miércoles 29 de junio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por tres

Ídolos en la cancha y 'rebuscas' en la calle: la historia de los Oballes, los hermanos que son caudillos en Unión

Hermanos de sangre, compañeros en el Azul y laburantes. Mientras dan pelea en el fútbol local y mantienen viva la ilusión del pueblo rawsino, salen a la calle a sumar unos mangos: uno es peluquero y los otros dos vendedores ambulantes.

Por Antonella Letizia 2 de junio de 2022 - 19:44

Unión es el único puntero del Torneo Local. Ya está clasificado y sus jugadores están más que motivados para enfrentar lo que se viene. Entre todos los soldados que tiene el DT del Azul, hay tres que se familiarizan y le están dando muchas alegrías al equipo: los hermanos Oballes. Un rústico, dos líricos... mediocampista y puntas. Una historia con peso y de doble esfuerzo para poder llegar. Del trabajo al club, y del club al trabajo. Más de 10 horas en la calle y una clientela que ya conoce la dirección de la peluquería. Tiempo de San Juan y una charla a fondo con Paulo, Elías e Isaías.

6b9d288a-c3a4-4a7c-b5fd-6737e2294b79.jfif
De izquierda a derecha: Isaías, Elías y Paulo

De izquierda a derecha: Isaías, Elías y Paulo

Los tres llegaron al Azul de Villa Krause en noviembre del año pasado para disputar la Copa de Campeones. Por una cuestión de gustos, el entrenador los quiso para la temporada del certamen doméstico y los Oballes se afianzaron en la base que ahora los tiene punteros del Torneo de Invierno.

Paulo contó que es el más chico de los tres. Tiene 24 y después de él viene Elías con 27, y luego aparece Isaías de 31 años. Pero no son solo ellos, tiene 7 hermanos más (Julio, David, Carlos, Marcelo, Andrés, Diego y Jeremías) y solo una hermana (Marilín). Viven en el barrio Comandante Cabot y su día a día es el fútbol y "el laburo". Una historia de perseverancia y llena de obstáculos, pero siempre por una meta: poder llegar lejos con el fútbol.

"De todos los hermanos, nosotros somos los únicos que jugamos al fútbol" "De todos los hermanos, nosotros somos los únicos que jugamos al fútbol"

Por ser del barrio, Paulo contó que son hinchas del club que los vio nacer futbolísticamente: "Como somos del Cabot, somos prácticamente de Árbol Verde pero al jugar en los clubes de San Juan, se te va un poco el fanatismo". De todos modos, el futbolista dice afirmó que "uno nunca deja de ser hincha".

El delantero del Azul relató a Tiempo cómo es el día a día que lleva cada uno de ellos, teniendo en cuenta que el fútbol es una prioridad pero que con eso solo no alcanza: "Lamentablemente en San Juan no se puede vivir solo del fútbol. En mi caso, yo juego y soy vendedor ambulante en el centro, vendo medias. Al igual que Isaías, él está conmigo. Elías juega y es peluquero, en mi casa tiene su pequeña peluquería. Él se largó hace como 5 años con eso y ya tiene su clientela".

ec9a1418-1582-435a-9a35-cae0ebbe190e.jfif

Al tener dos trabajos -como muchos de los futbolistas sanjuaninos- siempre es importante la distribución del tiempo. Muchas veces eso se complica a la hora de las comidas o el descanso. Entrenan toda la semana y el fin de semana juegan, pero en el medio de eso, está el compromiso y la responsabilidad por el otro. En este caso, el laburo de Paulo e Isaías requiere de mucho recorrido y pasar un montón de horas afuera de casa.

"Es cansador porque muchas veces vas y la venta es buena, pero hay otras que si vendes unas medias sos Gardel. Caminas y la gente muchas veces no tiene un buen día. Es cansador levantarte todos días a la mañana, después llegar a tu casa a almorzar y ya te tenes que ir a entrenar. Hay que caminar el centro, insistirle a la gente, es un sacrificio muy grande".

"Salgo temprano a la mañana, llego a almorzar y me voy a entrenar. Después nos bañamos en el club y nos volvemos al centro a seguir trabajando con mi hermano. Siempre voy con mi bolso del club y el de las medias". "Salgo temprano a la mañana, llego a almorzar y me voy a entrenar. Después nos bañamos en el club y nos volvemos al centro a seguir trabajando con mi hermano. Siempre voy con mi bolso del club y el de las medias".

El delantero afirmó que espera encontrar ese destino en el fútbol: "No queda otra que seguir y esperar que el día de mañana pueda cambiar esa situación. En San Juan es imposible, pero uno nunca abandona las esperanzas. Lo económico es lo principal. Yo no tuve la suerte de poder explotar y que venga una persona y que me diga 'mira vení, yo te voy a representar'. No tuve esa suerte de alguien te haga valer, pero hay que seguir. Es duro, difícil, pero no imposible".

En cuanto a Unión, los hermanos Oballes son partícipe de ese buen momento que está pasando el plantel y saben que tienen equipo para mucho más, incluso, Paulo es uno de los artilleros del Azul: "Le estamos rindiendo al club, estamos cumpliendo. El estar clasificado es el reflejo de todo el trabajo que venimos haciendo, de cómo entrenamos en la semana. Tenemos un gran grupo de 30 jugadores. Somos positivos y vamos todos detrás de un objetivo que es salir campeón de la local".

El delantero dijo que cualquier equipo de los clasificados es un candidato a quedarse con el título: "Podes hacer una buena campaña, pero en la instancia final podes perder. Tratamos de tener los menos errores posibles y de hacer un partido perfecto", cerró.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
el doping a dos jugadores de boca levanta sospechas: por que

Las Más Leídas

ANSES: mirá si en julio cobrás $9.000 o $18.000 extra
La UNSJ creó una nueva carrera corta relacionada con la salud
Rumor: ¿Alberto Fernández hará su renunciamiento histórico?
Por mano larga, mandan al penal de Chimbas a una pareja de conocidos mecheros
Dieron a conocer la lista de aprobados del Concurso de Ingreso al Poder Judicial 

Te Puede Interesar