jueves 30 de mayo 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Preocupación mundial

¿Qué es FOMO?, el síntoma de adicción que generan las redes sociales

Este fenómeno puede generar un impacto negativo en el bienestar de las personas. Conocé los detalles

Por Redacción Tiempo de San Juan

La creciente integración de las redes sociales en la vida cotidiana ha llevado a una mayor dependencia de estas plataformas para mantenerse conectado con el mundo. Uno de los fenómenos asociados con este uso excesivo es el “miedo a perderse algo”, o FOMO (por sus siglas en inglés, Fear Of Missing Out).

Este término se refiere a la ansiedad que siente una persona al pensar que podría estar perdiendo de experiencias, eventos, o interacciones que podrían ser gratificantes o significativas, mientras otros las disfrutan.

Expertos sostienen que se manifiesta en “una necesidad de figurar, de no perderse nada”, evidenciando no solo una obsesión por mantenerse al tanto de las novedades en redes, sino también una comparación constante con la vida de otros.

Mientras que los síntomas de FOMO abarcan desde el uso excesivo de dispositivos electrónicos hasta la dificultad de desconexión, generando estrés, ansiedad y una sensación constante de insatisfacción.

Por qué las redes sociales favorecen al problema

El diseño mismo de las redes sociales podría favorecer el surgimiento de FOMO debido a que estas plataformas están estructuradas de tal manera que fomentan la comparación constante entre los usuarios y sus pares.

Las publicaciones suelen mostrar solo los aspectos más positivos de la vida de las personas, lo que puede llevar a percepciones distorsionadas y a una sensación de que uno está perdiéndose de vivir experiencias similares.

Autores cómo Byung-Chul Han y Shoshana Zuboff han analizado cómo la digitalización y la cultura capitalista han transformado la forma en que interactuamos con el mundo y con nosotros mismos, generando un entorno en el que la información predomina sobre lo tangible.

Además, el algoritmo de muchas redes sociales prioriza el contenido que genera más interacción, lo que puede intensificar la sensación de que todos excepto el usuario están participando en actividades deseables.

Esto también puede crear un ciclo donde el miedo a perderse algo incita a los usuarios a pasar más tiempo en línea, exacerbando el problema.

Qué repercusiones tiene en la sociedad el efecto FOMO

Este comportamiento tiene repercusiones profundas en la capacidad de las personas de disfrutar y vivir plenamente el momento presente. Byung-Chul Han, filósofo surcoreano, argumenta que vivimos en una “infoesfera” saturada, donde la producción y consumo de información supera al de los objetos materiales.

Esta hiperconexión se observó de manera palpable durante la celebración de Año Nuevo de 2024 en el Arco del Triunfo en París, donde la multitud optó por grabar y compartir el momento a través de sus dispositivos móviles en lugar de disfrutarlo en vivo.

Este constante bombardeo informativo y la necesidad de atención se refleja en usuarios constantemente conectados, los cuales podrían estar más propensos a la ansiedad y problemas psicológicos.

El FOMO puede tener consecuencias negativas significativas en el bienestar de una persona. Esta constante preocupación por lo que otros están haciendo puede llevar a sentimientos de insatisfacción, envidia y baja autoestima.

Además, el tiempo dedicado a las redes sociales como resultado del FOMO puede restar tiempo a otras actividades más enriquecedoras o necesarias para el bienestar personal, como el sueño, el ejercicio, o la interacción cara a cara con amigos y familiares.

También puede llevar a decisiones impulsivas, como asistir a eventos solo por el temor a perderse algo, en lugar de un genuino interés o deseo. Esto no solo puede afectar el bienestar personal, sino también conducir a tensiones en las relaciones interpersonales.

Para manejar el FOMO, es importante tomar conciencia de cómo el uso de redes sociales afecta el estado de ánimo y el bienestar. Establecer límites claros para el uso de estas plataformas puede ayudar, tales como designar momentos del día libres de redes sociales.

También es útil cuestionar la realidad de lo que se ve en línea, recordando que lo que se publica suele ser una versión idealizada de la vida de las personas.

En casos graves es recomendable buscar la asistencia de los expertos, debido a que este comportamiento tiene de base problemas más profundos y la raíz del problema podría encontrarse en experiencias tempranas de abandono emocional. La terapia aparece como un recurso vital para aquellas personas que reconocen en sí mismas patrones de adicción a las redes sociales.

Buscar actividades que proporcionen satisfacción y sentido fuera de las redes sociales es crucial. Pasatiempos, deportes, voluntariado o cualquier actividad que brinde una sensación de logro puede ayudar a reducir la dependencia de la validación en línea y mitigar el FOMO.

La comunicación y la creación de conexiones significativas en la vida real también pueden desempeñar un papel importante. Establecer y mantener relaciones saludables ayuda a disminuir la sensación de estar perdiéndose de algo, ya que proporciona una seguridad emocional que las interacciones superficiales en línea no pueden ofrecer.

El FOMO es un fenómeno complejo y multifacético que se ha intensificado con el auge de las redes sociales. Aunque estas plataformas ofrecen oportunidades significativas para conectar y compartir, también es esencial ser consciente de su impacto en nuestro bienestar emocional y psicológico.

Reconocer el FOMO y tomar medidas activas para combatirlo puede contribuir de manera significativa a mejorar nuestra salud mental y calidad de vida en la era digital.

FUENTE: Infobae

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
El Rey de España, Felipe VI

Las Más Leídas

Julia Horn: qué pasará con sus restos y qué hará su padre, que se quedó en San Juan
La explicación sobre el funcionamiento y las implicancias del escaneo del iris, según un experto sanjuanino.
Peter y Cristine Horn.
Estatales sanjuaninos tendrán este 31 de mayo sus sueldos depositados en cajeros.
Mirá cómo va quedando uno de los barrios que pronto entregará el IPV en San Juan

Te Puede Interesar