Informe especial

En el microcentro sanjuanino uno de cada diez locales está desocupado

Hay 335 negocios en el área comprendida entre General Acha, Laprida, Ignacio de la Roza y Rioja. De ese total, 37 están cerrados, 18 en una misma galería. Por Natalia Caballero.
sábado, 09 de febrero de 2019 · 09:10

En el área comprendida entre Ignacio de la Roza, Laprida, General Acha y Avenida Rioja hay 335 locales, del total hay 37 que están cerrados. Uno de cada diez comerciantes decidió cerrar las puertas de sus negocios porque no le dan los números. El cóctel de bajas ventas y altos costos de los alquileres terminó de destruir la rentabilidad de los propietarios, quienes tuvieron que afrontar en el medio un tarifazo matador, con facturas de electricidad en pleno verano que superan los $12.000.

La mayor parte de los negocios cerrados están ubicados dentro de galerías. La más afectada de todas es la Galería del Sol, paseo comercial donde hay 18 locales con las persianas bajas. Pasillos completos de la galería se encuentran sin negocios abiertos al público. En los restantes paseos comerciales hay 13 locales desocupados. 

La calle más afectada por el cierre de comercios es la Rivadavia, una de las arterias con locales más caros de San Juan. Recientemente se fue el banco Galicia de la esquina de General Acha y Rivadavia porque el alquiler del local pasó de $300.000 a $500.000. El altísimo costo corrió hasta al banco a otra esquina importante del microcentro con costos más económicos (Avenida Ignacio de la Roza y General Acha). 

Al expandir la zona de análisis hasta calle Santa Fe, Entre Ríos, Avenida Rioja y Avenida Libertador se contabilizan 768 locales, 43 con las persianas bajas. 

De los doce meses del 2018, en diez el comercio local vendió menos en comparación con el 2017. Febrero y diciembre fueron los únicos dos meses en el que las ventas repuntaron el 1,4% y el 1,2%. Los peores meses fueron noviembre y octubre, con caídas del 9,2% y del 6,7%. 

"No hay ventas, la gente pasa por las calles principales y no entra a las galerías. Los comerciantes han tenido que tomar decisiones como trasladarse o achicarse", opinó Hermes Rodríguez, presidente del Centro Comercial de San Juan. Algunos ejemplos que grafican lo informado por Rodríguez son el The Sportsman y Misia Pepa, que se cambiaron de local o ETAM, que resiste en el mismo lugar pero en la mitad del espacio físico. 

Los rubros más afectados por el tarifazo fueron los negocios de indumentaria y los de venta de comida. En el caso de los primeros, el deterioro del poder adquisitivo incidió en el consumo de ropa y calzado ya que esta clase de bienes son las compras que primero restringe la gente. Y en el caso de las rotiserías, pasa lo mismo y además se le adiciona el increíble salto en las facturas del gas y de la electricidad. 
 

 

 

 


 

Comentarios