Cambios en el gabinete

Con el ojo en la atención primaria de la salud, asumió Venerando

La nueva ministra juró y anticipo cuáles serán sus prioridades y desafíos. Lo que dijo.
martes, 19 de diciembre de 2017 · 14:19


“Estoy llegando, tengo mucho por trabajar y mucho por ver, pero fundamentalmente mi meta va a ser trabajar con la atención primaria de la salud, hay que fortalecerla mucho, yo soy médica de atención primaria de la salud y mi objetivo en políticas de Estado siempre han mirado para ese lugar, así que vamos a trabajar por eso”, dijo Alejandra Venerando tras jurar este mediodía como nueva ministra de Salud de la Provincia en reemplazo de Castor Sánchez Hidalgo.

Será un ministerio “de puertas abiertas” y “mezcladito” respecto de las mujeres en altos mandos, agregó. “Vamos a poner todo lo mejor para llevar adelante este desafío, es importante que todos pongamos un granito de arena. Los que me conocen saben que vengo del contrato más básico en Villa Paolini, Pocito, y de allí lo que hemos podido transitar hasta ahora. Sepan que me van a ver, me van a tener muy cerquita porque a mí me gusta caminar y ver lo que está pasando. Quiero mucho a mi salud pública, quiero mucho a mis colegas y sobre todo quiero calidad para la gente que necesita y merece la salud en San Juan”, expresó emocionada. 

Sergio Uñac le tomó juramento en Casa de Gobierno a la segunda mujer de su gabinete –se suma a Claudia Grynzpan en Turismo- ante un auditorio lleno que vitoreó a la nueva ministra, de 46 años de edad. El gobernador agradeció a los gremialistas presentes, Daniel Sanna (Sindicato Médico) y Alfredo Duarte(ATSA), reconoció los dos años de gestión de Sánchez Hidalgo y destacó la actividad pública, “tan vapuleada por los hechos de ayer”, en alusión a la jornada de violencia en el Congreso por la votación de la ley de reforma previsional. También aludió a ese tema luego al decir que “lo de ayer fue falta de diálogo”.

El mandatario contó que siendo intendente de Pocito conoció a Venerando que entonces estaba al frente del Hospital de Pocito y “nos autoalimentamos en agrandar la visión sobre las cosas que teníamos que concretar, y logramos que el Hospital de Pocito dejara de ser un microhospital para ser un hospital en serio”. 
 

Comentarios