2x1

Compró todos los muebles de Falabella y el local de Ribeiro, ¿quién llega a San Juan?

Los muebles de Falabella iban a subastarse, pero un inversor hizo una propuesta y se llevó hasta los carritos de carga. A la par compró el negocio donde estaba ubicado Ribeiro.
viernes, 9 de abril de 2021 · 12:03

A poco de concretarse el cierre definitivo de Falabella en la provincia y la venta del local de electrodomésticos Ribeiro, trascendió que firma podría ocupar el sitio ubicado en Libertador y Tucumán. Ambos cierres estarían relacionados con un tercero que compró todos los muebles de la empresa internacional, y al mismo tiempo, adquirió el local donde vendían tecnología. 

Todo comenzó durante las últimas jornadas de liquidación del gigante chileno donde no solo estaban a la venta los diversos productos, sino también la estantería, muebles exhibidores, mesadas y demás elementos relacionados a la logística del local. En esos días, un grupo compuesto por los empleados más antiguos se encargaban de gestionar el retiro de la mercadería que en principio estaba previsto subastarse. Pero ese proceso nunca se realizó porque llegó un empresario de Mendoza que hizo una propuesta por demás interesante para adquirir todos los muebles de la empresa. "Estaba previsto que se realizara una subasta con todos los estantes, exhibidores y mesadas utilizadas a largo de este tiempo para vender ropa, pero el comprador que llegó parece que hizo una propuesta linda y se llevó todo, no dejó ni los carritos de carga", sostuvo Erica Sillero, ex empleada de la empresa en San Juan que coordinó la logística de la venta. 

Y durante el mismo mes de marzo también se concretó la venta del local Ribeiro que era propiedad de la cadena de electrodomésticos y ya había anunciado el retiro del local céntrico para alquilar un espacio de menores dimensiones. Dicho inversor es el mismo que compró los muebles en Falabella, perteneciente a una firma llamada Valdez oriunda de Mendoza, según explicaron desde el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) que siguen trabajando para definir que pasará con los 30 empleados que tenía Ribeiro. 

Recordando que Ribeiro viene arrastrando una situación financiera muy complicada desde 2019, antes del inicio de la pandemia. El impacto de la cuarentena y las restricciones sanitarias no hizo más que agravar ese panorama y la empresa entró en una crisis sin precedentes, tras haber accedido a un procedimiento preventivo de crisis y caído en default. El año pasado dejó de pagar todos los vencimientos por intereses y capital de sus Obligaciones Negociables emitidas en el mercado local. Incluso desde la entidad reconocieron que esperan un salvataje nacional. Uno de los representantes sanjuaninos alegó que la salvación para ellos sería conseguir un alquiler donde puedan trabajar los 31 empleados que están en una situación delicada y alcanzar un programa llamado Repro, donde cobrarían un complemento salarial de $9.000 que se destina a cada uno de los trabajadores.

Comentarios