Primeras estadísticas oficiales

Crece sostenidamente el uso de la tarjeta SUBE en San Juan

En menos de un año de aplicación del sistema en la Provincia, la mitad de los boletos de corta y media distancia ya se pagan electrónicamente.
martes, 27 de diciembre de 2016 · 07:15


 

En octubre, se registraron 2.782.395 de boletos de colectivos de corta y media distancia mensuales pagados con SUBE. La cifra marcó un pico de uso del sistema de boleto electrónico en San Juan y en la Subsecretaría de Tránsito y Transporte local evalúan que equivale a la mitad de los pasajes que se venden mensualmente, con lo que están satisfechos por la aceptación del método, con vistas a que en marzo sea el modo por excelencia de viajar en micro en San Juan, según dijo el titular del área, Ariel Palma.

"Se puede decir que hay un 50% de uso total del sistema. Está dentro de lo que esperábamos. Por ahí una de las cosas que más cuestan es instrumentar los locales que expenden las tarjetas. Pero en enero teníamos 35 locales comerciales y la gente que provee el sistema nos decía que entre 70 y 80 locales que expidieran en la provincia con la cantidad de habitantes y colectivos íbamos a andar bien y nosotros tenemos 160 y todavía no cumplimos el año. Mientras más tengamos mejor, y lo que hay que garantizar es la distribución, porque había mucha concentración en Capital, que en departamentos alejados cada uno tenga su local”, analizó el funcionario. 

Los datos son elocuentes, en general, con tendencia en alza de la cantidad de boletos expedidos con SUBE, que cada vez son más en San Juan, según los primeros registros que permite el sistema -a los que tuvo acceso en exclusiva Tiempo de San Juan-. Esto, porque el sistema, además de cambiar la forma histórica que tienen los sanjuaninos de manejarse en colectivo, permite la generación de información acerca de su funcionamiento.

Según los datos oficiales, en noviembre del año pasado se vendieron con SUBE 61.817 boletos, mientras que en el último registro, de octubre de este año, se registraron 2.782.395, lo que representa un aumento de 4.400% en menos de un año de implementación. Claro que influye en los números que en noviembre del año pasado aún no se instalaban las máquinas en todos los buses sanjuaninos sino en una pequeña fracción, además de la estacionalidad y otros factores como la suba del valor del boleto en enero de 2016. Así, mientras en enero se vendieron 45.900 boletos con SUBE, en febrero se vendieron 130.160 boletos electrónicos, marcando un aumento histórico de 64,7%. La escalada en la utilización de la tarjeta se puede interpretar desde el aumento del precio del boleto, que se fue de 5 pesos a 6,75, porque la gente prefirió no lidiar con tener las monedas o dejar de recibir vuelto.  La otra escalada importante, del 62,7%, se produjo al mes siguiente, de febrero a marzo, coincidiendo con el inicio de clases y la mayor venta de boletos en general de la época, mostrándose tendencia en alza hasta junio inclusive, y una lógica pequeña disminución en julio, durante las vacaciones de invierno.

 

 

 

La tarjeta SUBE se lanzó en octubre del año pasado con 16 líneas de las más de 60 que operan en la Provincia, y el sistema recién estuvo operativo al 100% entre fines de marzo y principios de abril últimos, por eso todavía no se cumple un año desde que está el boleto electrónico funcionando en los alrededor de 500 micros que conforman el servicio de corta y media distancia en San Juan.

No se puede conocer aún qué cantidad de tarjetas se vendieron a San Juan pero sí otros datos. Por ejemplo, también se puede dilucidad que el uso de la SUBE crece sostenidamente por otra variable, que es el porcentaje acumulado desde noviembre de 2015 a octubre de 2016 de boletos vendidos por empresa con la tarjeta, discriminando si son boletos con o sin atributo, es decir, con descuento del valor en un 50% (como son los casos de jubilados o beneficiarios de asignación universal por hijo). Y la lectura en este punto es que "en los primeros meses del año solamente usaba la SUBE aquel que tiene beneficio. Y luego empezó a crecer el uso entre la gente que no tiene beneficio también”, según Palma. Así, con un promedio de 54% entre 10 empresas en el lapso mencionado, cada vez es más la gente de la que paga el boleto sin descuentos, lo que podría llamarse "pasajero común” que usa el sistema electrónico.

  

 

Comentarios