fotos

Las cuentas y dos muertes: las razones tras el cierre del clásico Café Freud

El lugar, en el que los últimos cuatro presidentes se han tomado un café, cerró esta semana. Uno de los dueños contó con tristeza a Tiempo de San Juan qué lo empujó a este final
jueves, 4 de junio de 2020 · 16:17

Café Freud lleva 26 años siendo parte del paisaje sanjuanino, frente a la cara Este de la Plaza 25 de Mayo. Pero desde esta semana esto cambiará, porque su dueño decidió cerrar el histórico lugar, para tristeza de todos. A principios de mayo el propietario contó que veían todo difícil, pero este miércoles muchos se desayunaron la mala noticia al ver los carteles que anuncian que está en alquiler. 

La historia detrás de las sillas sobre las mesas y las luces apagadas del clásico lugar podría ser la misma que la de tantos negocios que la pandemia llevó a su fin. Las cuentas, por supuesto, en este caso fueron condenatorias. Sin poder trabajar, en abril los dueños tuvieron que pagar $25.000 de luz. Pero hay otra razón además de las cuentas en rojo que llevó a Alfredo Dufour a tomar esta decisión. "Para tener un café exitoso hay que tener amigos y conocidos y ser joven", intentó resumir, pero luego agregó: "y este fin de semana yo perdí a dos, que se sentaban conmigo en la mesa de allá". 

Alfredo habla de otros dos históricos sanjuaninos, que fallecieron uno el viernes y el otro el domingo. Se trata de Juan García, dueño de la empresa Juan Gas y "Torito" Moreno, el reconocido vendedor de Saul Saidel, la empresa de viajes frente al café. Ellos eran parte de una mesa larga que más de una vez por semana se reunía en la parte exterior del café. Entre los invitados siempre estaban otros "personajes" sanjuaninos como el actual presidente de la Unión Industrial de San Juan, Hugo Gornazsky, el titular de la de la Bolsa de Comercio Emilio Ventura y otros empresarios.

La "mesa larga" en una de las juntadas nocturnas. A la derecha arriba están Juan García y "Torito" Moreno, los amigos que fallecieron este fin de semana. 
Imagen gentileza Sebastián González. 

Esos son los amigos a los que hace referencia Dufour cuando habla del "requisito" para tener un café exitoso. Fueron estos los que se mudaron cuando Alfredo pasó, hace 26 años, por la puerta del local ubicado en General Acha, miró por el vidrio y dijo 'acá tiene que ser'. Es que él ya tenía un negocio en Libertador y Mendoza, otro café llamado Marilyn, pero cuando vio el espacio vacío frente a la Plaza 25 abrió uno nuevo que se convertiría en una insignia provincial. El nombre fue algo más casual, ya tenía un cuadro del padre del psicoanálisis y de ahí derivó la marca que se volvería conocida por todo San Juan. El retrato de Freud se encuentra ahora colgado en el interior ahora oscuro del café, opacado por el cartel de "Dueño Alquila" que todo el mundo mira al pasar. 

Un lugar inconfundible y sueño que conserva su creador 

Si bien hay dos socios detrás de Café Freud, la mayoría conoce a Alfredo "Pillín" Dufour como la cara visible. Desde hace más de dos décadas es él quien se quedaba todos los días hasta las 3 de la mañana. Pero entre ambos crearon un lugar con una estética única, con las sillas en rojo y negro, las mesas octogonales, los pilares y hasta las molduras que imitan un balcón tanto en la entrada como en la pecera. Incluso fue este café el que inauguró el uso de las amplias veredas de la General Acha frente a la plaza con un ese espacio cerrado y vidriado para sentarse a tomar algo con la mejor vista posible. 

Toda esta estética cuidada y la vez construida a través de los años es parte del patrimonio de Café Freud y para Alfredo uno de sus sueños es que se mantenga como está. "Es decisión del que venga, yo lo que más quiero es alquilarlo y que el que venga ponga un restaurant o siga con el café y poder seguir viniendo a mi mesa que está acá", se ilusiona. Pero sabe que no puede poner todas estas condiciones y por eso vuelve a repetir que será quien alquile el que tome la decisión. "Si quiere sacar todo, qué le voy a decir". 

Cuatro presidentes, mil negocios e incontables acuerdos 

Freud, el café de la primera "pecera", fue siempre un lugar de reuniones políticas. Gobernadores, jueces y personajes de poder se han sentado durante las últimas dos décadas en las sillas rojas y negras, aunque también trabajadores que llegaban a "darse un gustito" tomando un café con las clásicas galletitas en el plato o un tostado con jugo. Además, al menos los últimos cuatro mandatarios nacionales, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Mauricio Macri y Alberto Fernández se han sentado en el lugar en algún momento. Hubo también un cónsul chileno y un intendente de La Serena, según un mozo. 

Alfredo no lo niega ni lo afirma, pero es esperable que contratos y acuerdos políticos que marcaron a la provincia deben haberse cerrado en el lugar. Sebastián González, cliente y el integrante más joven de la "mesa larga", aseguró que muchos tenían "oficina" en el lugar y sí se animó a hacer un guiño, diciendo que muchas de las cosas que importan para San Juan, tuvieron algún capítulo en ese lugar. 

Comentarios