El Rojo le pinchó el Globo

sábado, 5 de septiembre de 2015 · 21:17

Era un duelo de necesitados con viejos conocidos, porque Huracán tenía de entrada al Rolfi Montenegro, ex Rojo; e Independiente puso de entrada a Víctor Cuesta, ex Globo. Uno y uno. Como también los tiempos en el Ducó: el primero para el local, el segundo para la visita. Y uno a uno como el tablero. Porque Lucero puso arriba a los de Pellegrino, pero Wanchope Abila lo empató en tiempo cumplido para mantener el invicto de Eduardo Domínguez. Le pinchó el Globo.

 

Como se dijo, fue un tiempo y un tiempo. El primero, claramente para el dueño de casa, que arrinconó a la visita y tuvo tres chances para ponerse arriba. Las dos primeras con el Rolfi de protagonista: al minuto no pudo darle bien desde dentro del área y la segunda, al ratito, de cabeza, a las manos de Rodríguez. El Ruso, justamente, también achicó bien a Espinoza cuando tiraba el centro atrás para el 1-0. Así fue el comienzo. A puro aire del Globo.

En el inicio del complemento, Pellegrino (se fue expulsado por llegar tarde) mandó a la cancha a Vitale en lugar de Méndez (tenía cuatro amarillas; pensando en el clásico vs. Racing) y el Rojo se acomodó mejor. Es más, dominó todo ese lapso, salvo el cierre. Pellerano metió un buen pase por abajo; Ortiz, inteligente, la dejó pasar; Benítez vio a Lucero y éste definió con clase ante Marcos Díaz para silenciar el estadio. Para colmo, el mismo Lucero tuvo para aumentar. Y Mancinelli salvó en la línea lo que era el tanto de Albertengo. Antes del cierre, Papa entró por Lucero, en una clara muestra de que había que aguantar. Pero no aguantó.

45 cumplido: córner, la pelota es rechazada y sale del área; pero vuelve a ingresar con otro cabezazo; Vismara, despierto, la baja de pecho al medio para Wanchope, pero el delantero le pifia... ¿Y? También le quedó para volver a cargar la barra y romperle el arco a Rodríguez. Huracán lo celebró como un triunfo. Y sí, de llevarse nada a quedarse con un poroto cambia el panorama. Y los hinchas se fueron cantando contra San Lorenzo. Se viene la fecha clásica.

Comentarios