Murió Vaclav Havel

Cristina expresó las condolencias por el fallecimiento del ex Presidente checo

La Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, "en nombre del pueblo y del gobierno argentino, expresa las más sentidas condolencias por el fallecimiento del ex Presidente de la República Checa, Vaclav Havel".
domingo, 18 de diciembre de 2011 · 22:59

En un comunicado, la Presidenta señaló que "los pueblos amantes de la libertad y la justicia pierden un intelectual sobresaliente, que supo expresar en su obra literaria los valores democráticos, humanistas y de resistencia pacífica a la opresión y que cuando fue elegido para conducir los destinos de su patria fue consecuente con esos ideales poniendo al ser humano como el destinatario principal de las políticas de gobierno".

A la edad de 75, Havel falleció mientras dormía, acompañado de su mujer Dagmar, en su finca cerca de Hradecek, en Bohemia oriental, según confirmó el primer ministro Petr Necas en la televisión checa. "Fue el símbolo de los acontecimientos de 1989, símbolo del retorno de nuestro país a la democracia", declaró.
 
Luchador por los derechos humanos y opositor al comunismo checoslovaco, Havel sufría desde hacía años de una enfermedad pulmonar.
 
El ex mandatario fue una figura clave de la lucha pacífica contra el régimen en la antigua Checoslovaquia que duró entre 1948 y 1989 y jugó un papel determinante en la Revolución de Terciopelo que devolvió la democracia.
 
Entre 1989 y 1993 presidió ese país. Contrario al proyecto de no someter la división del Estado checoslovaco a referéndum, el 20 de julio de 1992 dimitió. Sin embargo, aceptó ser el primer presidente de la recién creada República Checa el 26 de enero de 1993 y tomó posesión del cargo el 2 de febrero.
 
El 20 de enero de 1998 fue reelegido por el Parlamento para un nuevo y último mandato de cinco años. Su trayectoria humana y política le convirtió en un referente ético. Como presidente disintió en política exterior o económica de sus primeros ministros, el conservador Václav Klaus y el socialdemócrata Milos Zeman, e incluso llegó a manifestar opiniones contrarias a la postura oficial de la comunidad internacional.
 
Hasta su salida del cargo, Havel promovió el acercamiento de su país a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea. Finalizó su mandato el 2 de febrero de 2003.
 
Además de su faceta como político, Havel fue antes y después de su época como presidente un escritor de obras teatrales. Era amante de la música rock y nombró al estadounidense Frank Zappa embajador cultural honorario.