Arquero de la “U” de Chile

El pasado oscuro del chileno que criticó a Lionel Messi y a la Selección Argentina

El arquero Johnny Herrera atropelló y mató a una estudiante en 2012 y, tres años después, fue detenido por manejar alcoholizado.
jueves, 11 de julio de 2019 · 12:02

Johnny Herrera, el arquero de la "U" de Chile que criticó a Lionel Messi por sus declaraciones en la Copa América, tiene antecedentes que lo comprometen con la Justicia chilena. En 2009, mató a Macarena Casassús, una joven de 22 años, tras arrollarla con su auto; en 2012, fue detenido por manejar ebrio y, en 2013, fue arrestado conduciendo un Porsche sin autorización.

Johnny Herrera, arquero de la Universidad de Chile.  (Foto: AFP/Douglas Magno).

Johnny Herrera, arquero de la Universidad de Chile. (Foto: AFP/Douglas Magno).

Herrera es el arquero bicampeón de la Copa América con Chile (suplente de Claudio Bravo), quien salió con los tapones de punta tras escuchar los dichos del '10' argentino:  “Hay que ser muy caradura para reclamar ahora por los arbitrajes". Y agregó punzante: "(Los argentinos) tienen dos Copas del Mundo: una en dictadura y otra con un gol con la mano. Ahora te tocó perder (dirigiéndose a Messi) y calladito nomás...”.

Herrera tiene un pasado oscuro y antecedentes serios con la Justicia de su país. (Foto: AFP/Claudio Santana).

Herrera tiene un pasado oscuro y antecedentes serios con la Justicia de su país. (Foto: AFP/Claudio Santana).

Como era de esperar, de inmediato se generaron repercusiones en las redes sociales y varias cuentas comenzaron a destapar el pasado oscuro que persigue al deportista chileno.

En 2009, Herrera atropelló y mató a una joven estudiante de arquitectura,  llamada Macarena Casassús, de 22 años, en la ciudad de Santiago, capital de Chile. 

Luego, en 2012, fue detenido manejando con 0,8 gramos de alcohol en sangre y portando un duplicado "trucho" de la licencia que se le había revocado tras el hecho mortal que protagonizó en 2009.

Además, el futbolista recibió una tercera condena al ser sorprendido, en diciembre de 2013, conduciendo un Porsche "rompiendo" la prohibición de manejar que pesaba sobre él tras ser sentenciado por el "cuasidelito de homicidio" -así lo calificó la Justicia chilena- de Macarena Casassús.

En 2013, el Tercer Tribunal Oral en lo Penal le otorgó 41 días de pena remitida (esto significa que cumplió su condena en libertad, mediante la observación y asistencia de Gendarmería de Chile) y lo declaró culpable del "cuasidelito de homicidio". Aunque la Justicia desestimó que manejara bajo los efectos del alcohol al momento del accidente (tenía 0,46 gramos de alcohol en sangre, por debajo del 0,5 permitido), el Tribunal determinó que "conducía a exceso de velocidad y desatento a las condiciones del tránsito".

Al año siguiente, en 2014, el arquero chileno fue condenado a 150 días de presidio remitidos y con firma periódica en el juzgado actuante por infringir nuevamente la ley.

Recién a mediados de 2014, Herrera le pagó una indemnización de27.000 dólares a la familia de la víctima mortal. El pago se sumó a otros 45.000 dólares que el futbolista adelantó durante el juicio.

Fuente: Clarín

Comentarios