Personajes

El mágico mundo de colección de la familia Adarvez: la vidriera boom del centro sanjuanino

Cuando uno transita por la reconocida agencia de quiniela ubicada en la esquina de calle Rivadavia y Entre Ríos una colección de vehículos exhibida en la vidriera llama la atención de los sanjuaninos. Carlos Adarvez y su sobrino Federico Sánchez cuentan a Tiempo de San Juan de qué se trata.
sábado, 31 de julio de 2021 · 13:18

En la histórica quiniela sanjuanina Adarvez, ubicada en calle Rivadavia y Entre Ríos, una pequeña colección de vehículos en escala se exhibe en la vidriera del negocio. Estas maquetas llaman la atención de los sanjuaninos que transitan por la esquina, por los detalles tan precisos, y las réplicas exactas de los modelos. 

 

Carlos Adarvez, al frente de la quiniela que nació hace 64 años en la provincia, y su sobrino Federico Sánchez Adarvez, fueron quienes se encargaron de armar los vehículos más grandes de la colección: un Torino Cupe 380 W, en manos de Federico, y un Citroen 3 Cv, que realizó el empresario. 

 

Son vehículos en escala: 1:24, 1:8 y 1:48. En total son 8 piezas de colección, de las cuales las seis más pequeñas ya venían armadas, entre las que se esconde un clásico coche antiguo, el Morris. Según explicó el empresario sanjuanino a Tiempo de San Juan las piezas fueron conseguidas en fascículos de la Editorial española Planeta De Agostini, durante varios años. 

"Fueron 110 fascículos en uno de los casos, 100 fascículos en otro, y tardaron en llegar tres años aproximadamente. Al principio se iban mandando cada 15 días, después vino la pandemia, se interrumpió la entrega y después lo completamos finalmente. Armamos los grandes porque los vehículos chicos ya vienen terminados", dijo Adarvez. 

 

Carlos cuenta que en la vidriera del negocio de su vida ya exhibió muchas colecciones: "Todos los instrumentos de la orquesta sinfónica en miniatura; medallas de distintos países y épocas; armas en miniatura y en escala 1:1, diferentes relojes de escritorio", explicó.

Sobre esta colección imperdible de vehículos, Adarvez comentó que "se empezó a exhibir hace dos semanas, cuando la terminamos. Yo pensaba tenerla en vidriera hasta este mes que empieza, porque otra de las colecciones que tengo es la de aviones aeromodelo y el 10 de agosto es el aniversario de la Fuerza Aérea así que generalmente los exhibo". 

 

Y más orgullo le genera la devolución por parte de los sanjuaninos que pasan por la vereda: "llama poderosamente la atención, sobre todo por el nivel de detalles que tiene la maqueta y evidentemente porque no todo el mundo puede esperar tanto tiempo para lograr juntar todas las piezas y después armarlos. Son fascículos caros, los últimos estaban en 1200 pesos cada uno", explicó, y dijo que sin ir más lejos, el Citroen 3CV tiene aproximadamente 500 piezas. 

 "La colección no la vendo. Toda mi vida he armado cosas, es un pasatiempo. Uno se siente bien cuando ve el producto terminado, y sobre todo si llama la atención". 

 

FEDERICO, EL JOVEN QUE HEREDÓ LA PASIÓN FAMILIAR POR LAS COLECCIONES

Es el sobrino de Carlos, tiene 26 años y trabaja junto a él en la agencia de quiniela. Pero además es otro coleccionista.  Actualmente se encuentra siguiendo las colecciones de su papá como encendedores, cuchillos y etiquetas de cigarrillos, entre otros. "A mi siempre me han gustado mucho los autos; tengo muchas colecciones de autos, de diferentes escalas. Soy fanático del Torino así que éste lo armé yo", dijo Federico. 

 

Fue su tío quien le regaló "el primer número" de colección, y este que te mostramos a continuación en video "es el primer vehículo" que armó, ya que los otros que tiene en su poder venían terminados, explicó el joven. 

 

Galería de fotos

Más de

Comentarios