Un histórico cambio de sistema en la Justicia

El nuevo Código Procesal Penal en acción: iniciará sin juicio por jurados

 La Corte de Justicia de San Juan ya tiene fecha para enviar el proyecto de ley de implementación a Diputados. Los detalles.
miércoles, 11 de septiembre de 2019 · 11:20

La Corte de Justicia de San Juan trabaja en darle los últimos retoques al proyecto de ley de implementación del Código Procesal Penal, el último paso que se requiere para que se aplique efectivamente este cambio total de paradigma en el fuero penal en la provincia. Y uno de los puntos más novedosos, el del juicio por jurados, no estará operativo en la primera fase ya que se suspenderá la aplicación inicial de esta figura. 

El proyecto de implementación se trabaja para ser enviado a la Cámara de Diputados en este mes de septiembre, dijo a Tiempo de San Juan el presidente de la Corte, Guillermo de Sanctis. Luego de aprobado en noviembre del año pasado, lo que se espera entre fines de este año y marzo a más tardar, será de aplicación efectiva este código que cambia históricamente el sistema de enjuiciamiento penal en los tribunales sanjuaninos.

A grandes rasgos, el nuevo Código establece el sistema acusatorio adversarial donde los fiscales coordinan y dirigen la investigación de los delitos penales junto con la Policía y son los dueños de la investigación, dejando al juez en rol de juez de garantías y juez de juicio, para llevar adelante las audiencias.  Se acortan los plazos y se implementan sistemas alternativos de solucionar los casos, como la mediación, la reparación y conciliación. 

En la Corte ya están en la recta final del proyecto de la implementación, que indica cómo se dará esta herramienta que requiere de gran logística, la creación de nuevas estructuras de personal y presupuesto. 

Entre lo ya definido es que el nuevo Código se va a aplicar en simultáneo en toda la provincia con fiscales en todo el territorio. Se iniciará con 20 unidades fiscales de investigación, cantidad que va a ir creciendo "progresivamente". 

Esta progresividad consiste en que se empezará a implementar con cierto tipo de delitos: los más graves. Es decir homicidios y otros delitos contra las personas como lesiones, delitos contra la integridad sexual y delitos contra la administración pública.

Con el tiempo se irán sumando delitos de acuerdo a la evolución que se dé con el Código en funcionamiento. No se sabe qué tiempo se necesitará hasta que esté operativo con todos los delitos penales, para lo que puede pasar un año o dos incluso.

El presupuesto para la implementación ya está contemplado para el año próximo. Hay necesidades edilicias que contempla el nuevo Código para los nuevos fiscales en los departamentos, por lo que se prevé alquilar algunas oficinas, lo que se verá sobre la marcha. En la Capital hará falta salas de audiencias, porque el sistema acusatorio de investigación fiscal se basa en la oralidad, para lo cual la Corte está evaluando algunas opciones inmobiliarias.
 

El juicio por jurados, en stand by

El nuevo Código Procesal Penal arrancará con el juicio por jurados en suspenso, es decir que no se implementará por ahora. Esta figura está prevista para los delitos graves y generó expectativas en San Juan porque por primera vez ciudadanos comunes podrán decidir sobre la condena en un juicio, como se ve en las películas.

“Esto no debe ser tomado a mal, ni como una desidia del Poder Judicial porque lo estamos transformando. No nos mete miedo el juicio por jurados, pero el Código va a arrancar con juicio por jurado suspendidos porque requiere de otra logística, requiere de salas especiales y requiere de mucha docencia al pueblo de San Juan. Porque son jurados populares, por padrón, que se los entrevista y se ve si están preparados, entonces hay que hacer docencia antes. Qué es el juicio, qué significa ser jurado, capacitar a los propios magistrados, funcionarios”, analizó De Sanctis. 

En este marco, en la Corte no descartan que el juicio por jurados sea el último eslabón de implementación del nuevo Código. Y hoy eso no tiene fecha.  

Cambio total de paradigma

 

El anteproyecto de Código Procesal Penal lo redactó una comisión especial y se presentó en Casa de Gobierno en noviembre de 2017.

 

El nuevo sistema se denomina acusatorio adversarial y tiene como base la oralidad, evitando el papeleo y agilizando las causas. Genera una desconcentración y cede la investigación a los fiscales, mientras que el juez se limita a llegar a la audiencia de formulación que lleva el Ministerio Publico Fiscal y la audiencia de control de acusación que se fija una vez investigado el hecho .

El fiscal investiga junto a la Policía dando más rapidez al proceso., en un plazo de un 1 año prorrogable a 180 días. El juez sólo controla la acusación. La última etapa del proceso es el juicio oral.

Una de las figuras más novedosas, como se dijo, es la implementación del juicio por jurados, que ya se aplica en otras provincias argentinas como Mendoza, Chaco, Río Negro, Buenos Aires, Neuquén, Chubut y Córdoba. Este tribunal compuesto por ciudadanos comunes, delibera, saca conclusiones y debe tomar una decisión o veredicto con mayoría de 8 sobre 12 sobre sobre si es inocente o culpable la persona juzgado. Ese veredicto va al juez y este determina la pena, si no hay acuerdo de mayoría debe hacerse un nuevo juicio con otro jurado. La designación de un ciudadano como jurado es considerada una carga pública y no puede negarse, por lo que queda disculpado de presentarse a trabajar para que cumpla el rol. El jurado se elige por sorteo y sólo se pueden excusar cuando se trate de problemas familiares que perjudiquen.

Comentarios