Objetos históricos

El monumento de la batalla

El 16 de agosto de 1841 San Juan fue sede de uno de los hechos más sangrientos que se hayan producido en la provincia. El campo de batalla está ubicado sobre calle Ontiveros, en Angaco. En el lugar, se colocó un monolito que honra la valentía sanjuanina. Por Natalia Caballero.
jueves, 30 de mayo de 2013 · 08:25

Por Natalia Caballero

La batalla de Angaco fue sin dudas uno de los episodios más sangrientos que se produjeron en la provincia. Decenas de sanjuaninos perdieron la vida en un enfrentamiento entre las fuerzas federales, lideradas por José Félix Aldao y Nazario Benavidez, y las unitarias, encabezada por el General Mariano Acha. En homenaje a las víctimas de la cruenta lucha cuerpo a cuerpo, la Municipalidad colocó un monolito en el sitio exacto donde se desató la batalla (calle Ontiveros y el Bosque).

La batalla comenzó luego de que el 13 de agosto de 1841 el General Acha tomara la capital sanjuanina y se dirigiera a Angaco, para enfrentar las fuerzas federales de Aldao y Benavidez. La sangrienta lucha comenzó tres días después,  el 16 de agosto en Punta del Monte (actual localidad La Cañada). La tremenda pelea duró dos horas, tras las cuales las tropas de Benavidez, cansadas, hambrientas y mal dormidas fueron derrotadas.

A pesar de que la batalla de Angaco terminó en un triunfo unitario, las tropas solo lograron dispersar a sus enemigos porque fueron finalmente derrotadas. Poco después, en la llamada Batalla de La Chacarilla, el gobernador Benavidez lo derrotó. Tras tres días de resistencia, en los que murieron varios de sus oficiales — entre ellos José Francisco Álvarez y Lorenzo Álvarez — debió rendirse. Benavídez entregó al General Acha a Aldao, que lo hizo fusilar por la espalda, el 16 de septiembre de 1841. Su cabeza fue cortada y expuesta en una pica, en las inmediaciones de la Posta de la Cabra, actualmente Jarilla, en la provincia de San Luis
Cuando se cumplió el centenario de la batalla de Angaco, en 1941, por iniciativa de la Junta de Historia de la Provincia, el 16 de agosto se realizó un solemne homenaje a los caídos en la sangrienta batalla. Ese monumento que se colocó hace 72 años desapareció con el tiempo.

La Municipalidad de Angaco decidió reponer el monolito y hace 20 años se construyó uno, que actualmente puede verse sobre calle Ontiveros. Hoy, 172 años después de semejante lucha pobladores de la comuna colocan ramos de flores en el lugar, que recuerdan la valentía de aquellos sanjuaninos que dieron su vida por la provincia.

Comentarios