Fallas valencianas

El vino, como espíritu del homenaje

La quema del ninot, tradición que cada año se repite en las Fallas Valencianas, esta vez será un homenaje al vino y a la industria vitivinícola, desde la parra hasta la bodega.
lunes, 05 de marzo de 2012 · 14:31

Cuando este 10 de marzo finalmente se encienda el fuego para la crema del ninot en el Centro Valenciano, las llamas servirán para rendir homenaje a una industria típicamente local, que tiene muchas significación para los valencianos: la vitivinicultura. El gigantesco ninot, que paseó ante el público en el carruaje que el Centro Valenciano presentó en el Carrusel del Sol, siguió el leit motiv de la Fiesta Nacional del Sol: El vino, bebida nacional. “Desde hace algunos años, el tema para la confección del ninot tiene que ver con aspectos positivos de la sociedad y no los negativos, por esa razón esta vez rendiremos un homenaje al vino. Y en él, a los inmigantes valencianos que trajeron las primeras parras, las cultivaron e hicieron así su contribución a la industria madre de la provincia”, explicó Pedro Vidal, presidente del Centro Valenciano.

La aclaración es valedera, ya que durante mucho tiempo, el tema del ninot que debía ser quemado en las Fallas era una denuncia sobre un algo negativo que se quiere combatir. Así, pasaron por el fuego muñecos alusivos a la inseguridad, la incomunicación y otros aspectos de la sociedad, que al ser representados y pasados por el fuego, se intenta destruir. “El fuego purifica y por esa razón, cuando hacíamos un muñeco que representaba algo negativo, lo que queríamos decir era que limpiábamos a la sociedad de esos males”, dijo Pedro Vidal. Recordó que en una oportunidad, el ninot fue alusivo al “corralito financiero”, como un mal que había afectado mucho a las personas.

La elección del tema hoy en día está muy vinculado a la Fiesta Nacional del Sol. “Desde que el Centro Valenciano participa en el carrusel, como la Fiesta tiene un tema y su realización está tan cercana a nuestro festejo, unificamos la elección del tema y hacemos un ninot que primero está en el carruaje y después se quema en las Fallas. Es decir que ahora el tema pasó de ser una crítica a un homenaje”, señaló el presidente. El muñeco de este año, al igual que el de las últimas ediciones, fue encargado a un grupo de artistas plásticos  y se confeccionó con materiales inflamables, como telgopor, madera, papel y tela, para que puedan quemarse facilmente. “Antes, eran miembros de la comunidad los que se reunían, buscaban el tema y se ponían manos a la obra a fabricar el muñeco. Pero desde que lo mostramos en el carruaje, buscamos gente especializada para que lo fabrique”, dijo Pedro Vidal.

El origen de las Fallas se remonta a principios del siglo XIX , cuando los carpinteros valencianos hacían limpieza de sus talleres para la primavera. Al limpiar, quemaban y limpiaban todo lo que no servía, y dejaban sus talleres listos para un nuevo año de trabajo. Por esa razón, la quema del ninot representa limpiar y purificar, para que lo nuevo pueda entrar. Y como la fiesta tiene sus orígenes en los carpinteros valencianos, se rinde homenaje a San José, que también fue carpintero.

Para no perderse

La fiesta de la comunidad valenciana dura solo una noche, a diferencia del lugar de origen, donde transcurre durante varios días. Este año será el 10 de marzo y la entrada costará 50 pesos. Hay dos sectores de mesas: el sectr VIP y el sector Popular. En el primero, hay mozos que recorren las mesas y hacen oferta de comidas típicas valencianas, que se preparan en el mismo club. En el otro sector, son los propios asistentes los que concurren a los distintos puestos de venta para adquirir lo que quieren consumir. Este año habrá paella, rabas, pollo con guarnición, panchos, bocadillos valencianos, papas fritas y bocados dulces como churros y mantecados con café. También se ofrecerán bebidas de distintos tipo, con y sin alcohol, entre las que se destaca elAgua de Valencia, una mezcla de jugo con ron y champagne.

La fiesta comienza con el ingreso de la gente y la entrega de un clavel, que luego se colocará a los pies de la Virgen durante la procesión. En la misma, las niñas acompañantes y las damas de la corte, junto con la fallera entrante, encabezan la marcha con la imagen de la Virgen, secundadas por las autoridades. La imagen se coloca en un altar al pie del escenario.
Luego comienza la parte protocolar, que consiste en las palabras de las autoridades y la coronación de la fallera entrante. A continuación comienza el espectáculo, que tiene como cierre la quema del ninot.

Cómo se elige a la fallera

La Fallera Mayor es la representante de la comunidad valenciana en todos los actos protocolares. En su elección se tienen en cuenta distintos aspectos, que tienen que ver con el conocimiento de la lengua y la cultura valenciana y local. La fallera debe tener más de 18 años y no hay límite de edad para su postulación. El premio que recibe es un viaje a España.

Comentarios