Movida oficial

Qué hay detrás de la empresa estatal de gas

A punto de aprobarse por ley, Gas Provincial Sociedad del Estado desnuda el malestar oficial por cómo manejan hoy el servicio en San Juan las firmas Ecogas y Mulet. ¿Se viene la estatización total del gas en la Provincia?. Por Miriam Walter.
miércoles, 09 de septiembre de 2015 · 08:26
Por Miriam Walter

Por estos días apuran la aprobación en Diputados del proyecto enviado por el Ejecutivo para la creación de la empresa Gas Provincial Sociedad del Estado (GPSE) que se plantea como una herramienta para poder hacer redes de gas en zonas que hoy no hay –principalmente departamentos alejados- y cobrar por el servicio. De telón de fondo surge un fuerte cuestionamiento oficial a las empresas privadas que están a cargo del servicio.

El proyecto legislativo firmado por José Luis Gioja argumenta que "la necesidad de reestatizar servicios tiene su origen en las restricciones del mercado, los efectos de la crisis institucional y económica de fines del año 2001 y en los graves incumplimientos de contratos por parte de las empresas concesionarias”. Ésto último es el detonante crucial en esta compulsa entre lo privado y lo estatal por este vital servicio, que tiene a los sanjuaninos como víctimas. 

"Hay muchas cosas que están pasando”, inició la explicación el director provincial de Red de Gas, Ricardo Teragni. "Hay una distribuidora que es Ecogas y un subdistribuidor que es Mulet que manejan el gas que depende del ente nacional que es ENARGAS. Hace años que todas las inversiones las hace el Gobierno de la Provincia a través de la Dirección, tremendas inversiones como el gasoducto que viene desde Mendoza que cuesta 30 millones de pesos pero lo tiene que ceder a Ecogas para que lo explote y lo mantenga. Ellos no ponen nada, dicen que inspeccionan, pero yo también inspecciono  todos los días”. 

Ecogas es el único distribuidor en San Juan y tiene la exclusividad de trabajo en una amplia zona -que llega a cerca de 100 mil usuarios- que le fue concedida por el ente nacional ENARGAS y donde no puede ingresar ningún otro operador. Las nuevas empresas que quieran distribuir y cobrar el servicio sólo pueden entrar en zonas vírgenes. Así lo hizo la empresa Mulet Construcciones cerca del año 2000, que maneja, en carácter de subdistribuidor, alrededor de 3.000 usuarios repartidos en Pocito, las caleras de Sarmiento y Chimbas. Y así podrá iniciar sus actividades GPSE, coexistiendo con las otras dos.

"Ecogas está a nivel nacional tratando de achicar, porque es una empresa privada y, según ellos, no les es rentable para nada, de hecho están echando mucha gente. Y nos está generando muchos problemas a nivel de viviendas, de barrios nuevos. El servicio es eficiente pero hay demoras en trámites que el Gobierno tiene cierto interés y son permanentes los viajes nuestros a Mendoza para traer cosas. Haciendo la empresa nueva calculamos que en zonas nuevas donde no esté Ecogas vamos a hacer las obras más rápido”. 

Con Mulet el problema viene "hace 3 ó 4 años desde que la sociedad está rota”, precisó Teragni en referencia a Vicente y Joaquín Mulet. Y al usuario le repercute en el servicio. Por ejemplo, "si alguien construye una casa en la zona que ellos distribuyen y pide el gas, ellos no lo hacen porque no tienen plata. El ciudadano puede quejarse a ENARGAS pero tiene que hacer un lío tremendo, auditorías, que a la larga muchas veces lo solucionamos nosotros que no debemos. Son casos especiales”, expresó el funcionario.

Incluso, se maneja la versión de que Mulet no le paga a la distribuidora pero sí les cobra a los usuarios. Teragni dijo que escuchó el rumor pero que no controlan a la empresa desde su Dirección.  

Se fundamentó oficialmente la creación de la empresa con que se quiere llegar con el servicio, además de a los departamentos alejados, a todos los nuevos barrios. Sin embargo, Teragni admitió que el despliegue de nuevas viviendas está mayormente en zonas que ya maneja Ecogas, una firma que acaba de cambiar de dueños (los grupos inversores argentinos Puente, Magna y Central Puerto se quedaron con la mayor parte del paquete accionario, que estaba en manos de la italiana ENI y de la alemana EON). Esto da cuenta de que GPSE tiene ambiciones más grandes para un futuro no muy lejano, es decir, administrar y cobrar por todo el servicio en la provincia.  

"Puede llegar una orden del Ente que le quite a la subdistribuidora la concesión, la distribuidora sería la primera en hacerse cargo”, explicó Teragni sobre la situación actual. Pero la empresa estatal estaría a un mismo nivel de competencia y con el aliciente de que "nadie quiere hacerse cargo porque no es rentable”, dijo.  Y agregó: "La idea es estar preparados, hace años que el negocio está estancado, las empresas nunca hicieron inversiones grandes salvo cuando había fallas técnicas extremas y nosotros hace 12 años que venimos parejito haciendo inversiones”. El primer paso es tener el instrumento legal –se estima que el 10 de septiembre se aprobará en Diputados- lo que abrirá una compuerta para hacerse cargo de todo, un escenario que Teragni dijo que es absolutamente hipotético. Pero posible. 

El especialista

Cuando le preguntan si quiere estar en el directorio de Gas Provincial Sociedad del Estado, Ricardo Teragni dice "creo que no” y que "a esta altura ya no quiero estar en ningún lado”. Le llama "monstruito” al proyecto de ley para crear la empresa estatal que armó de cabo a rabo y que hoy estudia la Legislatura con idea de aprobarlo en pocos días. Dueño de una empresa constructora y a cargo de la Dirección Provincial de Red Gas, Teragni es conocido como el hombre que más sabe en la materia en San Juan. Se especializó como técnico y se formó en el Sur, en Pico Truncado, entre otros lugares. Entró en el cargo en la primera gestión escobarista y siguió con gobiernos de diferente signo político, salvo una breve interrupción, cuando fue removido por el mismo Escobar, pero Teragni no se preocupó porque tiene un cargo de planta como jefe técnico en el Ministerio de Infraestructura.
 
Tantos años como director le dieron espalda política como negociador ante las autoridades de Ecogas en Mendoza y amigos como los hermanos Vicente y Joaquín Mulet, fundadores de la empresa subdistribuidora del gas que hoy se cuestiona oficialmente en eficiencia y factor que llevó, entre otros, a armar la empresa estatal. Dice que no es peronista pero tiene en su despacho un retrato de Gioja y dos fotos que lo muestran a Teragni junto a Cristina Fernández. "Yo tuve amistad con la señora cuando era senadora”, afirma y cuenta que él estaba en Buenos Aires como asesor de Nélida Martín, que allí la conoció y que cada vez que la Presidenta vino de visita le decía "Vos estás en todos lados”.  Con 63 años, aclara que puede jubilarse pronto pero asegura que ha presentado la renuncia un montón de veces y que siempre le piden que se quede.

-Antecedentes
En Cuyo existen empresas estatales prestadoras de gas en San Luis y La Rioja. En San Juan funcionó Gas del Estado hasta los ’90 cuando se privatizó el servicio. Esta es la primera vez que se constituye una empresa sanjuanina estatal para el manejo del negocio del gas.
-Inauguración
Entre octubre y noviembre se prevé que esté terminado el gasoducto Lavalle (Mendoza)-El Retamito (San Juan) que aumentará sensiblemente la capacidad de transporte de gas para los sanjuaninos. La obra cuesta 300 millones de pesos que se financian con fondos provinciales.
- Más obras
Se planea hacer una obra cotizada en alrededor de 6 millones de pesos. Se trata de la colocación de un caño de 12 pulgadas entre calles 9 y 10 de Pocito, en una extensión de 1,5 km, que se prevé terminar antes de fines de este año y hacerla con fondos provinciales. 

Galería de fotos

Comentarios