Empresarios: Vicente Mulet

“Agua Negra nos está cambiando la mentalidad”

Hace 33 años fundó la firma Mulet Construcciones, hoy está diversificado y abarca los servicios mineros, los materiales de construcción y la agricultura. Le apasiona la dirigencia empresarial y participa activamente. Habló del sector de la construcción y del cambio de mentalidad de los sanjuaninos. Por Viviana Pastor.
miércoles, 20 de junio de 2012 · 09:30

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Cuando Vicente Mulet iba a segundo año de la facultad empezó a trabajar haciendo instalaciones electromecánicas. Con este ritmo de estudio y trabajo se recibió de ingeniero en el ’78; y en el ’79 fundó Mulet Construcciones con su hermano Joaquín. De esos inicios, con 6 empleados a los actuales 500 trabajadores, ha pasado mucha historia. En estos 33 años la empresa logró diversificarse y ahora suman a Denia SRL, empresa de servicios mineros; Insumat, materiales para la construcción; y Agrícola Emprendimientos Ecológicos SA, donde produce uva para pasas.

“Es una empresa totalmente familiar, tengo trabajando dos hijos acá y dos hijos de mi hermano y hay gente que trabaja conmigo desde antes del ’79. Tenemos un grupo sumamente profesionalizado pero con muy buena relación humana, que es lo que tratamos de cuidar”, dijo Mulet.

Los inicios fueron sólo de obras electromecánicas, luego se agregaron las civiles y después las viales. Empezaron haciendo líneas eléctricas, tendidos de red de baja, media y alta tensión, iluminación, alumbrados públicos en la avenida Circunvalación y accesos.

San Juan no tenía gas natural hasta el ’82 y cuando llegó el gasoducto centro-oeste invitaron a las empresas sanjuaninas a que se prepararan para hacer obras de tendido de red. En Mulet   investigaron, compraron máquinas, tomaron gente y se capacitaron. Desde ese momento hasta 1992, cuando se privatizó Gas del Estado, en la Provincia se habían instalado 650.000 metros de cañería de los cuales Mulet construyó más de 350.000 metros, más de la mitad. 

Era la única planta de Cuyo que hacía revestimiento de cañería de acero -después fueron de polietileno- y trabajaban para varias provincias.

En la década del ’80 comenzaron con las obras civiles; el primer barrio se construyó en el año ’85 y desde entonces hicieron más de 2.000 viviendas en San Juan. Hoy están especializados en viviendas de interés social con el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV). Pero también realizan algunos emprendimientos privados, un edificio y construcciones habitacionales más chicas.

Hasta antes de la privatización de Energía Eléctrica Sociedad del Estado, en el ’94, ganaron muchas licitaciones de tendidos eléctricos.

En la parte vial la firma tenía maquinaria de movimiento de suelos y las urbanizaciones barriales las hacían ellos, pero en el 2008 compraron un equipo de concreto asfáltico y comenzaron construir caminos. En este rubro hoy construyen rutas provinciales, calles urbanas –plan 800 cuadras de Capital- y obras en varios departamentos de la Provincia. Incluso construyen el puente sobre el río Tocota, en el ingreso a Iglesia.

Pero además la firma es subdistribuidora de gas natural en tres departamentos. En el año 1990 la Secretaría de Energía de la Nación sacó una resolución ya que como Gas del Estado era distribuidora no podía invertir, por esta resolución se permitía la presentación de proyectos de inversión a riesgo donde los particulares podían presentar un proyecto y, si se aprobaba, los construían. Mulet desarrolló 3 proyectos y con inversión propia construyó el sistema de distribución en Chimbas, en Pocito –Villa Aberastain- y en sistema Los Berros de alta presión para las caleras. Tiene más de 100.000 metros de cañería propia y por ellos presta servicio de distribución, desde el año ’94, “somos subdistribuidores de gas natural en esos departamentos”, dijo.    

¿Se enfría el sector?

“La situación mundial esta impactando en la Argentina, lo estamos sufriendo. La realidad es que nosotros estamos encontrando mano de obra, cosa que durante el primer trimestre de este año era un serio problema, hoy contamos con mejor oferta laboral. El sector nuestro estaba muy castigado porque la competencia laboral de la minería tiene mejores condiciones económicas que las que tiene la construcción y ahí perdimos gente”, contó Mulet.

Los contratos provinciales que tiene la firma no han tenido atraso de pagos, pero sí lo sufrieron algunas empresas que tenían contratos de obras nacionales, atrasos de varios meses que terminó con la paralización de algunos tramos de la ruta 150, admitió el empresario.

“Sabemos que la provincia hace esfuerzos por cumplir porque en otras provincias se les alargó mucho la cadena de pagos en contratos similares, acá se trata de mantener el ritmo, nos están cumpliendo. Las constructoras no somos formadoras de precios, tomamos elementos del mercado y los incorporamos, entonces nos impacta mucho la inflación, que para todos los argentinos es un flagelo. En San Juan el sector está funcionando, con mucho esfuerzo pero funcionando”, señaló el ingeniero.

Veta dirigencial

Mulet es presidente en segundo mandato del Instituto de Subdistribuidores de Gas de la República Argentina. Este grupo se formó a principios del 2000  como asociación nacional de subdistribuidores, y en la mesa se sienta operadores públicos y privados; en San Luis el que presta este servicio es el gobierno, al igual que en Salta, Neuquén, Santa Cruz y Buenos Aires. 
Fue presidente de la Cámara de Construcción e Inmobiliaria de San Juan, y de la Federación Económica de San Juan. “Mi actividad gremial empresaria la he desarrollado a full porque me gusta mucho la dirigencia, tratamos temas más allá de lo sectorial, como la responsabilidad social empresaria”, señaló.

Fuera de la empresa

Cuando no está en la empresa Vicente se dedica a la natación, a la familia y a los amigos. Su señora, Rosita, arquitecta, participa en algunos de los proyectos, pero fuera de la empresa. Los que trabajan con él son sus hijos Pablo de 34 años, y Débora de 28 años. Su otra hija, Natalia, tiene su propia empresa. Tiene 4 nietos a los que disfruta en cada momento libre. “Deportes hice siempre, yo lo necesito, hace 6 años hago natación y salgo a caminar. La semana que viene cumplo 60 años así que festejaremos con amigos”, contó Vicente.

“Soy el primer hijo argentino de una familia de inmigrantes españoles, mis padres vinieron en el año ’50 con mi hermana, de Alicante, ahí tengo mucha familia y voy seguido a visitarlos. Mis padres fallecieron hace 3 años y somos muy familieros y amigueros, como buen sanjuanino”, aseguró.

Los momentos más difíciles

“Crisis graves hemos tenido cíclicamente, cortas y largas, todas dejan sabor amargo, interrumpen el proceso de crecimiento y perdemos varios casilleros”, contó.

Las últimas fueron la crisis del radicalismo, en la primera etapa de Raúl Alfonsín en la presidencia, estaba Bernardo Grinspun como ministro de Economía, había un mercado negro y los que tenían contratos tenían que esperar los ajustes oficiales, les rompieron las ecuaciones económicas de las obras, “nos destruyeron, pero fue corta y pudimos zafar”.

Después fue “muy traumática” la hiperinflación del mismo gobierno de Alfonsín, la empresa hacía pagos quincenales al personal y había meses con 350 % de inflación, cuando le pagaban a los empleados no les alcanzaba para nada, había liquidez, pero la plata no valía lo mismo al final del mes. Mulet habló con el propietario del supermercado Mi Changuito, Navas, y acordaron una canasta básica que los empleados podían buscar a precios congelados, pagados previamente por Mulet. La mayoría llevaba un poco de efectivo y el resto en mercadería.
La crisis del 2001 el sector de la construcción la empezó a vivir mucho antes. “El sector es
 el primero que siente el impacto porque se frena la obra pública, pero no de una manera lenta, el sistema financiero desbanca a la construcción y lo primero que hacen es reducir el crédito y tu capacidad financiera, todo esto genera inconvenientes en cadena”. Por todo esto la construcción comenzó a disminuir su actividad en el ’98, el ’99 fue recesivo sin obras y cuando llegó el 2001 ya la crisis era total. 

El crecimiento

“El crecimiento de San Juan es realmente destacable. Me han ofrecido participar políticamente y no acepté porque eso es para los que saben. Sin hacer defensa partidaria, lo que ha crecido San Juan desde el 2003 a la fecha no lo he visto antes, con este ritmo permanente y mantenido. La inclusión de actividades económicas como la minería, que no es algo que se descubra ahora, Sarmiento hablaba que la economía de la provincia era agrícola y minera, y explotó la minería en ésta década. Hoy vemos que sigue siendo vector importante de la economía y va a marcar a la provincia por los próximos 30 años”, dijo Mulet.

Agregó que el otro tema fundamental para San Juan es el cambio de mentalidad respecto a verse como provincia terminal. “No estábamos insertos en la economía, estábamos limitados, y eso está cambiando gracias al proyecto del túnel de Agua Negra, que nos está cambiando la mentalidad. Es un proyecto que nos integra, el Corredor Bioceánico nos está dando una visión más globalizada;  en la gente más joven ya se ve la diferencia, hay un cambio de mentalidad muy interesante. Está cambiando el paradigma y eso es muy lindo”, señaló.

Comentarios