miércoles 29 de junio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia de género

Caso Villa, o el día que Juan Román Riquelme la tiró a la tribuna

El hombre fuerte de Boca realizó declaraciones repudiables, impropias de él, pero propias del ambiente del fútbol.

Por Guido Berrini 17 de mayo de 2022 - 19:12

Al genial escritor irlandés Oscar Wilde le atribuyen la frase “todo en el mundo es sobre sexo, excepto el sexo. El sexo es sobre poder”. Tenía sentido. El autor de El Retrato de Dorian Gray era una “escandaloso” pansexual en la Inglaterra victoriana, y el poder se las tomaba con él de manera permanente, haciéndole pagar incluso su preferencia sexual con la cárcel.

Parafraseando al escritor podríamos decir que “todo en Argentina es sobre el fútbol, menos el fútbol. El fútbol es política y poder”.

Por política y poder podemos entender, en este caso, la defensa que se hace de las acciones de los varones en perjuicio de las mujeres, que son condenadas en algunos ámbitos, pero no son mencionadas, o son relativizadas, en el “planeta fútbol”. Porque se juega mucho dinero, que es poder. Y se juegan futuros políticos, que son el poder.

En boca de los periodistas deportivos las conductas de los jugadores son reprochables si “salen de joda”, “van a mil con el auto”, o “le roban la esposa a un compañero”. En boca de los periodistas deportivos las conductas de los jugadores son reprochables si “salen de joda”, “van a mil con el auto”, o “le roban la esposa a un compañero”.

Cuando el hecho es, por ejemplo, un intento de violación, o de homicidio, o una golpiza, o encarar a una ex pareja con el auto a riesgo de atropellarla, esto pasa inmediatamente a la esfera de lo “judicial”, y no tiene nada que ver con el deporte. Por lo tanto, silenzio stampa.

En ese sentido declaró, lamentablemente para los que gozamos con él como 10 y como hábil declarante, Juan Román Riquelme, consultado sobre el violento reincidente que oficia de puntero derecho Xeneixe, Sebastián Villa.

“Desde que llegó al club no tentemos más que palabras de agradecimiento. Lleva dos años y medio y no se tiró nunca en la camilla, no lo han atendido nunca, nunca le dolió nada, no ha dejado de entrenar un solo día… La verdad es que como profesional con ese chico nos tenemos que sacar el sombrero, después lo que pasa fuera de la cancha es otro tema. Pero es una maravilla tener a un jugador que durante dos años y medio no te faltó a un solo entrenamiento”, señaló el vicepresidente de Boca.

“Es un atleta, se lo ve tranquilo, disfrutar, nos está ayudando mucho y su crecimiento depende solo de él. Va a hacer cada día más diferencia, depende solo de él y estamos contentos de tenerlo en nuestro club”, completó.

Riquelme ninguneó la denuncia por violación e intento de homicidio presentada contra el colombiano por una joven que este lunes ratificó sus dichos ante la Justicia y, según su abogado, “vive muerta de miedo”.

¿Se esperaba una condena explícita? ¿Que lo separe del plantel? ¿Que le rescinda el contrato? ¿Por qué no? ¿No se le pide lo mismo, por ejemplo, a la política con dirigentes denunciados por hechos de corrupción? ¿No se le quitó la banca a un diputado por juguetear con los senos de su pareja, en un marco de absoluto consentimiento, cuando creía que la cámara del zoom estaba apagada? En otros terrenos, ¿no enfrentó una condena social histórica, y un golpe laboral efectivo, con caídas de contratos y conciertos Gustavo Cordera, por declaraciones misóginas?

Por otro lado, el club repartió por todos los medios la sarasa de un comunicado en el que señala que "el departamento de Inclusión e Igualdad de la institución ya está a disposición por el episodio que involucra al jugador y una vez más ratifica su total compromiso en situaciones de género e igualdad, tal como sostiene el primer Protocolo del club para actuación ante casos de Violencia en Razón de Género, Identidad de Género y/u Orientación Sexual”. Impresionante.

No es la primera vez que Villa tiene que afrontar cargos de este tipo.

violencia.jpg
Sebastián Villa y Daniela Cortés

Sebastián Villa y Daniela Cortés

Ya su novia por dos años, Daniela Cortes, lo había acusado de golpes y amenazas. “Hay amenazas y todo diciendo que me va a dañar la vida y la de mi familia”, dijo Cortés sobre Villa, al que calificó como “maltratador físico y psicológico”, y sobre el que se mostró convencida de que “es capaz de hacer cualquier cosa”.

Dicen que se juega como se vive. Riquelme mostró siempre un perfil extremadamente humano en un ambiente donde casi todo es vulgaridad y negocio. Fue una flor entre las piedras.

Hoy se mostró como un engranaje más de la espantosa maquinaria del mercantilizado, ruin, y violento fútbol argentino.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Temas
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Jesùs Zabaleta, el operario y jugador de Aberastain video

Las Más Leídas

ANSES dio a conocer el cronograma de julio: ¿cuándo cobrás?
La nueva vida del Tatá: ahora cuida al ángel que le salvó la vida
La UNSJ creó una nueva carrera corta relacionada con la salud
Rumor: ¿Alberto Fernández hará su renunciamiento histórico?
El cobro de plus es indebido y se sanciona en la Obra Social Provincia. 

Te Puede Interesar