Economía

La tendencia nacional por la crisis llego a los super de San Juan: cepo a la carne

En un reconocido supermercado se vende hasta dos kilos por cliente. Amas de Casa denuncia disparidad de precios. Por Natalia Caballero.
viernes, 29 de marzo de 2019 · 23:08

Que la carne está por las nubes, que cada vez hay menos gente que puede comerse un asado y que en Buenos Aires le han puesto alarma a algunos cortes. Todas son noticias de la última semana que fueron replicadas a lo largo y a lo ancho del país. Un relevamiento realizado por Tiempo de San Juan arrojó un dato distintivo: los supermercados en la provincia limitan la cantidad de carne que se vende por cliente. 

Los cartelitos que se pueden ver en las góndolas dicen: "La venta de todos los cortes de carne solo es para consumo familiar. Máximo: 2 kilos por cliente". Es la primera vez que se limita la venta de carne en los últimos años según acordaron tanto desde Amas de Casa como de la Cámara de Comercio. 

La disparidad de precios alarma a las agrupaciones sociales sanjuaninas. "Nos asombra la disparidad de precios impresionante que se da en los comercios. La blanda especial, que es el corte que nosotros medimos, se consigue desde los $290 a los $410 dependiendo donde se compre. Es más caro comprar en los supermercados que en los almacenes de barrio. También preocupa el aumento del pollo, que subió a $105 el kilo de los $58 que estaba en noviembre", informó la mujer. 

Alarma a la carne

En cuanto al uso de alarmas, este medio solo notó que los cortes de fiambres caros (tal es el caso del jamón crudo) tienen dispositivos magnéticos. Entre los otros productos que se limitan las cantidades de venta está la leche, la harina y el aceite. 

A nivel nacional se viralizó la imagen que encontraron clientes en supermercados del país: carne exhibida en góndolas pero con alarma. El típico aparato magnético que suelen llevar las prendas de ropa en los comercios, esta vez aplicadas a cortes de carne, para evitar así que sean robados debido a su alto costo. 

El año pasado ya se había aplicado este mecanismo de ‘seguridad’ en supermercados de Santa Fe, en donde para combatir los hurtos de alimentos le habían aplicado bolsas con alarmas a la carne envasada.

 

 

Comentarios