martes 9 de julio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Coaching

Me cuesta aceptar las criticas: ¿cómo lo manejo?

Muchas personas tienen dificultades para aceptar estos comentarios que reciben porque se sienten atacadas o infravaloradas, pero las críticas (siempre que sean constructivas) pueden ayudarnos a mejorar como personas. En este artículo te damos algunos consejos para saber cómo aceptar las críticas de los demás, queremos explicarte qué críticas deberías aceptar y cuáles ignorar. También te contamos cómo aprovechar las críticas recibidas para convertirte en la persona que deseas ser.

Por Carlos Fernández

No son pocas las personas que sienten nerviosismo, decepción o rabia cuando una persona cercana les hace una crítica o les dice qué no le gusta de ellos. Tendemos a reaccionar negativamente a las críticas. A la mayoría de las personas nos suele molestar bastante que nos digan que hemos cometido un error, que estamos haciendo algo mal, que nos hemos comportado de forma inadecuada…..si percibimos estos comentarios como ataques, nuestra reacción va a ser por término general el contraataque, generando comentarios más hostiles y agresivos.

Formas de responder a las críticas de forma negativa:

  • Negar la validez del contenido.
  • Responder de forma pasiva-agresiva.

Estas reacciones suelen esconder cierta falta de autocrítica por parte de quien recibe el feedback, y es una actitud que no ayuda a las personas a crecer y mejorar, ya que no permite conocer la «ventana ciega» que todos tenemos.

No recibir las críticas de forma positiva tiene dos consecuencias negativas.

  • Conlleva un coste emocional

Esto por parte de la persona que da el feedback y de la persona que lo recibe. El primero, porque realiza una crítica con un objetivo que no se cumple. En la mayoría de los casos, su intención es constructiva y positiva, aunque no se vea reflejada en la reacción de quien recibe el feedback.

Por su parte, el «receptor» de la crítica se verá afectado por emociones negativas como rabia (por ejemplo, por sentirse ofendido por la forma o el fondo de la crítica), tristeza (por no estar a la altura), miedo (por no sentirse valorado y pensar que se pone en duda su profesionalidad, integridad, etc.).

  • Conlleva un coste relacional

Como consecuencia de lo anterior, en muchos casos la relación con la otra persona se ve deteriorada, ya que dicha crítica puede generar una discusión, un conflicto, un distanciamiento o rumorología, con independencia de su intención.

Por este motivo, es imprescindible saber recibir las críticas con independencia de las formas que aplique la persona que las facilita. Debes ser capaz de extraer “el diamante” que llevan las palabras de tu interlocutor.

Importancia de escuchar activamente y comprender las críticas recibidas

Aceptar las críticas, es muy importante, al igual que la escucha activa, ya que hace que una persona pueda detenerse a analizar la que le están diciendo. Le permite evaluar si la misma es válida y si sirve para mejorar el comportamiento de uno, o si, por el contrario, es una crítica que hay que dejar pasar.

Para poder llevar a cabo la escucha activa hay que realizar un esfuerzo tanto a nivel cognitivo como emocional, para poder ponerse en el lugar de la otra persona y comprender en profundidad la crítica.

Estas son las ventajas que demuestran la importancia de escuchar activamente las críticas y comprenderlas:

  • Es una oportunidad para el crecimiento personal y profesional.
  • Da acceso a perspectivas diferentes y enriquecedoras.
  • Fortalece relaciones y fomenta la confianza.
  • Impulsa la innovación y creatividad.
  • Desarrolla la resiliencia emocional.
  • Potencia la mejora continua y el poder de adaptación a desafíos.
  • Es aprendizaje para tomar decisiones informadas.
  • Da madurez emocional y profesional.
  • Permite mejorar productos, servicios o habilidades.
  • Ayuda a alcanzar nuestro máximo potencial.

Para realizar una buena valoración de la crítica, hay tener en cuenta algunos puntos importantes:

Valorar la fuente. Para saber si debemos darle importancia a la crítica que estamos recibiendo hemos de tener en cuenta, quién es la persona que la realiza, esto es, si viene de alguien que es un@ competid@r laboral, académico o social, es mejor obviar lo escuchado y continuar haciendo autoevaluación. Si proviene de alguien que sabemos que quiere o necesita nuestra mejora, nos sentamos a escuchar sin escudo, en este caso, no será necesario defendernos de nada…

Distingue la crítica constructiva de la crítica real. La crítica constructiva es cuando alguien te enumera algunas áreas en las que puedes trabajar para mejorar tu rendimiento, y se ofrece a ayudarte o darte herramientas para que lo pongas en marcha. La crítica negativa es cuando alguien te dice tus faltas con el fin de hacerte sentir mal o sentirse mejor ell@s. Te informará de tus fallos de manera malintencionada, en ocasiones de mala forma, en otras, camuflada bajo “piel de cordero”

Escucha con atención la crítica constructiva. Puede ser algo muy natural para ti cerrarte mentalmente cuando alguien comienza a hablar acerca de tus defectos, pero es importante mantener la mente abiert@ a lo que te dicen. Muchas veces, si escuchas la crítica y la tomas en serio, puedes aprender acerca de tus puntos débiles e incluso la forma para mejorarlos. Escuchar la crítica constructiva es un paso importante para mejorar tu desempeño.

Analiza las críticas. ¿Es algo que ya hayas escuchado antes? ¿Ya sabías que este era uno de tus puntos débiles? Pregúntales a los demás que son importantes para ti qué piensan y si están de acuerdo en que es importante modificar esos aspectos en ti. ¿Ell@s también se han dado cuenta que necesitas ayuda en esa área?

Trabaja en el área que te han criticado. No vas a mejorar de la noche a la mañana en lo que sea que estés fallando. Tiene que estar decidido para que lo puedas lograr; este es el punto principal de la crítica constructiva. Trabaja duro en tus fallos para incrementar tu nivel.

Averiguar por qué nos cuesta aceptar las críticas. Si demasiado a menudo nos sentimos dolidos o nos mostramos agresivos cuando nos dicen lo que no nos gusta oír, puede ser que no tengamos suficiente seguridad en nosotros mismos. En estos casos es importante valorar todo lo que nos gusta de nosotros mismos y descubrir todo lo que nos gustaría cambiar de nuestra persona.

Cambiar nuestro concepto sobre las críticas. Si nos encanta que nos digan qué les gusta de nosotros, pero en cambio nos enfadamos cuando identifican nuestros defectos, nos ayudará mucho cambiar cómo pensamos sobre las críticas constructivas. Todos tenemos defectos, y todos podemos mejorar de muchas maneras. Las críticas nos pueden dar ese pequeño empujón que necesitamos para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Mantén la cabeza erguida. Recuerda que tienes talento y que puedes mejorar. No te desanimes: fallar es parte fundamental del proceso de aprendizaje. Lo importante es superar esas faltas para mejorar en el área que sea necesaria.

Escrito por: Carlos Fernández.

Coach y psicólogo.

Redes sociales: Facebook e Instagram: Europa Coaching.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
si estuviste en el desfile patrio por el dia de la independencia, ¡buscate!

Las Más Leídas

Una sanjuanina embarazada de 8 meses sufrió un brutal asalto en Rawson.
El horóscopo de este martes aconseja a tres signos a practicar el perdón.
Imagen ilustrativa
Perdió el control de su camioneta en Bermejo, volcó y falleció
La moratoria de impuestos se prorrogó por 30 días. 

Te Puede Interesar