Historias

De la cancha a la Universidad: los puyutanos que juegan y estudian a la vez

Cuatro futbolistas de Desamparados contaron cómo hacen para llevar las dos actividades simultáneamente. Todos son de la cantera del club. Conocé sus historias.
lunes, 11 de mayo de 2020 · 22:29

El mundo actual es muy dinámico y en el ambiente del deporte son pocos los jugadores de fútbol que conllevan una vida universitaria al mismo tiempo en que se desempeñan como futbolistas en sus clubes. En Sportivo Desamparados, hay al menos cuatro casos: se trata de Nicolás Sottile, Mateo Rodríguez, Francisco Celani y Francisco Jofré. Todos nacieron futbolísticamente en la cantera puyutana y contaron a Tiempo de San Juan cómo llevan esta doble actividad.

Francisco Celani:

Tiene 24 años y comenzó su carrera futbolística desde muy chico en la peña de Boca y también hizo inferiores en Desamparados. Es hijo del legendario Gustavo Celani y si bien dejó de jugar durante un año, hace poco volvió y se puso los guantes, ya que se desempeña como arquero.

Francisco Celani

Estudia Recursos Humanos en la Universidad Católica de Cuyo y está a pocos exámenes de pasar a 4to año. Eligió esta carrera porque, según él, le permite “participar en la creación de organizaciones más humanas o en cualquier campo”. A la vez, Francisco trabaja en las mañanas en el SMI Emergencias y con eso paga la facultad. “En el trabajo me ayudan mucho los días que se rinde y me dan permisos de estudio”, sostuvo, y agregó: “En la siesta entrenamos y a la tarde-noche estudio”.

El titular en la primera local del club es Matías Molina, y aunque aún no le ha tocado disponer de algunos minutos, afirma estar contento: “Siempre se aprende mucho y tengo compañeros que están a la altura y hay que apoyarlos”, indicó.

Celani salió de las inferiores del club

Además, hizo referencia al DT, el “Mono” Guirado: “aporta mucha experiencia al plantel y más para los arqueros, aprender de él que es un referente es muy importante”. También destacó al profesor Mariano Cuevas que les continúa enviando rutinas todas las semanas para no perder el ritmo. “Tenemos un grupo muy bueno que se apoya constantemente y existe un buen nivel futbolístico”, finalizó.

Francisco Jofré:

Tiene 21 años y está en el club desde los 7. Empezó en la escuelita de fútbol y ahora está en la primera local. Estuvo en varios planteles del Federal A y el año pasado le tocó ir al banco contra Cipolletti de local. Estudia Educación Física en la Universidad Católica de Cuyo y le queda una materia para recibirse.

Francisco Jofré

“Entré a la carrera en 2016 y me queda cursar Residencia, la materia que necesito para recibirme. Si la situación lo permite, me recibiré pronto”, sostuvo quien no tiene ningún parentesco con el resto de los Jofré que supieron vestir la camiseta del club.

Decidió estudiar Educación Física porque le gusta mucho el deporte: “Además, me gusta trabajar con niños y adultos y también educar a través del movimiento ya que esto ayuda mucho a la salud”, sostuvo, y luego agregó: “Por el momento la llevo muy bien, el año pasado pude estudiar entrenar y hasta trabajar como profe así que gracias a Dios voy muy bien”.

Francisco Jofré

Admite que no le costó llevar las dos actividades simultáneamente ya que hizo deporte toda su vida y aprendió a organizarse desde chico. “Lo único es que por ahí hay que ponerle voluntad cuando llego cansado de entrenar, pero bueno, no queda otra”, sostuvo.

“Mi aspiración primordial es poder jugar en el Federal y asentarme ahí, y luego poder hacer bien las cosas para poder vivir de esto. Y con la carrera la idea es recibirme a fin de año si Dios quiere. Y depende todo de cómo me vaya en el fútbol para la hora de buscar trabajo como profesor”, finalizó quien juega de defensor como marcador central.

Nicolás Sottile:

Nació en la cantera del club y ya se consolidó en el equipo. Tiene 27 años y jugó en España (Leganés y Alcobendas Sport) y en Chaco for Ever. Hace 3 años regresó al club que lo vio nacer y pudo retomar con su carrera universitaria. Estudia Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Siglo XXI (en realidad la terminó hace una semana), sólo le queda defender la tesis que ya está aprobada.

Nico Sottile frente a San Martín en el último amistoso.

Estudia desde 2012 y tuvo que suspender los estudios por los años en los que estuvo en España y el año pasado perdió un semestre. Eligió esta carrera más que nada porque su padre es administrador de empresas: “Toda la vida ha ejercido y se ha dedicado así que es una carrera que me gusta”. Además, agregó que está pensando en terminar contabilidad que es un año más, aunque todavía no lo sabe.

No sé qué es lo que me llevó a jugar al fútbol. Empecé de muy chico y solo paré un tiempo muy corto. A esta altura es muy difícil dejarlo”. Sobre el hecho de estudiar una carrera, reconoció: “Siempre mis viejos me inculcaron estudiar, mis profesores, tanto de fútbol como del colegio me dijeron que más allá de tener un hobby y seguir tus sueños, siempre es bueno estar bien formado para tener una opinión de las cosas en general y siempre estuve de acuerdo y por eso me sigo formando”. Muchas veces le tocó estudiar en los viajes, en el hotel, pero afirma que se organiza gracias a la tecnología también y sus compañeros le ayudaron a estudiar en las concentraciones.

Nicolás Sottile

“Me impuse a seguir haciéndolo porque en el mundo de hoy hay que ser cada día más versátil, no solo te podés quedar con un solo lado de la moneda, hay que adquirir conocimientos para entender el juego si lo estudiás, en el caso del fútbol, y en el caso del trabajo se complementa mucho con el deporte por el tema del sacrificio, de la educación, del respeto, de un montón de cosas que son muy complementarias, que se pueden hacer con total tranquilidad”, culminó el volante central.

Mateo Rodríguez:

Con 21 años ya jugó 9 partidos en el Federal A vistiendo la camiseta del club que lo formó desde que tiene 11 años. Entrena con el plantel profesional desde hace 3 y debutó en este último torneo. Estudia Educación Física en la Universidad Católica de Cuyo y le quedan cuatro materias para recibirse.

“Unas de las cosas que me llevó a estudiar esto es que no tiene tanta carga horaria con respecto a otras carreras, por lo tanto me permite jugar y estudiar a la vez”, detalló. Además, indicó que le “gusta todo lo referido a la educación física y al entrenamiento deportivo”.

Mateo Rodríguez

Con respecto a la organización entre el estudio y su carrera futbolística, indicó: “Antes no había problema porque cursaba en la mañana y entrenaba a la tarde, pero en los últimos meses tenía que hablar con profesores para que me hicieran el favor de cursar en un horario más tarde o más temprano, o si no rendía lo más rápido posible para ir a entrenar”.

Los hinchas de Desamparados seguro ya lo siguen de cerca porque promete ser una de las apariciones más importantes de la cantera del club en los últimos años. Si bien le gusta jugar de 3 (lateral por izquierda), se autodefine como volante.

Mateo Rodríguez

Sus planes a futuro son “poder seguir creciendo en el ambiente del fútbol y en algún momento poder dar un salto a una categoría superior”. Y con respecto a educación física, finalizó: “Primero quiero recibirme, y si puedo con el tiempo, me gustaría estudiar alguna licenciatura”.

Galería de fotos

Comentarios