Escenario

Tensión importada: ¿Llega la pulseada Manes-Rodríguez Larreta a San Juan?

Más allá de las elecciones de este domingo, hay una línea de largada para 2023. El PRO marcó territorio con referentes nacionales.
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 11:44

Es sabido: más allá de las elecciones legislativas de este año, a nivel nacional se juega la línea de largada para 2023. Más temprano que tarde, esas tensiones se sentirán también en San Juan, donde cada dirigente deberá tomar posición. Hubo un atisbo en ese sentido dentro de Juntos por el Cambio, con alguna onda expansiva de aquel tironeo porteño/bonaerense que promete nacionalizarse.

Fue notable la presencia de primeras figuras del PRO en la campaña de Juntos por el Cambio en San Juan, involucrándose desde Horacio Rodríguez Larreta, hasta María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich y Miguel Pichetto. En ese trayecto, fue notable la ausencia del sector liderado por el neurocientífico Facundo Manes. Es quien encabeza la lista radical que disputará con Diego Santilli este domingo la supremacía en provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país.

El vicejefe de gobierno porteño es el brazo político de Rodríguez Larreta para cruzar la avenida General Paz. Por lo tanto, su eventual victoria en las primarias de este 12 de septiembre significará un paso adelante para construir el proyecto presidencial de 2023 que alimentan amplios sectores de la oposición. Este es el espacio que ha hecho pie en San Juan con mayor visibilidad, vía Enzo Cornejo, el presidente del PRO en la provincia que al mismo tiempo ocupa el segundo lugar en la lista de diputados nacionales, detrás de Susana Laciar.

En el fragor de la campaña, Manes ha tenido ásperos cruces con el macrismo relatados por los medios porteños. Esa tensión no se apagará este domingo, independientemente del resultado de las urnas, según interpretó un alto dirigente del radicalismo sanjuanino. El proyecto político del neurocientífico recién comienza y tiene aspiraciones a proyectarse nacionalmente. La batalla bonaerense lo encerró en ese distrito, pero superada esta instancia vendrá su despliegue territorial hacia el resto del país.

La única escapada que hizo Manes fuera de Buenos Aires sucedió el domingo 29 de agosto, cuando se trasladó a Corrientes para acompañar al gobernador radical Gustavo Valdés, quien fue reelecto por el 76 por ciento de los votos. ‘La UCR está pidiendo cancha para volver a ser opción real de poder’, sostuvo envalentonado el cacique litoraleño días después.

Manes compartió la victoria radical correntina como un guiño de lo que vendrá después de estas legislativas de mitad de mandato. La pulseada de Juntos por el Cambio entre el PRO –en sus diferentes vertientes de ‘halcones’ y ‘palomas’- y la UCR apenas está despuntando. Se hizo visible en el AMBA en esta oportunidad, pero crecerá a lo largo del año próximo en la conquista de espacios internos.

En San Juan esa tensión todavía no se afincó. Lidera el espacio una figura provincial, como Marcelo Orrego. El PRO y la UCR se sientan a la mesa que encabeza Producción y Trabajo. Esa puede ser una carta ordenadora. El santaluceño, que tiene expectativas para ir nuevamente por la gobernación en 2023, será finalmente quien decida el juego. Es prematuro embarcarse en esa pelea ajena. Pero algunos exponentes están midiendo escenarios a lo lejos.

En 2016, Facundo Manes llenó el Aldo Cantoni. Fue una conferencia cuando no militaba en política.

El único síntoma anticipatorio de esta disputa se pudo ver muy lateralmente el pasado 3 de septiembre. El ex diputado provincial y ex presidente de la UCR, Eduardo Castro, hizo una publicación en todas sus redes sociales, con un video de Manes y un texto que hacía mención específica de la fórmula sanjuanina integrada por Laciar, Cornejo y Alejandra Leonardo. Fue una manera de vincular la provincia con la dimensión nacional del neurocientífico, aunque por ahora su candidatura sea exclusivamente cosa de bonaerenses.

Lo más llamativo fue el segmento del video elegido por Castro. Una parte de un discurso de Manes, subtitulada y con dedicatoria: ‘Todos los que nos atacan ya tuvieron la oportunidad de gobernar. Estamos cansados de su experiencia. Es hora de una nueva generación de liderazgos éticos y modernos’, dijo. Dependiendo del contexto, la frase podrá adquirir nuevos destinatarios, por fuera de la contienda en AMBA.

Que Castro haya hecho propio ese discurso en San Juan también fue significativo. El sanjuanino estuvo en Corrientes aquel domingo 29 de agosto. La escapada de Manes a la provincia litoraleña funcionó de varias maneras. Por una parte, para empezar a vincularse con los electores de ese distrito desde la victoria del gobernador Valdés. Por otra, para mostrar hacia el resto del país su vocación de federalizar la construcción.

El radicalismo sanjuanino se acopló a la lista de unidad de Juntos por el Cambio con la albardonera Leonardo en el tercer puesto. Sería la sucesora inmediata de Laciar en caso de que fuera necesario el reemplazo, por una cuestión de ley de paridad. Sale mujer, entra mujer. Pero este primer tramo de campaña careció absolutamente de contacto con referentes nacionales de la UCR.

Un alto referente del partido con sede en Avenida Córdoba intentó desdramatizar esta ausencia, en una conversación off the record. Dijo que los spots con las primeras figuras del PRO se grabaron en Buenos Aires al comienzo de la campaña y que estuvo bien hacerlo. Pero advirtió que Manes, que arrancó desde atrás, ‘tiene una potencialidad importante’ y podría aparecer en el segundo tramo de la campaña, rumbo al 14 de noviembre, aquí en San Juan también.

Desde la UCR analizan que Manes podría aportar un voto más independiente, teniendo en cuenta que ya pasó por la provincia en oportunidades anteriores e incluso su fundación hizo pie en estas tierras. El otro voto, el más duro anti-k, está garantizado por la presencia del PRO en el frente electoral, por ser el otro polo de la grieta. La diferencia a conquistar está en aquellas personas que pueden sufragar en uno u otro sentido dependiendo de la coyuntura, totalmente desprendidas de las identificaciones ideológicas.

Manes se medirá con Santilli este domingo e independientemente del resultado que obtenga seguirá abonando su construcción política. Aun cuando quede fuera de carrera y pierda la chance de ser candidato a diputado nacional por provincia de Buenos Aires. De esto hay certeza en el radicalismo sanjuanino. Cuentan con que la diferencia original entre el vicejefe de gobierno porteño y el neurocientífico sea menor a la pronosticada en la víspera. Y que eso se pueda interpretar como una tendencia para sostener de cara a 2023.

Si Manes ganara las primarias este domingo, asestaría un golpe inesperado al larretismo expresado en la boleta de Santilli. Si perdiera, igualmente podría exhibir un caudal propio de votantes que hasta este momento nunca tuvo. Será su debut, nada menos que en el distrito que concentra casi el 40 por ciento del padrón de todo el país. Aún derrotado, podría convertirse en figura de referencia, dependiendo también de la diferencia que le saque el vicejefe de gobierno poteño. Un resultado por paliza no sería igual a uno más ajustado. 

Si Manes quedara fuera de carrera este domingo, al mismo tiempo resultaría liberado para empezar a recorrer el país. Un discreto sector de Juntos por el Cambio en San Juan espera que se pueda contar con esa otra carta, partiendo de una sentencia: ‘no nos sobra nada’.

La pregunta siguiente correrá por cuenta de los encuestadores: ¿quién mide mejor en San Juan, Rodríguez Larreta o Manes? Respondida esa inquietud cuando pase la veda, ¿habrá espacio para asociar los candidatos locales con el neurocientífico sin desafiar la excelente relación de Orrego con el PRO nacional? Esta historia apenas está empezando.

Comentarios

Otras Noticias