transporte

¿Qué es más barato, ir a trabajar en auto o en colectivo?

Con un boleto a 22 pesos, muchos se empiezan a preguntar si no conviene subirse al auto para ir todos los días a trabajar. Sacamos las cuentas y te decimos la posta.
miércoles, 12 de junio de 2019 · 10:42

Por Carolina Putelli

Pagar el boleto del colectivo a $22 no suena como una decisión muy económica. En apenas cuatro viajes se fueron casi 100 pesos y con apenas dos se termina el cupo negativo de la SUBE. Ante esto, sobre todo en los minutos eternos de espera en la parada, con frío y ganas de llegar, puede surgir la duda: ¿no será más conveniente agarrar el auto para ir a trabajar todos los días?

En Tiempo de San Juan decidimos hacer las cuentas, comparando el precio que se aplicará desde julio con lo que cuesta la nafta súper este jueves 12 de junio: $46.09 la súper. Puede que los números de las estaciones de servicio vuelvan a variar antes de que se aplique la suba de los boletos, que es semestral, y todo este trabajo quede desactualizado.

Para calcular qué conviene más hay que tener en cuenta un parámetro que cambia de usuario a usuario: cuánto consumo el auto que tiene una familia. Para encontrar un “promedio” sacamos las cuentas con el rendimiento urbano que tiene un Gol 1.6, que es el auto más vendido en el país y tiene un rendimiento de 10.3 kilómetros por litro. Además usamos las distancias de la Plaza 25 de Mayo a las plazas departamentales de Chimbas, Santa Lucía y Rawson y la Municipalidad de Rivadavia como referencias de distancias.

Con estos datos podemos calcular que un sanjuanino gastaría para ir de Rawson a Capital $27.65, desde Chimbas $23.96, desde Rivadavia $36.87 y desde Santa Lucía $13.82. Sólo con estos números podemos decir que a los únicos que les conviene viajar en auto todos los días son los santaluceños, ya que son los únicos que tienen un gasto menor en el viaje desde su plaza departamental al microcentro. Eso sí, el grueso de los barrios del departamento del Este están más lejos de Capital que su plaza, que es la más cercana a sólo 3.2km. Por lo tanto, si se alejan sólo dos kilómetros, la cuenta le queda igual a los chimberos, el mismo precio el colectivo que el auto.

El auto, siempre más caro

Lamentablemente, todo el cálculo anterior queda corto si vemos los gastos reales de los automovilistas. Aquellos que se mueven en su vehículo personal deben sumar gastos de estacionamiento y el mantenimiento general que tienen que realizar. La cantidad de kilómetros recorridos incide directamente en la frecuencia de cambios de cubiertas, aceite y filtros, correas y hasta en la posibilidad de sufrir algún desperfecto.

Además, es necesario que los dueños de vehículos tengan en cuenta que moverse en auto personal a diario  es una opción poco ecológica. No es lo mismo que cada persona sume sus emisiones al ambiente con un auto que sólo haya colectivos con decenas de usuarios moviéndose a la vez.

GNC y motos, los más baratos

Todas las cuentas anteriores están hechas en base a autos nafteros. Los vehículos que usan diésel son algo más económicos, pero las diferencias no son tan notables. Sí lo es en cambio el ahorro que genera moverse en vehículos con sistema de GNC. En esta caso, cada metro cúbico rinde alrededor de 1.13 litros de nafta y cuesta 22 pesos. A grandes rasgos, se puede decir que usar un auto con gas cuesta la mitad.

Las motos en cambio cargan nafta también, pero en este caso la diferencia está en la cantidad de kilómetros por litros que dan: prácticamente se multiplica hasta por cinco ya que hay motos que pueden andar 35km por cada libro de combustible.

Comentarios