El hambre se hace sentir

Se duplicó la demanda en los comedores de la Iglesia sanjuanina y piden donaciones

En medio de crisis, cada vez son más los chicos y adultos mayores que comen en parroquias y Cáritas dice que no da abasto.
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 07:00

Desde el año pasado a hoy se duplicó y más la cantidad de chicos y adultos mayores que comen en las parroquias sanjuaninas que maneja Cáritas local. Hemos incrementado en un 120% la asistencia”, dijo a Tiempo de San Juan el titular de la entidad, Mario Noroña.  Es tanta la demanda que buscan ayuda para poder hacerle frente y este sábado habrá un festival solidario con artistas locales para recaudar alimentos no perecederos y pañales.

Por las necesidades se abrieron nuevos comedores en Angaco, en 9 de Julio, en Caucete y dos en Albardón que ya contaba con dos. Actualmente hay 15 comedores/merenderos de Cáritas funcionando. En algunos lugares como Rawson, donde no tienen espacio físico para que coman los niños, se les da la merienda en las parroquias. Por lo menos asisten a 200 niños y unos 80 adultos mayores.

El Festival Solidario para ayudar a Cáritas se hará este sábado 14 de septiembre en el local de Luna Morena, en Capital desde las 16. Recibirán alimentos no perecederos o pañales para la entrada. Tocan bandas y artistas locales muy conocidos como Pijama Party, Hugo de Omega y Juan Cruz Rufino.

 

 “Necesitamos llenar nuestros depósitos para poder abastecer  a las Cáritas parroquiales que son las que hacen la asistencia directa con la gente”, dijo. La Iglesia local maneja su asistencia alimentaria mayormente a través de los merenderos que maneja Cáritas, que compra sus insumos con cada vez más esfuerzo, en una carrera contra la inflación y cada vez más bocas por alimentar.

Noroña dijo que “hay necesidades básicas que tenemos cubiertas y otras que no llegamos, nosotros estamos trabajando mucho con merenderos y comedores los fines de semana porque de lunes a viernes detectamos que los chicos están con la asistencia de comedores escolares y no tienen cómo pasar el fin de semana. Entonces desde Cáritas estamos reforzando eso”, apuntó. En este marco, la operatoria más apuntalada es la de la merienda junto con la clase de catequesis.  Además, mantienen el servicio para los adultos mayores, que se canaliza a través de 3 comedores.

La Iglesia ofrece meriendas completas de café con leche y facturas y alimentación saludable y fruta, algunos con espacios educativos. También dan almuerzos nutritivos para que sirva para pasar el día. Cáritas trabaja desde las parroquias exclusivamente y la Iglesia además tiene  un comedor grande que funciona en Chimbas.

La idea original de Cáritas es brindar ropa y alimento, lo que se fue ampliando con capacitaciones y otros abordajes sociales, pero ahora se volvió a enfocar en la ayuda inmediata como consecuencia del hambre en Argentina, dijo Noroña.

Comentarios

Otras Noticias