Violencia

Tres femicidios, tres mujeres asesinadas en San Juan, tres veces no llegamos

A Miriam Morales, Brenda Requena y Fabiana Agüero les arrebataron la vida sus parejas. Sólo en el primer caso hubo denuncia de violencia de género, en los otros dos no. ¿Por qué?
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 21:07

Femicidio: asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. Los femicidios representan la forma más extrema de violencia de género, hechos que se dan en un contexto socio-cultural patriarcal en el cual las mujeres terminan siendo deshumanizadas. En el 2019 hubo en San Juan tres femicidios, tres mujeres que murieron en manos de sus parejas o ex, con historias truncas porque “llegamos tarde”. Miriam Morales, Brenda Requena y el 13 de diciembre, se sumó a la peor lista Fabiana Agüero, una mujer de 55 años que fue asesinada por su pareja, un empresario italiano de 71 años. 

No hay denuncias registradas de Fabiana ni en la Dirección de la Mujer ni en el dispositivo municipal de Capital. La víctima estaba en pareja con Rogelio Héctor Schiaroli, un empresario italiano de 75 años, que la mató de un tiro en la cabeza en el departamento que compartían en Alem y 9 de Julio. Los vecinos aseguran que ella le tenía terror y el miedo esta vez la impulsó a armar las valijas para irse. Pero no llegó a escapar. Schiaroli la mató y luego se intentó suicidar sin éxito. 

Algunos vecinos conocían la situación debido a que las peleas que mantenía la mujer con su pareja eran cada vez más violentas y se escuchaban los ruidos desde adentro del departamento. Según las primeras versiones, desde hace tres meses ambos no estaban  juntos y Fabiana había decidido irse este 13 de diciembre. Las valijas quedaron en la puerta.

¿Qué se recomienda hacer? Involucrarse. Cuando se conoce una mujer víctima de violencia de género, además de acompañar emocionalmente a la víctima hay que denunciar. Se puede hacer anónimanente. Tanto en la Dirección de la Mujer como la Comisaría de la Mujer, en el 911 o en los dispositivos municipales. Desterrar el "no te metas", "denunciás y siempre termina volviendo" y el "parece que le gusta" son parte del desmontaje del patriarcado en el que se entretejió la sociedad. 

Así como a Fabiana le llegamos tarde, a Miriam también. En febrero de 2019 la encontraron muerta con tres puñaladas profundas en el torso. La mujer de 40 años, fue encontrada asesinada a pocos metros de su casa ubicada en Alfonso XIII entre las calles 12 y 13, Pocito. El único detenido y procesado por el femicidio es Mariano Valdez, ex pareja de Miriam y quien fue acusado de ser violento física, sexual y psicológicamente con la víctima. Pesaban sobre Valdez múltiples denuncias y hasta una perimetral. No la respetó, como nunca respetó la decisión de su ex pareja, a quien mató a sangre fría. Ella intentó defenderse. No pudo. 

Después de Miriam, Diego Álvarez asesinó a Brenda Requena, su pareja y madre de sus dos hijos. El femicida montó un show con el fin de difamar a la mujer con la que compartía la vida. Primero, denunció la desaparición de Brenda. En la seccional de Albardón dijo que Brenda salió corriendo al campo luego de haber sido descubierta con su amante. Lo cierto es que Álvarez la mató y la descuartizó. El hombre está preso, en el Penal de Chimbas, acusado de femicidio. El otro hombre con el que Brenda estuvo involucrada emocionalmente al advertir el peligro que amenazaba la vida de la jovencita optó por no hacer nada e irse a beber alcohol con sus amigos. Hoy también pesa sobre él un procesamiento por omisión de prestar auxilio. 

El caso de Brenda Requena marcó un antes y un después en el tratamiento mediático de los femicidios en San Juan. Hubo un mea culpa por la forma en la que los medios y los periodistas abordaron el hecho, que arrancó como una desaparición y terminó convirtiéndose en un femicidio. 

A Miriam, a Brenda y a Fabiana le llegamos tarde. Y demoramos más la generación de un entretejido social ecuánime con cada "no te metas", con cada validación al patriarcado, con cada mano que le damos al machismo, con cada comentario despectivo hacia una mujer que disfruta de su sexualidad. #NiUnaMenos 

Comentarios