Economía

Tras 52 años, cierra un clásico comercio de motos de San Juan

El 31 de julio es el último día que Motos Roldán abrirá sus puertas. Los dos empleados que trabajan en la firma desde hace 22 años serán indemnizados. Duelo, fue la palabra que usó uno de los dueños para describir el momento que atraviesan.
miércoles, 31 de julio de 2019 · 19:32

"Hace 30 días que murió mi padre, el fundador de este negocio. Un mes después tenemos que cerrar la empresa familiar", dijo Jorge Roldán, uno de los tres dueños de Motos Roldán, un clásico comercio sanjuanino que abrió sus puertas hace 52 años, cuando él tenía tan solo 6 años. Tras una larga evaluación y sin expectativas de una reactivación del sector, los propietarios decidieron bajar las persianas. La mítica esquina de Rawson y San Lorenzo estará vacía desde el 1º de agosto. 

Para los hermanos Roldán fue una decisión muy difícil de tomar. Describió vivir un doble duelo: la pérdida de su padre y el cierre de la empresa que tanto costó fundar y mantener a lo largo de los años. "No se ve una posibilidad de salida así que hay que tomar decisiones", dijo.

En la firma trabajan dos empleados desde hace 22 años. Ambos serán indemnizados. "Se les pagará la indemnización pero no se puede pagar todo lo que nos acompañaron estos años. Es un valor afectivo muy grande, los 22 años que llevamos juntos son impagables", explicó con una angustia palpable en su voz. 

Motos Roldán cierra por una conjunción de factores que llevaron al negocio a una situación terminal. "La crisis del sector viene desde hace muchos años, venimos arrastrando años y lamentablemente el rubro ha perdido rentabilidad. El sector se ha visto azotado por los vaivenes políticos y siempre para mal. Venimos aguantando desde hace un año y medio pero todo se puso muy crítico y no se le ve una posibilidad de salida. Tuvimos que tomar una decisión", apuntó Jorge. 

Hace cinco años se vendían en San Juan entre 1.400 y 1.500 motos por mes, en la actualidad la cifra llega a 300 rodados. También afectó sensiblemente al sector la comercialización de motos en cadenas de electrodomésticos y hasta en supermercados. "El concepto de empresa familiar incluye ese plus, ese valor agregado que implica atender al cliente, darle garantías, escucharlo", reflexionó. 

Sobre su destino dentro del mercado laboral, Jorge dijo: "No tenemos fincas ni ninguna otra actividad comercial. A partir de mañana veremos a qué nos dedicamos". 

Comentarios

Otras Noticias