otras intervenciones e intentan localizar el domicilio del paciente o si hay más datos. La intervención es amplia, varía según cada caso.

"Partimos de la dirección del documento. Hay veces que el paciente tuvo un ACV, está sedado, no puede hablar, porque está afectado su habla o porque está inconsciente o demás, entonces tratamos de empezar primero buscando el domicilio que sale en el registro del hospital o el domicilio que tengamos. A partir de ahí empezamos a rastrear desde ese lugar a ver si alguien lo conoce", explica la profesional.

Lo que se hace es un trabajo en red, "nos contactamos con las colegas donde corresponde el domicilio, viste. Ellas mandan a los agentes sanitarios para colaborar el domicilio y después hacen la visita domiciliaria y el trabajo local", detalla Cano. El trabajo es en conjunto con las trabajadoras sociales de los CAPS (Centro de Atención Primaria de la Salud) que hay en distintos departamentos.

image.png

"Las colegas que trabajan en las zonas locales, en los CAPS, también ellas articulan con distintas situaciones, con distintas instituciones de su departamento, para poder dar solución a esos problemas que tiene esa persona", al salir del hospital.

¿Qué pasa si no aparece nadie? "Depende de la situación, vemos qué solución le damos. A veces cuando son personas adultas o mayores, por ahí coordinamos con el Hogar de Ancianos y los podemos llevar si los reciben. Porque tienen que tener ciertas condiciones para ser admisibles, tiene que ser un paciente que no tenga dependencia para las actividades de la vida diaria, que serían, por ejemplo, comer, vestirse, ir al baño, deambular. A lo mejor cumplen tratamientos y tienen autovalidez", afirma Noelia.

En casos especiales se llega a tribunales, a un Juzgado de Familia, y es la justicia quien dispone lo que se va a hacer. "Hay veces en las que el paciente está en una situación inválida. Es decir, que tiene, que necesita asistencia completa y que, por ejemplo, tiene obra social y la obra social dice que no dispone de un geriátrico. Entonces, a veces tenemos que hacer comunicados judiciales para que un juez disponga que la obra social se haga cargo del paciente. A veces también se hacen judicializaciones cuando tenemos pacientes que tienen familia pero que no se quieren hacer cargo. Entonces se hacen judicializaciones por abandono de personas", enumera Cano.

Más varones que mujeres

Los casos de gente sola en el hospital se dan al menos con 5 personas al mes en el Rawson. Mayormente son varones los protagonistas, relata Noelia.

"Por lo general, la característica que se da es que son varones que por ahí a veces no tienen buenos vínculos con sus hijos porque no han sido padres cuidadores y demás, y entonces han sido más bien padres abandónicos. Entonces los hijos no se quieren hacer cargo de ellos porque hace mucho tiempo que no tienen relación o porque no se han hecho cargo durante el tiempo que tendrían que haberse hecho cargo, entonces es como que de repente se enferman y los buscan", afirma la especialista.

Y hay múltiples casos de hombres de alrededor de 50 años que no son lo suficientemente mayores para entrar en el hogar de ancianos. "No tenemos instituciones dentro de la provincia que puedan hacerse cargo de ese grupo etario. De todos modos, siempre buscamos una solución. Por ejemplo, hacemos el comunicado judicial y la justicia dispone. Me pasó en una oportunidad de tener un paciente de menos de 60, y la Justicia determinó que fuera al hogar de ancianos", explica.

image.png

"Estos pacientes generalmente abandonados que llegan son personas alcohólicas la mayoría, que viven en pensiones precarias donde están con falta de higiene, tiradas al abandono", devela. "Estos pacientes generalmente abandonados que llegan son personas alcohólicas la mayoría, que viven en pensiones precarias donde están con falta de higiene, tiradas al abandono", devela.

Aclara que "no necesariamente tiene que ver con estatus social, pero la situación del alcoholismo los lleva al límite. Entonces cuando terminan en el hospital lo hacen porque están con una patología hepática avanzada o porque ya tienen complicaciones de otro tipo".

¿Y llegan a morir solos? "Siempre hemos encontrado a alguien. Y en el último de los casos, cuando ya se nos terminaron todos los recursos, recién ahí hacemos la publicación en prensa de la búsqueda de familiares, así públicamente. Pero mientras hayamos agotado todas las otras instancias".

No les pasó que no encuentren a nadie, pero si el paciente llegara a morir solo, se pasa el caso a la morgue judicial. Hay un protocolo que seguir y se dispone el manejo postmortem, en el que las trabajadoras sociales ya no tienen incumbencia.

Atando con hilos rotos

Los y las trabajadoras sociales del Rawson y de Salud Pública en general (hay equipos en varios centros de salud) hacen de intermediarios muchas veces en relaciones rotas por muchos años. "Tratamos de construir vínculos", dice Noelia, que trabaja en un equipo de 14 profesionales en el hospital más grande de San Juan.

Este arduo trabajo de recrear emociones, sentimientos, de conseguir que se perdonen a veces, puede llevar un día o puede llevar mucho más. Nunca se sabe de antemano.

"Yo ahora tengo un caso de una paciente que ella estaba muy deprimida y estaba postrada en su cama. Y de estar postrada se le han hecho unas escaras terribles, graves. Entonces ahora la estamos tratando de restablecer y estamos trabajando para preparar su casa, que no está en condiciones habitables. Ese trabajo lo hacemos junto con los equipos de salud locales. Para que ellos se encarguen de eso, y después se encarguen también del tratamiento psiquiátrico local. Ella está con un menor, entonces hay que cuidar al menor, porque no es solamente el paciente. Hacemos el abordaje también del cuidado de los menores. O sea, que no es que solamente hacemos el abordaje del paciente, sino también del contexto", cuenta sobre su actividad.

image.png
Noelia Cano junto a todo el staff de Servicio Social del Hospital Rawson.

Noelia Cano junto a todo el staff de Servicio Social del Hospital Rawson.

Cano tiene muy presente un caso que abordó hace años y que fue noticia nacional, bajo el título de "el hombre que nadie sabe quién es". "Este señor era medio nómade. Iba de una provincia a otra, termina en San Juan y tiene una riña, le pegan un palazo en la cabeza y pierde parte de su masa encefálica. Entonces no nos podíamos comunicar con él ni nada. Después empezó a aparecer en las redes y logramos contactar a un amigo en San Luis y el paciente era de San Luis. En su provincia no tenían institución para tenerlo y acá se lo ubicó en una institución que no recibe pacientes con esas características, porque se judicializó el caso. Este paciente falleció hace un par de años. Él tenía una tía ciega de 83 años, y nunca pudimos ver con una supuesta hija que tenía en Mendoza. Amigos de San Luis venían a verlo acá. Ese caso fue muy positivo. Fue muy bueno porque en esa institución lo cuidaban amorosamente. Y a pesar de tener muchas limitaciones, porque le faltaba la mitad del cerebro, logró un montón de cosas, recuperó cosas que pensábamos que eran irrecuperables. Era una persona que estaba en estado fetal y después se pudo sentar, dibujaba, pronunciaba algunas palabras...".

Como asistente social, Noelia trabaja hace más de una década en el hospital Rawson. Y cuenta cómo es este juego de empatía y profesionalismo a la vez con las desgracias que ven a diario. "Tratamos hacer la disociación instrumental. En lo posible no te tenés que vincular afectivamente con él, para poder ser objetivos, pero obviamente somos seres humanos", concluye.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
El Termas Pismanta Hotel & Spa brilla como alojamiento de 3 estrellas en Las Flores, Iglesia.

Las Más Leídas

El Termas Pismanta Hotel & Spa brilla como alojamiento de 3 estrellas en Las Flores, Iglesia.
Para los sanjuaninos, volar desde su aeropuerto es mucho más caro que hacerlo desde Mendoza.
Dolor en el mundo del cuarteto sanjuanino: murió un músico de Omega
Guanaco: el sanjuanino que arrancó fabricando sus propios accesorios en pandemia y creó una marca de diseño video
San Martín madrugó, goleó al Albo de Monasterio y es el puntero de la Primera Nacional

Te Puede Interesar