historia

¿Quién es Romina? la sanjuanina que conmovió al Presidente

Se trata de la mujer que perdió su vivienda en el terremoto y quedó sola con su hija en la calle. Conocé su historia.
miércoles, 20 de enero de 2021 · 11:18

Romina Pedernera es la sanjuanina que perdió su precaria vivienda durante el terremoto que sacudió a San Juan el pasado lunes en la noche. La mujer estaba con su hija de cuatro años cuando comenzó el movimiento telúrico y se salvó de milagro de no ser aplastada cuando los materiales de la casa cedieron. Desde ese momento, y al igual que todos los habitantes del asentamiento Pellegrini y La Paz de La Bebida, tuvo que pasar la noche en la calle con los pocos objetos que pudieron rescatar. 

Su caso fue llamativo y el mismo presidente de la Nación, Alberto Fernández, se comprometió a brindarle ayuda en más de una oportunidad durante su visita a la provincia. "Mi palabra vale mucho, vas a tener tu casa Romina para que no tiembles, cuando la tierra tiemble", dijo el mandatario durante la conferencia de prensa que encabezó con el Gobernador. 

Alberto durante su visita en San Juan. 

Del otro lado el gesto fue agradecido por la mujer que tiene una historia de vida muy particular. "Fue una alegría que viniera el Presidente y pudiera ver cómo la estamos pasando, me dio tranquilidad saber que nos iban a dar los materiales para levantar nuestras casas otra vez", dijo la mujer a Tiempo de San Juan. Y agregó que "fue honesto porque me dijo que no nos iban a dar una casa porque eso demora, pero que iba a trabajar para que un futuro cercano tengamos esa posibilidad que tantos nos hace falta". 

Así quedó la vivienda precaria de la sanjuanina. 

Romina tiene 25 años, es madre soltera y hace poco pudo superar un largo sufrimiento de violencia de género por parte de su expareja. "La convivencia se había vuelto difícil porque últimamente había mucho maltrato para mi hija y para mi. Así que después de un tiempo, mi antigua pareja se fue de la casa porque decía que quería tener una vida libre de compromiso y porque no le importaba mi hija", contó sobre esa difícil situación. 

Desde entonces la joven se ingenia como puede para poder darle los alimentos necesarios que necesita la pequeña. "De momento no tengo un trabajo estable y soy ama de casa, por suerte mi familia me ayuda con lo que puede y ahora estamos bien, aunque es difícil criar un hijo en un lugar como este donde cada dos por tres tenes que correr al hospital por picaduras de bichos y otras alimañas", afirmó.

Comentarios