durante la dictadura

Destituyeron a ex camarista mendocino por amparar delitos de lesa humanidad

El camarista federal de Mendoza, Roque Otilio Romano, fue destituido de su cargo por amparar delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Últimamente sostuvo fallos contra la Ley de Medios a pedido de un diputado mendocino.
jueves, 15 de diciembre de 2011 · 10:42

el Consejo de la Magistratura encontró culpable a Otilio Romano de encubrimiento de crímenes de lesa humanidad. "No merece continuar en el ejercicio de la magistratura por no tener las condiciones morales para ello", sostuvo el tribunal. Podría ser arrestado

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación decidió destituir al camarista federal de Mendoza Roque Otilio Romano, quien está prófugo en Chile y podría quedar arrestado, pues con esa decisión se activó un pedido de detención a Interpol efectuado por el juez federal de Mendoza Walter Bento.

Romano fue encontrado culpable de mal desempeño en sus funciones por no investigar más de 100 delitos contra los derechos humanos, hechos por los quela Fiscalíahabía pedido su destitución.

El ahora ex juez está prófugo en Chile desde el 24 de agosto pasado, un día antes de que el Consejo dela Magistraturalo suspendiera en el cargo y lo enviara a juicio político. En Chile pidió asilo político y el gobierno de Sebastián Piñeira le dio una visa por ocho meses.

El ex magistrado fue procesado por no investigar delitos de lesa humanidad cuando era fiscal y magistrado de primera instancia entre 1975 y 1983, y a la espera de ir a juicio, por lo que Bento dispuso su detención, que se activará a partir de la pérdida de la inmunidad de arresto que tenía por su cargo judicial.

Entre las acusaciones se encontraba la de no investigar secuestros, torturas, homicidios y la apropiación de una menor.

El juicio comenzó el 14 de noviembre pasado y durante el proceso declararon personas que estuvieron secuestradas durante la dictadura en el Departamento Central de Policía de Mendoza, conocido como D2, y que vieron a Romano en ese centro clandestino.

Una de ellas fue Luz Amanda Faingold Casanave, quien a los 17 años fue secuestrada agosto de 1975 y detenida en el D2, y que recordó ante el tribunal que Romano ingresó a su celda y "con cara de desagrado cerró la puerta".

También Silvia Ontiveros, violada y torturada en la D2, dijoque Romano "era el fiscal de mi detención" y que "no dio el curso a ninguna de las actuaciones de ese momento".

El Jurado de Enjuiciamiento que decidió su destitución está integrado por las juezas María Alicia Noli y María Susana Najurieta, los senadores Rolando Bermejo y Emilio Alberto Rached, los diputados Oscar Albrieu y Ricardo Buryaile y el abogado Fabián Antonio Sahade.

Comentarios