Rafecas busca resguardar las pruebas de la causa Hotesur

miércoles, 29 de julio de 2015 · 08:32
El juez federal Daniel Rafecas ordenó ayer a la Policía Metropolitana que remita a su juzgado todo el material secuestrado en los allanamientos dispuestos en Santa Cruz por su par Claudio Bonadio, antes de ser desplazado por irregularidades en el trámite de la causa Hotesur. La medida busca poner bajo resguardo la documentación incautada en los operativos –que será custodiada por Prefectura Naval- hasta que se definan las nulidades pendientes, después de la feria judicial. Tres discos rígidos, varios DVD´s y algunos pen drives, además de documentación obtenida en Río Gallegos, Calafate y Bariloche serán ahora solo accesibles al nuevo magistrado a cargo del expediente. Resta también que se defina si las actuaciones son giradas a la justicia federal de esa provincia, donde tienen asiento las empresas investigadas, adelantó Tiempo Argentino.

Rafecas adoptó una medida esperable, tras haber sido sorteado por la Cámara Federal para hacerse cargo el expediente iniciado por Bonadio, quien fue apartado en una dura resolución por haber evidenciado falta de imparcialidad en la investigación iniciada por lavado de dinero contra la empresa que administra los hoteles de la familia presidencial, sobre los que se sospecha que firmas relacionadas a Lázaro Báez alquilaban habitaciones sin utilizarlas.

El juez ya había recibido la documentación en papel, en parte aportada por su predecesor, y otra que fue redireccionada mientras era trasladada por tierra desde el sur del país, luego de que la Cámara definiera el apartamiento. Fuentes judiciales estimaron que el reclamo del juez a la Metropolitana tiene por objetivo centralizar todo el material de la causa secuestrado en soporte físico y en digital, en un lugar seguro, bajo llave y con vigilancia permanente, que solo será accesible para los responsables del juzgado. De esa forma, todo quedará a resguardo hasta que se definan las nulidades pendientes, ya que todo ese material podría ser invalidado porque parte de los cuestionamientos hacia Bonadio fueron a raíz de haber utilizado para los operativos a una fuerza policial local –la Metropolitana controlada por el líder del PRO, Mauricio Macri- lejos de su jurisdicción. Las fuerzas que realizan los operativos jamás se quedan con las pruebas de un procedimiento judicial que está bajo investigación.

El fiscal de Cámara, Germán Moldes pidió horas antes del receso judicial de invierno que la Sala I, integrada por Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah, aclare los alcances de su fallo para determinar qué pruebas podrían ser incorporadas luego del desplazamiento de Bonadio. Esa respuesta llegará a partir de la semana que viene. Cuando la Cámara establezca lo que considerará válido de la causa, Moldes podría apelar esa decisión, lo que generará una nueva intervención de la alzada.

Alberto Beraldi, abogado de Romina Mercado, la titular de Hotesur y sobrina de la presidenta Cristina Fernández, había adelantado a Tiempo que más allá de lo que defina la Cámara sobre la validez o no de las pruebas, la defensa aportará a Rafecas todos los elementos que le sean solicitados, aún los que ya hayan sido anulados. El plan de los defensores es poner de relieve que Bonadio había actuado de manera irregular en todo el trámite de la causa que se inició por una irregularidad en la presentación de balances de Hotesur, y la direccionó hacia una pesquisa por lavado involucrando al hotel Ato Calafate y a empresas relacionadas con Báez, Cristóbal López y Ernesto Clarens en una trama donde no se fijó cuál es la hipótesis delictiva.

Otro dato crucial será que se defina si debe intervenir la justicia federal de la Capital Federal o la de Río Gallegos, jurisdicción sobre la que algunas defensas plantearon que debe ser la competente, dado que los domicilios de las empresas y las presuntas maniobras denunciadas habrían ocurrido en el sur. 

 

(Fuente: Infonews)

Comentarios