Amor por el “Apache”

La camiseta que no tiene precio

Daniela es la fanática que invadió el campo de juego del Bicentenario y se colgó en los brazos de Carlitos Tevez, quien le terminó regalando su camiseta. Cuenta la odisea que vivió al salir de la cancha y que por la casaca ya le ofrecieron hasta 5 mil pesos. Por Carla Acosta.
domingo, 30 de agosto de 2015 · 13:16
Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

"A la camiseta no la cambio ni por un millón de pesos”, expresa Daniela Pierantonelli (28), una mendocina radicada desde hace seis años en San Juan que sacudió todos los medios nacionales. Es que la muchacha, hincha de Boca pero mucho más de Carlitos Tevez, saltó de la platea al campo de juego del Bicentenario y se trepó al Apache, quien sorprendido la abrazó y regaló su camiseta. En una charla con Tiempo de San Juan, la fanática cuenta todo sobre la post aventura en el Bicentenario. 

Desde 5 mil pesos hasta "poné el precio que quieres” son las ofertas que recibió después de que en el encuentro por Copa Argentina, cuando Boca enfrentaba a Guaraní Antonio Franco, tuvo cara a cara a Tevez y este, para envidia de muchos, le regaló la casaca que transpiró esa noche: "Nunca me imaginé tanta repercusión. Me llamaron y ofrecieron de todo por la camiseta pero no la cambio por nada, es mía. Me ofrecieron plata y el jefe de una amiga me dijo que le ponga el precio que yo quiera, que me la compraba”. 

La voz de Daniela aún sobresale la felicidad e incredulidad de todo lo que pasó: que el Apache le regale la camiseta y que ese momento sea reflejado por todos los medios de televisión y diarios. Aún no cae de la situación. Está atónita como aquel miércoles del partido, cuando después de invadir la cancha fue sacada por la seguridad del estadio, quienes le prohibieron el ingreso nuevamente a la cancha. "Recuerdo que Carlitos me miró sorprendido y yo re feliz lo abrazaba. Le dije en un momento regálame la camiseta, cuando mis pulsaciones estaban a mil, y él se la sacó y me la dio. Después me sacaron del estadio pero ¡qué me importa! Ya tenía lo que quería. Sabía que era peligroso y me puse la camiseta debajo de la que ya tenía puesta”, cuenta. 

Después de calzarse la "10” azul y oro, no se la sacó más. Dice que aún no lavó la indumentaria, cosa que no hará nunca porque "quiero que conserve el perfume rico que tiene la camiseta, que parece ser italiano”. 

La mendocina sumó la camiseta más importante a su extensa colección, ya que además de la de Boca, tiene también la del Corinthians, West Ham United, Manchester United, Manchester City y juventud, todos clubes en donde jugó Carlitos. "Soy de Boca pero mucho más fanática de Tevez. Cuando supe que venía a San Juan compré la entrada más cara para tenerlo cerca. Esta es la segunda vez que lo vi, antes lo fui a ver a Mendoza. Pero esto fue extraordinario, estoy re feliz. Es alfo que no me lo voy a olvidar nunca”, expresa Dani, quien heredó la pasión por el Xeneize y el Apache de su abuelo Roberto.  

Galería de fotos

Comentarios