martes 9 de julio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Grave denuncia

En San Juan hay 4.000 instituciones "irregulares": desde dirigencias eternas a falta de libros contables

El director de la Inspección General de Personas Jurídicas, Gerardo Guerri, habló de la situación de clubes, uniones vecinales y otras instituciones registradas que "están flojas de papeles". Dijo que hubo casos con complicidad del Gobierno anterior.

Por Redacción Tiempo de San Juan

En San Juan, solo un tercio de alrededor de 6.000 instituciones -como son asociaciones, clubes o uniones vecinales- está en regla. Es decir, que son unas 4.000 las que están flojas de papeles y siguen funcionando, en algunos casos con alto manejo de responsabilidades. El dato surgió de una auditoría interna que hizo la Dirección de Inspección General de Personas Jurídicas, para saber cómo direccionar la repartición desde que está la gestión orreguista. Y destapó una olla de situaciones fuera de lugar, desde dirigencias eternas a falta de libros contables, que se venían dando desde la gestión anterior, según dijo el titular de la repartición, Gerardo Guerri. Incluso habló de irregularidades que se dieron con complicidad de la gestión uñaquista.

Apenas asumió Guerri encaró un relevamiento entre las instituciones de la provincia para saber en qué estado se encontraban y se sorprendió con los resultados. "Lo primero que tenemos que aclarar es que todas esas instituciones tienen dirigentes sociales que en su gran mayoría no viven de eso. Lo hacen por una cuestión de vocación social. Aclarado eso, nos encontramos con una institución, con una inspección que tiene alrededor de 6.000 instituciones inscriptas en las que el folclore venía siendo la prórroga".

La prórroga se da cuando a las autoridades de la institución que fueron electas democráticamente se les vence el mandato y se les prorroga mediante un simple acto administrativo por alguna particularidad. "Porque tuvieron una vicisitud en la que no pudieron hacer una asamblea, no pudieron decidir las autoridades. Entonces, para que la institución no quede acéfala, se hace un acto administrativo en el que se prórroga esa autoridad. Pero en el fondo, no hay una autoridad electa nada más que por un periodo que se la prórroga por una vicisitud. El problema es que eso se transformó en la regla", lamentó el funcionario en diálogo con radio Estación Claridad.

En este marco, dijo, una institución prototipo en San Juan es una con autoridades electas en el 2018, vencidas en el 2020, y que al día de hoy siguen vigentes con prórroga.

Esta situación anormal se da con anuencia de los afiliados. "Los socios son los primeros que lo permiten por el hecho de que no plantean ante la Inspección la queja correspondiente para evitar eso, o porque no impulsan dentro de la misma asociación la regularización", remarcó el director.

¿Complicidad del uñaquismo?

Pero lo más grave es que, según Guerri, en algunos casos las irregularidades se dieron con complicidad del Estado, en referencia a la gestión de Sergio Uñac, cuando la Inspección estaba a cargo de Juan Pablo Dara. "Hay un montón de instituciones en las que los socios sí lo estaban impulsando (la renovación de autoridades), y desde la Inspección se prorrogaba a las autoridades. Irregularidades, para ponerle un nombre", lanzó el funcionario de Orrego.

image.png
Juan Pablo Dara, ex director de Inspección de Personas Jurídicas, dando personerías a institucuiones en 2023, en un acto junto a Sergio Uñac.

Juan Pablo Dara, ex director de Inspección de Personas Jurídicas, dando personerías a institucuiones en 2023, en un acto junto a Sergio Uñac.

También aseguró Guerri que durante la gestión anterior, pese a no estar en regla, hubo instituciones que consiguieron asistencia estatal: "No deberían, pero se ve que en gestiones anteriores sí ha pasado". Y ahondó: "la institución para poder tomar algo del Estado, recibir algo del Estado, tiene que estar en orden. Bueno, evidentemente no han estado en orden y han tenido beneficio del Estado, o han tenido parte de la prórroga en el medio".

Ahora se cambió esta situación, explicó: "La idea nuestra como Estado es organizar a las instituciones, ayudarlas. Yo sé que en el camino a muchos les está molestando. Yo me he encontrado con gente que necesitaba recursos del Estado por alguna actividad deportiva, para poner un ejemplo. El abanico es muy amplio. Y te dicen, 'no, no, pero en vez de llamar a la asamblea, dame una prórroga'. Y mi postura es no. Hay que hacer la asamblea, elegir las autoridades y tomar el beneficio. Que también no es un beneficio para ellas, tampoco. Por lo general son beneficios sociales. Pero para dirigentes electos también. La institución tiene una manda democrática porque estamos dentro de un país democrático. Es una república".

Guerri detalló que "voy a dar un ejemplo que por ahí es un poco escabroso. Pero la Liga Sanjuanina de Fútbol, en condiciones para llamar a Asamblea, desde la Liga, no pudo llamar a la Asamblea cuando se la intimó, porque de los 20 clubes deportivos que la integran, 4 nada más están al día. Entonces se produce un desfasaje de quórum. La Liga va a necesitar un quórum, y para conformar el quórum de la Liga, necesita la mayoría de sus asociados, que son clubes, que estén al día".

Analizó que no llamar a Asamblea es contraproducente para la institución, pero "en algunos casos pequeños, por ejemplo, vos tenés autoridades que no pueden ser reelectas, porque ya cumplieron con sus dos o sus tres mandatos consecutivos que establecen los reglamentos. Al tener que llamar a elecciones, esa persona que está a la cabeza de una institución no puede ser elegida. Entonces lo dilata, pide una prórroga, el órgano del contrator no controla, lo prorroga y se perpetúa en un mandato irregular".

Estas extensiones de mandato generan distintas situaciones de réditos. "Las asociaciones civiles son sin fines de lucro. Pueden tener réditos políticos, no todo en la vida es capital. Pueden tener réditos sociales, hay un montón de cosas que tienen valor más allá del dinero", observó el funcionario.

¿Hubo una violación de la ley por parte del Estado? Guerri respondió que "eso habría que verlo en lo particular de cada caso y de situación. Cuando una autoridad está prorrogada, se le puede dar a más de qué éticamente no corresponda. Si yo estuviera en otra parte del Estado, donde tengo que asistir a una asociación por cuestiones que trabajan con fines sociales, si el mandato está prorrogado, supongo que el órgano de control lo ha controlado y que hay una vicisitud o una inclemencia dentro de la institución que justifica que no haga las elecciones y yo lo asista. Ese órgano del Estado que asiste a la asociación no es el encargado de ver lo que la inspección debería haber visto".

"Cuando desde la Inspección empezamos a observar autoridades vencidas en el 2018 y en el 2024, se quejan o se ponen en un malestar porque uno los obliga a hacer una asamblea, te das cuenta que no funcionaba la lógica", destacó Guerri.

Ayudas sin rendir y falta de registros contables

Estas instituciones que recibieron aportes del Gobierno en la gestión uñaquista, por ejemplo de la Secretaría de Estado de Deportes, no siempre rindieron correctamente la ayuda oficial. Guerri dijo que "algunas sí lo hicieron y otras no. Es un universo muy grande". Y puso como ejemplo al club Peñarol. "Peñarol está hoy con un triunvirato normalizador que está intentando normalizar una situación con una autoridad que tenía anteriormente, prorrogada, que recibía fondos de Deportes y que está con una causa judicial".

Detalló que "en algunas instituciones las situaciones han sido complejas y en otras han sido situaciones simples. Y hay otro montón de instituciones, que yo creo que por comodidad no llamaban a una asamblea y, total, todo seguía igual. En esta cuestión hay algo que se ha provocado culturalmente dentro de las asociaciones y es que la irregularidad es la regla".

Guerri dijo que apenas asumió le llamaba la atención que lo que se firmaba en una mañana en demasía eran "certificados de vigencia", que son un certificado que la institución lo presenta a AFIP o a un ente provincial o a un ente municipal para justificar que está en condiciones o que está prorrogado. Y las prórrogas propiamente dichas.

La Inspección no reparte recursos per habilita a recibirlos. "En un principio respetamos cómo venían trabajando hasta que tomamos bien el curso, respetamos entre comillas, porque cuando no estaba justificado no se otorgaba una prórroga y se les mandaba a hacer asamblea, se les intimaba hacer asamblea. Y después es empezar a ayudarlos un poco a normalizar".

Aseguró que "hay instituciones que después de este debate de tantos años no tenían ni los libros completos". Y ejemplificó: "Me acuerdo de una asociación civil, no recuerdo el nombre, pero que tiene tres o cuatro merendenos que efectivamente trabajan, que no tenían los libros. Entonces cuando yo les dije 'no, no hay prórroga porque me la están pidiendo sin fundamento a la prórroga. Entonces llamen a asamblea', vinieron a hablar y me dijeron, 'mire, llamamos a asamblea pero no tenemos ni los libros'".

Regularizar para adelante

La conformación de directorios en tiempo y forma es entonces ahora requisito básico para funcionar, ya que la Dirección de Inspección de Personas Jurídicas no avala más prórrogas infundadas. "La norma ha sido siempre esa. Lo que pasa es que no se ha cumplido. Vamos a cambiar la costumbre", aseguró el funcionario.

"Yo creo que es un trabajo conjunto. Yo creo que socialmente se apunta mucho al dirigente social de una forma, tal vez, despectiva. Pero no hay que perder de vista que es gente que tiene una vocación social. También hay que darle una contención, un apoyo, y en algún punto ha sido víctima de un mal folclore, de una mala costumbre". Sin olvidar que fue una mala costumbre alentada por la omisión del Estado, "el creador de la costumbre", concluyó Guerri.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
oficial: otro gobernador se bajo del pacto de mayo

Las Más Leídas

Imagen ilustrativa.
Fingen ser policías de la Federal y, a mano armada, se llevan $50 millones de una inmobiliaria de Capital
Hizo una compleja maniobra y terminó cayendo con su camioneta al canal, en Santa Lucía.
Un sanjuanino captó la imagen de la pileta de su casa, ubicada en Concepción, que amaneció congelada.
El video de los falsos federales que robaron $50 millones a mano armada en una inmobiliaria sanjuanina

Te Puede Interesar