El compromiso con Enzo, el niño de la Villa del Sur

Cuando Fabián Gramajo anunció el encendido del primer árbol de Navidad de su gestión, llamó a un niño a pulsar el botón de las luces. Contó la historia de Enzo y como frutilla del postre, comprometió hasta a Uñac.
viernes, 11 de diciembre de 2015 · 23:59

Ni aún diciendo que a muchos presentes se les empañaron los ojos al final de la historia, se vería arruinada la anécdota que refirió el nuevo intendente de Chimbas en medio de su discurso.


Gramajo comenzó el relato remontándose a su tiempo de campaña, un día que encaró la búsqueda de votos en la Villa del Sur. Un niño con su gomera fue de los primeros habitantes con quien se topó. Era Enzo, y en su compañía su prima hermana Elizabeth.

El en ese entonces candidato por el FpV a la intendencia departamental no dudó en pedir prestado el niño a la madre de Enzo para que le ayude a orientarse en el recorrido que tenía planeado hacer por el interior de la villa.

Terminado el periplo, luego de tomar contacto con los pobladores y conocer sus problemas y necesidades, Gramajo decidió que no sólo continuaría como su predecesor el traslado de los habitantes al barrio Florentino Ameghino y a los nuevos barrios que se dispusieran.

A sí mismo se dijo que Enzo lo acompañaría en el momento de su asunción, para refrendar su compromiso con él y con todos los niños del departamento. Y así fue que el pequeño no sólo encendió el árbol de Navidad, sino que fue testigo de la petición de una beca de estudios que hizo su intendente al gobernador de San Juan.

Una beca que se comprometieron a pagar en conjunto Gramajo y Uñac, como una muestra de compromiso y de unidad entre ambas gestiones de gobierno. Como una señal de un comienzo promisorio en el que la principal meta, según dijo el intendente de Chimbas en su alocución y tomando las palabras del general Perón, sería hacer de la política no un fin sino un medio en la búsqueda de la felicidad del pueblo.
 

 

13
2

Comentarios