caso estremecedor

Bomba: hermanitas raptadas en Caucete confirman que hubo abuso sexual

Según trascendió, la declaración de las menores en Cámara Gesell fue contundente y complicó al ciruja detenido, conocido como 'Chingolo'. Los detalles, nefastos.
jueves, 11 de julio de 2019 · 17:11

Durante la mañana de este jueves, se llevó adelante la declaración en Cámara Gesell de las hermanitas que desaparecieron y fueron encontradas con un ciruja en Caucete, conocido de su madre, que quedó detenido bajo sospecha de rapto, y su testimonial confirmó lo que la Justicia temía: fueron víctimas de abuso sexual de 'Chingolo'. 

Si bien los exámenes físicos al que las menores fueron sometidas descartaron que hubieran sufrido violación con acceso carnal, pues no se encontraron signos de violencia, fuentes judiciales revelaron que el relato de las nenas fue contundente y complicó al hombre que se encuentra detenido en sede policial, identificado como Mario Ortíz. 

Aunque la madre de las criaturas de 8 y 6 años, las dos más pequeñas son mellizas, había admitido antes los medios durante la búsqueda que el ahora detenido no representaba ningún tipo de amenaza ya que lo consideraba como un familiar por el tipo de relación que tenían, los investigadores sospecharon desde el principio y por ello el ciruja de 44 años quedó tras las rejas.

Con los detalles que dieron a conocer las niñas en la sede judicial donde se presentaron el juez Guillermo Adárvez, la Defensora de Menores Patricia Sirera y el fiscal Daniel Galvani, la imputación por abuso sexual es casi inminente y el juez no tendría impedimentos para ejecutarla y así indagarlo por presunto abuso sexual.  

Según altas fuentes, una de las hermanas confesó en el Centro ANIVI que 'Chingolo' la obligó a practicarle sexo oral mientras permanecían desaparecidas y la Policía las buscaba. Otro de los relatos de las menores pondría en la mira también a la progenitora que habría ejercido la prostitución en su presencia, versión que circuló con fuerza en las últimas horas entre los vecinos de la zona.

Esto se conoce al mismo tiempo que Adárvez ordenó que la madre y sus hijas permanezcan separadas, por lo que se estima que las sospechas son cada vez más fuertes contra la mujer. En ese sentido, el representante del Ministerio Público solicitó que las niñas permanezcan separadas de su madre durante el proceso de investigación judicial por considerar que el vínculo que tienen es 'nocivo' y ante las sospechas del rol que la mujer podría haber tenido habiendo "prestado sus hijas" -tal como ella lo describió- a su conocido para que pase tiempo con ellas.  

¿Y la madre? Si no es este viernes, quedará para la otra semana su presentación en Tribunales para contar su versión de los hechos que por ahora la dejan en una posición incómoda, por lo que podría afrontar una imputación y en el peor de los casos caer presa.

 

Comentarios