lunes 19 de septiembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Historia

Unidos por la sangre, el fútbol y el sueño de llegar a Primera

Santiago juega en Lanús. Ángel, en San Lorenzo. Son hermanos y hace dos años dejaron San Juan para instalarse en la capital argentina del fútbol: Buenos Aires. Cómo Leopoldo Luque cambió sus vidas y el anhelo que comparten de triunfar en las canchas.

Por Carla Acosta 1 de abril de 2021 - 21:54

Corren persiguiendo el sueño más que a una pelota, uno inspirado en Maradona y el otro en su abuelo Miguel Ángel Cabrera. El sueño es el de millones de otros niños: jugar, hacer goles, persistir, competir y llegar a Primera. Santiago y Ángel son protagonistas de un cuento repetido. Desde hace dos años integran las inferiores de dos gigantes del fútbol argentino. Después de que el famoso exfutbolista fallecido Leopoldo Jacinto Luque puso sus ojos en uno de ellos, la vida de los hermanos Huyema cambió rotundamente. Armaron las valijas, dejaron San Juan y se instalaron en Buenos Aires para vivir la experiencia que todo pibe anhela.  

Los chicos tienen 14 años y 12 años, y están unidos por algo más que la sangre: el fútbol y el sueño de llegar a las grandes ligas. De familia futbolera –sus tíos jugaron muchos años en Unión de Villa Krause-, dieron sus primeros pasos en la escuelita de Sargento Cabral. Fue justamente con la camiseta del club rawsino que Ángel, el más chico de los hermanos, deslumbró a todos en el mundialito de Sunchales (Santa Fe). Uno de ellos fue Luque, el goleador que marcó una época y los últimos años de su vida los dedicó a cazar talentos para River Plate.

Era 2017. Ángel marchó hacia Núñez con apenas 10 años como alguna vez lo hizo el caucetero Zacarías Morán, quien debutó de la mano de Gallardo y hoy milita en el fútbol estadounidense. Para una gran mayoría de chicos era, quizás, tocar el cielo con las manos. Sin embargo, para el joven sanjuanino terminó siendo todo lo contrario. Su amor por Boca terminó pensando y para sorpresa de su familia, como del club “millonario”, se negó a seguir vistiendo la camiseta de la "Banda". "Es fanático de Boca. Tenía todas las condiciones para seguir, pero no quería jugar en River”, contó su papá Hugo.

En 2019 el joven volante, dos veces goleador del Mundialito de Trinidad y campeón del torneo LIFI, desembarcó en Lanús. Allí estuvo apenas un par de meses porque no era tenido en cuenta por el DT de su categoría. Ese mismo año su hermano Santiago terminó en las inferiores del “Granate”, donde sigue hasta el día de hoy. Después llegó el coronavirus y truncó por algunos meses las ilusiones del más chico de los Huyema.

En febrero último, mediante el Centro Integral de Entrenamiento que dirige el futbolista Germán Salla, Ángel fue fichado por San Lorenzo. En el “Ciclón” le ofrecieron desde colegio hasta comida, además de competir y rozarse con los cracks del futuro. Su padre contó que en el medio de la pandemia estuvo cerca de probarse en Boca mediante Ramón Maddoni, el hombre que descubrió a Carlos Tevez. “Se lo quería llevar, pero por la pandemia se pospuso todo. Después llegamos a San Lorenzo y de inmediato gustó mucho”, agregó el hombre.

Hoy los hermanos disfrutan de estar en la capital del fútbol argentino, donde todo es más fácil. Pero no todo es color de rosas. Ya no están los amigos del barrio ni los domingos con los abuelos –los hay, pero son escasos-. Todo es rutina, todo es fútbol. Pero están los papás, quienes dejaron todo para acompañarlos en este camino, y está ese sueño que siguen persiguiendo más que una pelota: debutar en Primera.

Ángel Huyema: volante creativo, zurdo y derecho. Rápido, creativo e inteligente.
Santiago Huyema: lateral derecho, rápido y con proyección por las bandas. Tiene altura (mide 1.78) y personalidad.
Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
dos cracks de seleccion, juntos: uno, made in san juan

Las Más Leídas

Conmoción en Pocito: un homicidio sacude a la zona
Vallisto y padre: quién era la víctima del crimen en Pocito video
Locura por Emilia Mernes en el Estadio del Bicentenario: mucho frío y perreíto salvaje
Crimen en Pocito: detuvieron a los sospechosos del homicidio
Mucho glitter y brillitos para el show más esperado por los jóvenes: ¡buscate!

Te Puede Interesar