cecilia del Carril

Una Leona con visión empresarial

Aunque nunca se imaginó vendiendo ropa o metida en una finca, la ex jugadora de hockey, que integró la selección nacional entre el 2001 y el 2005, explotó su faceta de emprendedora y trabaja en sus propios negocios. Empresaria, esposa y mamá en espera, admite que ahora su trabajo le deja poco tiempo para el deporte.
jueves, 28 de junio de 2012 · 13:21
Aunque nunca se imaginó vendiendo ropa o metida en una finca, la ex jugadora de hockey, que integró la selección nacional entre el 2001 y el 2005, explotó su faceta de emprendedora y trabaja en sus propios negocios. Empresaria, esposa y mamá en espera,  admite que ahora su trabajo le deja poco tiempo para el deporte.
Cuando a fines del 2005 un corte de ligamento la dejó fuera de Las Leonas, la vida de Cecilia Del Carril, que primero había perfilado para el lado del deporte, cambió de rumbo y tuvo que buscar nuevos destinos.
“Nunca me imaginé vendiendo ropa o metida en la finca, pero me gusta el papeleo y lo administrativo, así que de eso me ocupo yo”, cuenta la ex leona, que descubrió su faceta empresarial y la explota al frente de un local de ropa que tiene con una amiga y administrando sus 10 hectáreas de parrales.
Cuando volvió de Buenos Aires para reinstalarse definitivamente en San Juan, salió a buscar trabajo, pero no tuvo mucha suerte,  así que según ella misma cuenta “mi papá me dijo: - aquí están estas tierras, trabajalas vos, y yo lo acepté y planté los parrales”.
En el ínterin, se fue a jugar hockey a España pero sin perder de vista su producción de uva de mesa Flame, hasta que un poco el desarraigo, otro poco la familia y mucho el amor de su novio sanjuanino (ahora marido) la trajeron de vuelta a San Juan.
 “Intenté  estudiar administración, educación física, psicología también me gustaba, pero lo cierto es que esas cosas no se dieron”, recuerda Cecilia, que ahora cómo empresaria encontró un rol que le sienta bien.
Cecilia cuenta con entusiasmo como se incorporó al rubro comercial de indumentaria y destaca la calidad y originalidad de lo que comercializa con la misma pasión con la que metía un gol cuando jugaba en la selección. “El negocio de ropa lo tenía una amiga y yo me sumé en el 2007, se llama Pasado Pisado y está en el Alto del Bono Shopping, vendemos ropa para una franja que va de los 15 a los 45 años e intentamos traer modelos exclusivos y mucha ropa de diseño. Trabajamos algunas marcas como Cuesta Blanca, Materia y Doll y también tenemos carteras Olivetta’s y zapatos Lucía Febrero”, detalla la joven empresaria.
Además de sus propias empresas, Cecilia colabora también con el negocio familiar, como ya dio pruebas de llevar bien las cuestiones administrativas, en cada temporada ella es la encargada de los despachos y todo el papeleo del frigorífico que dirige su papá.
De repente,  la ex Leona cambió la bocha y el stick por la administración empresarial a lo que le suma sus tareas como esposa (se casó hace un año), ama de casa y, dentro de unos meses, mamá. Sin embargo, lejos de sentir añoranza por su etapa de deportista full time y aunque admite que poco tiempo le queda para el deporte, a su trabajo de todos los días le pone la misma fuerza y garra con la que se la conoció en la cancha.

Comentarios