Salud

Histórico: por primera vez, dos mujeres al frente de los hospitales más grandes de San Juan

Beatriz Salanitro e Inés Garcés asumieron la dirección del Rawson y el Marcial Quiroga. No fueron elegidas al azar: el nuevo ministro de Salud, Castor Sánchez, prefirió mujeres con el fin de humanizar los recursos humanos. Por Natalia Caballero
lunes, 21 de diciembre de 2015 · 15:26


ncaballero@tiempodesanjuan.com

 

Por primera vez en la historia provincial dos mujeres fueron designadas para dirigir los dos hospitales públicos más grandes de San Juan. Se trata de la doctora Beatriz Salanitro, quien está al frente del Rawson e Inés Garcés, en el Marcial Quiroga. Ambas profesionales fueron elegidas por el ministro de Salud, Castor Sánchez, con el objetivo de humanizar el personal que trabaja en ambos nosocomios. El funcionario les pidió a las autoridades que centralicen la gestión en los procesos y en mejorar la calidad humana de los trabajadores.

Las reconocidas profesionales se mostraron muy orgullosas y aseguraron que el género nunca les impidió nada, que son cuestiones que quedaron en el pasado y que ahora buscarán trabajar arduamente para mejorar la atención y el trabajo en ambos hospitales.

La eminencia médica

Eligió una especialidad rara. Desde el vamos fue líder del área Infectología en el hospital Rawson, ya que no había otros infectólogos en San Juan. Ese fue su primer desafío, hacer conocer su especialidad en la comunidad. El otro desafío llegó años después con el Sida. En aquella oportunidad tuvo que formar equipos para trabajar contra el virus. Ahora el nuevo reto de la doctora Beatriz Salanitro es liderar el hospital público más grande de San Juan, un monstruo de 2.400 trabajadores, que maneja un presupuesto de $1.100 millones al año y que recibe 1.000.0000 de consultas anuales.

La doctora siente que lo mejor de ella lo ha podido desarrollar en el ámbito hospitalario. Previo a encarar la dirección del Rawson, fue gerente técnica en la pasada gestión. "No estoy sola, hay un equipo formado e idóneo. El desafío es el recurso humano, empezamos a tener reuniones con los gremios, con los jefes de servicio, con el consejo técnico. Queremos valorizar al recurso humano”, comentó Salanitro.

La profesional aseguró que nunca sintió ningún tipo de discriminación por ser mujer. En cuanto al plus del género, para Salanitro las mujeres suelen salirse un poco más del protocolo y buscan encontrar soluciones lo más pronto posible. "Yo les trato de inculcar eso a los residentes, cuando se necesita una interconsulta y no tenemos el informe del otro médico, la tenemos que ir a buscar”, explicó a modo de ejemplo.

La médica continuará con la actividad privada y amalgamará su labor con la gerencia en el ámbito público, que le insume la mayor parte de las horas del día. "Las satisfacciones que te da el sector público son las mayores”, aseguró.

La oficina de Salanitro está en el edificio nuevo del Rawson. Está con la puerta abierta en forma permanente, para mantener contacto con todo el equipo del directorio. Uno de los grandes pilares es la doctora Susana Hernández. La mujer es reconocida en el ámbito de la salud y acompañará a la infectóloga en su gestión.

Una de las prioridades con las que asumió Salanitro es  mejorar el sistema de turnos. Aún no está definido el método que se usará. Respecto del  0-800 que se implementó hace algunos años, la médica dijo que no rindió los frutos esperados debido al alto índice de ausentismo de los pacientes. La otra gran labor que tendrá que encarar pasará por la mudanza  que deberán realizar cuando la fase III del Rawson esté lista y deban trasladarse los nuevos servicios a la flamante estructura.

 

La líder de la calidad

Inés Garcés empezó su carrera en el hospital Marcial Quiroga en 1991. Arrancó trabajando gratis, en el área cirugía general. Su carrera en el nosocomio fue avanzando, hasta llegar en el 2010 a ser jefa del servicio Cirugía Plástica y Quemados. El trabajo que encaró con todo el equipo del servicio los llevó a resultar ganadores en dos oportunidades del Premio Provincial a la Calidad. Justamente esta cualidad es la que guiará la gestión de Inés, quien buscará humanizar la atención médica y al mismo tiempo, mejorar los procesos dentro de las distintas áreas del Marcial Quiroga.

"El desafío más grande es trabajar con el recurso humano. La anterior gestión se abocó mucho a mejorar la infraestructura y el equipamiento, ahora que tenemos este pilar vamos a buscar mejorar el trabajo con el recurso humano, actuar sobre los procesos del personal de salud”, dijo la flamante directora.

El Marcial Quiroga tiene 1.000 empleados y 271 camas para internación. Próximamente tendrán más camas ya que empezó una obra para ampliar el hospital.

Con respecto a las primeras tareas encaradas, Garcés dijo: "Es una labor muy ardua, arrancamos con las reuniones con el directorio de cada servicio para que nos contaran cuáles son los problemas que tienen en cuanto a los procesos. Queremos hacer un diagnóstico para luego ir solucionando los problemas identificados”.

En su oficina todo está impecable. Se nota que le gusta el orden. Tiene un tono de voz muy dulce y saluda por su nombre a todos los que entraron y salieron de la oficina mientras estuvo esta cronista.

La doctora, que hasta antes de hacerse cargo de la dirección estaba al frente del Quirófano, contó que continuará trabajando en el sector privado, pero deberá reducir los horarios de atención debido al intenso trabajo que le demanda el Marcial Quiroga. Lo mismo la labor no le significa un peso, por el contrario, se nota que el ámbito público la apasiona y admite estar pensando hasta cuando sale del hospital, a eso de las 16, en cómo mejorar.

Para Garcés, el plus de la gestión de una mujer está relacionado con la cordialidad, con el trato diferencial ante el sufrimiento, visto desde un punto de vista más maternal.

Uno de los ejemplos a seguir por parte de la doctora es Josefa Rodríguez, la directora del Garrahan. Ambas mujeres se conocieron personalmente este año en una capacitación. "Ya lleva 9 años dirigiendo el hospital y logró tener un recurso humano de primer nivel, ese es mi mayor desafío”, concluyó. 

11
1

Comentarios