Casemi

Empresarios mineros: suben las acusaciones, nuevas caras y otra fractura en puerta

Por el oficialismo, aparece el tandem Cárcamo-Salguero. Por la oposición, Vallejo dice que tienen intereses incompatibles. La escalada verbal, en su pico. Lo que se dicen y lo que podría ocurrir.
jueves, 22 de abril de 2021 · 10:48

La disputa por la conducción de la Cámara de Servicios Mineros (Casemi) está al rojo vivo tras una asamblea que no fue tal. En la antesala al desembarco del mayor emprendimiento minero de San Juan, Josemaría, que significará la inversión de 3.200.000.000 dólares de un grupo canadiense, los proveedores entraron en un punto de no retorno. Ya en marzo, un grupo de interesados en manejar los destinos de la entidad presentó documentación para acelerar el llamado a elecciones. Hace unos días, el oficialismo llamó a que los socios se viesen las caras después de mucho tiempo. Ambos sectores oficializaron sus intenciones. Y uno puso nombres propios. De no concretarse una "normalización" habrá una ruptura. La segunda de la Cámara. 

El primero en entrar en el juego electoral fue Sergio Vallejos. Tiempo de San Juan reflejó las diferencias entre el propietario de Textil Zonda y Juan José Igualada, dueño de PaP y actual presidente de Casemi. Éste último conduce la entidad gremial-empresaria desde el 2013 a la fecha, con mandatos renovados de manera ininterrumpida. Y anticipó, en ese momento, que colgaría los guantes y no competiría en los comicios, pero que tenía intenciones de apoyar un lista de unidad que excluya al textil, con quien no tenía ningún punto de coincidencia. Todo esto se confirmó en la reunión de la semana pasada, en un hotel céntrico. El oficialismo llamó a asamblea para aprobar balances y postular una fecha para las elecciones. Pero el encuentro nació mal. 

El inspector general de la Dirección de Personería Jurídica, Pablo Dara, advirtió a los socios de Casemi que la reunión carecía del estatus de asamblea porque los trámites no se habían ejecutado correctamente. Entre algunos cuestionamientos, que no se había notificado a los socios con la suficiente antelación. Es decir, sólo fue un encuentro más. Sin "ajustarse a derecho". No obstante, hubo buena afluencia de socios. Y una breve gresca que sacó a relucir a nuevas caras.

Una de ellas es Analía Salguero, escribana de profesión y presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de San Juan. Según los presentes, un escribano ingresó a la reunión de la mano del dueño de una empresa afín a Vallejos, y hubo una reacción general de malestar. Fue Salguero, como conocedora, quien cruzó al otro profesional y le pidió que se retirase, que no podía estar ahí. Igualada lo puso a votación. La propuesta de la mujer ganó por mayoría. Algunos creen que esa situación fue una "elección primaria" donde el textil demostró no poder imponerse por los votos. 

El otro nombre fue Daniel Cárcamo, dueño de la empresa de seguridad privada Huarpe. El hombre dio un breve discurso, convocó a los socios a la unidad y criticó la gestión de Igualada. Sobre todo en lo relacionado a la falta de "mano de obra local" en los proyectos mineros en funcionamiento producto de las escasas gestiones de la conducción de la Cámara. Tuvo apoyo general. Con la disidencia natural del sector de Vallejos. 

El empresario textil aseguró a Tiempo de San Juan que la reunión en sí misma se trató de una "maniobra dilatoria para ganar tiempo" y que el oficialismo genere un armado que garantice la continuidad del proyecto político de Igualada, de una Casemi "para unos pocos amigos". Postura que sostiene desde el principio de su lanzamiento como candidato. Además, consideró que es vital que la entidad se "normalice". "No están aprobados los balances, no sabemos si hay cuentas embargadas, seguro la Comisión Directiva deberá afrontar pago de multas", dijo. Y enfatizó, "si la Cámara no se normaliza, no vamos a pertenecer", en referencia a la ruptura y creación de una nueva organización, también de proveedores mineros. Una movida ya antes vista: el nacimiento de la Cámara de Proveedores Interdepartamentales Mineros de San Juan (Caprimsa) lo evidencia. 

Además, puso en cuestión la figura "conciliadora" de Cárcamo. "Tiene un jugoso contrato con Barrick, de qué manera podría sentarse a defender los intereses de los socios frente a esa multinacional si están en juego sus propios intereses", refirió. Y reconoció que en la faz personal son amigos y que "festeja enfrentarse a él". Aún cuando es "parte del sistema establecido en Casemi" y viene a garantizar, de alguna manera, que siga vigente el pensamiento de Igualada, que es quien lo propuso para la nueva conducción.

Del otro lado, Salguero salió con los tapones en punta. "Son manotazos de ahogado. Él sabe que va a perder", dijo, en referencia a las acusaciones de Vallejos contra Cárcamo e Igualada. Consideró, también, que el empresario de seguridad tiene "una capacidad indiscutida de liderazgo" y porque logró "armar un grupo que está a la altura de las circunstancias". Mientras que la facción del textil son un " un socio enojado con cuatro o cinco más que comparten su idea". Por eso, resaltó que Casemi "no está partida" y hay oportunidades para el consenso.

Contó que Cárcamo se reunió con él y le ofreció construir una lista única. "Hay que trabajar para encontrar las coincidencias, todos tenemos algo bueno para aportar, Sergio Vallejos ha tenido un rol protagónico en pedir atarse a la formas y rigurosamente al estatuto y esa es una gran coincidencia", puntualizó. Al tiempo que defendió la actual gestión de la Cámara, "en honor a la verdad no ha existido resistencia alguna por parte del presidente y su comisión en ceñirse al estatuto y que sea lo más transparente que se pueda".  

También Salguero aceptó que meterse a competir en Casemi es parte de un interés propio. La empresaria comentó que no logró una buena competencia y siempre las firmas mineras buscaron combustible en otras provincias. "No ha sido sencillo", contó, "por eso, cuando Daniel Cárcamo me invitó a ser parte de su propuesta, acepté". "También creo que San Juan necesita una Casemi mejor. Daniel me expresó que no tenía manejo institucional y yo puedo aportar mi experiencia", cerró.

Fecha de elecciones  

Naturalmente, las perspectivas sobre el calendario electoral son también diferentes. El sector liderado por Vallejos considera que el mandato de la Comisión Directiva actual está vencido y el llamado a elecciones es urgente. Sobre todo para llevar adelante un proceso de normalización. Del otro lado, contestan que ese proceso se está llevando a cabo, que los socios le concedieron a Igualada 90 días para regularizar la situación legal y económica de la Cámara. En ese sentido, ya pasaron 60 días, según el acuerdo, y el actual presidente se encuentra vigente y prorrogado el mandato hasta tanto existan nuevas elecciones y nueva administración. Por lo tanto, habrá fecha para los comicios en 30 días.

 

Comentarios