medida clave

Dudas de viñateros de San Juan por el decreto que mantiene los planes de cosechadores

La provincia adherirá al decreto nacional. Los temporarios podrán acceder a trabajo registrado. Referentes de la vitivinicultura se mostraron con desconfianza.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 22:54

A principios de agosto, el presidente Alberto Fernández firmó un decreto que establece la compatibilidad de cobro de planes sociales con el trabajo registrado. La medida es nacional y está destinada, principalmente, a los trabajadores temporarios del campo. En San Juan, adelantaron que adherirán a la nueva legislación y será oficial en los próximos días. Referentes del sector viñatero local dijeron estar de acuerdo, pero con dudas y desconfianza.

Este jueves, la ministra de Gobierno de la provincia, Fabiola Aubone, informó a Diario de Cuyo que "se está trabajando en la norma de adhesión, si es decreto o ley, pero se va a hacer". El espíritu de la medida da por cierto que los cosechadores no querían registrarse porque dejaban de percibir los beneficios asistenciales incluso cuando terminaban sus tareas.

Aunque no se conoce la letra chica de cómo se aplicará en San Juan, el decreto nacional 514/21 establece una garantía por la cual los titulares de asignaciones universales que sea registrados en las modalidades temporarios, percibirán las asignaciones familiares contributivas que correspondan cobrando como mínimo el monto equivalente 100% del valor de las asignaciones universales por hijo para protección social. 

No obstante, al ser consultado por este medio, elpresidente de la Federación de Viñateros de San Juan, Eduardo Garcés, dijo que el mayor beneficio para la cosecha de uva que "la gente no esté en negro y, al estar todo en regla, los inspectores no nos multan". Sin embargo, cuestionó la medida del Gobierno nacional: "Un temporario va a cobrar más que la mitad de los obreros más guapos". Y explicó que, hasta la temporada 2020, un cosechador cobraba 20 pesos la gamela y que los trabajadores rurales llenaban las suficientes para alcanzar los 40.000 pesos mensuales. Ergo, un temporario sumaría ese dinero y el que percibe por los planes sociales.

Posición similar tomó el titular de la Asociación de Viñateros Independientes, Juan José Ramos. Pero primero ponderó que "técnicamente, debería solucionar un tema de registración". Y dudó: "Aunque en la práctica, no sé". El viñatero argumentó que la legislación generará "desconfianza en los trabajadores efectivos". "Va a generar una diferencia importante" entre uno y el otro y, a los estables, "les va a convenir estar en negro". Además, dijo que se generará una "disyuntiva", los cosechadores "van a desconfiar" porque antes ya sucedió, cuando "les queremos dar un seguro de vida, a veces cuesta que nos den el Dni", ejemplificó.

El tema no es menor. Para la cosecha de esta temporada estiman que harán falta, de mínima, unos 15.000 obreros rurales. Una buena cantidad estará conformada por los temporarios. Para Ramos, "la intención del Gobierno de Fernández es buena", pero lo ideal es que el Estado tenga como intermediario a los propios viñateros en el "manejo de los planes" y así "generar empleo genuino". Una idea refrendada por Garcés, quien recordó cuando existían pasantías estatales en el sector. "Muchos después no querían trabajar, si igual les pagaba el Estado", dijo.

Ramos explicó, también, que el decreto coloca al viñatero en una "situación difícil" porque la mano de obra es necesaria y muchas veces escasa y no puede darse del lujo de no contratar. "El campo de San Juan está trabajando bastante, perdemos producción por falta de gente", indicó. 

 

Comentarios

Otras Noticias